Sr. Pera martes, 1 de marzo de 2011

Las noticias que nos llegan desde el Salón del Automóvil de Ginebra son más que alentadoras. Nosotros no solemos hablar de lanzamientos de actualidad, pero ultimamente nos vemos obligados a hacerlo, afortunadamente para reportaros las buenas noticias que están saliendo, y daros nuestro humilde punto de vista. Y es que, a estas alturas de la película, que Alfa Romeo se plantee volver a hacer deportivos como Dios manda, es una noticia más que buena, ¡¡gloriosa!!



Acabamos de hablar de diversos estilos de hacer coches deportivos según cada nación, y hablamos de la intensa tradición italiana por los coches apasionantes, llenos de deportividad rabiosa, y de su declive a partir de los años 90 cuando Alfa decide dejar de hacer coches de propulsión trasera y lanzar su GTV tracción delantera. Desde entonces teníamos que recurrir a Maserati o Ferrari si queríamos un coche 100% italiano y 100% deportivo (Lamborghini y Bugatti apenas llegan al 50% de pureza italiana tras ser adquiridos por el grupo Volkswagen AG).

Hace poco Alfa Romeo lanzó un deportivo de verdad, con motor delantero (origen Ferrari) y tracción trasera, el 8C Competizione, pero no era un modelo de gama, sino una serie especial de escasas 500 unidades, y fabricado por Maserati. Una pieza de coleccionista.

Pero hoy Alfa-Romeo anuncia en Ginebra que su proto 4C verá la luz en 2012, y tendrá un precio (aún sin definir) para competir con el Porsche Cayman S. Será un modelo regular en su gama, con motor central trasero y propulsión trasera.

De momento el prototipo desvelado cuenta con un chasis monocasco de fibra de carbono (muy similar al utilizado en el KTM X-Bow) con subchasis de aluminio, carrocería también de fibra de carbono, y un pequeño motor 1.750 de 4 cilindros en línea, con turbocompresor (como que el se utiliza en el actual Giulietta) por encima de los 200cv (sin definir), y una caja de cambios de doble embrague (en seco) que ya se utiliza en algunos modelos de la gama Alfa Romeo con buenos resultados. El peso del conjunto ronda los 860 Kg, y por tanto sus prestaciones son de infarto: menos de 5 segundos de 0-100 Kmh y más de 250 kmh.

(Esas míticas llantas de Alfa Romeo, nos ponen la piel de gallina al verlas en un deportivo rojo...)

Lo que aún no nos han explicado es cómo piensan ofrecer el coche sobre los 50.000 ó 60.000 euros, con tanta fibra de carbono por todas partes, nosotros sabemos lo que suele costar un chasis monocasco de ese material, y no nos salen las cuentas. Tampoco sabemos qué harán sus potenciales clientes cuando tengan un golpe que afecte a ese chasis de carbono irreparable, y algunos otros flecos que podemos entender en un superdeportivo de medio millón de euros, pero no en un deportivo intermedio del tipo de un Nissan 370Z...

En cualquier caso celebramos el regreso de Alfa Romeo al mundo de los deportivos de verdad, de la propulsión trasera, y las mecánicas punteras, y más aún si lo hacen apostando por la dieta y los pesos pluma para obtener mejores prestaciones (el camino que marcó Colin Chapman con Lotus hace mucho tiempo, y que la mayoría han abandonado). Ahora nos morimos de ganas de ver cómo en Turín le ponen patas al asunto y lo llevan a la práctica.

4 comentarios:

xavi dijo...

Buena pinta tiene. Lo del precio creo yo que es politica Fiat.Si subiera mucho mas el precio, ¿quien compraría un simple Alfa pudiendo hacerse con un Ferrari? o Replanteando la pregunta vale tanto un Ferrari por ejemplo los mas de 300mil€ que se habla puede costar el nuevo FF, o sirven para financiar los estratosfericos presupuestos y fichas del equipo de F1.
saludos.

Sr. Pera dijo...

Hombre, a ver, el 8C Competizione costaba como un Ferrari, pero era especial por ser una pieza de colección más que un modelo. En el caso del 4C el problema es que si cumplen lo prometido sobre el papel, van a perder dinero con su venta, porque es MUCHO más cara la producción que el precio final, y eso que sepamos sólo lo ha hecho Nissan con el GTR porque no gana dinero con dicho coche, y lo hace por razones de darse imagen de marca e impulsar la venta del resto de modelos de la gama.
En cuanto a Ferrari FF, en verdad el precio no se corresponde con la producción (en parte sí), sino que lo hacen para colocar el coche en un status de exclusividad ya calculado. El coste de la F1 sale de los beneficios de grupo Fiat más que de Maranello.

El problema es que es sabido que Porsche apenas gana un 20% de beneficio sobre sus coches, y con este margen aplicado al Cayman S, se nos hace MUY MUY difícil imaginar cómo piensa Alfa Romeo producir un coche de carbono con un coste tan bajo, para venderlo a un precio similar. En teoría parece que van a perder dinero. Otro asunto es que finalmente el coche de calle, a diferencia del prototipo, no lleve chasis de carbono sino monocasco de aluminio, y otra serie de soluciones mucho más baratas y propias de un coche de unos 60.000 euros. O que el carbono tenga truco y sea una "aleación" del mismo, más barata de producir y con peores propiedades, como el que ha patentado Lamborghini en unión con Boeing para la producción del nuevo Aventador.

Aún tenemos hasta 2012 para ver cómo lo van a hacer...

Anónimo dijo...

Me gusta que cada vez se anime más ese segmento de deportivos, con el Z4, el 370Z, el Cayman, el Boxter, el Hyundai Genesis Coupe, el Opel GT, el Lotus Evora... hay para todos los gustos, y muchos de ellos no son tan caros...

M dijo...

Muy buena noticia, me recuerda a un Elise

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?