Sr. Pera viernes, 25 de febrero de 2011

Enorme revuelo en la red por las declaraciones del Gobierno de España, que afirman que a partir del 7 de marzo de 2011 se aplicará un límite de velocidad máximo de 110 kmh en todas nuestras carreteras, como medida temporal para mitigar el consumo de carburante, por la crisis de gobierno en Libia. Y todos se lo han creído.




Desde FuelWasters no queremos darle más importancia de la que tiene, y de paso informar a nuestros seguidores para que no entren al juego. Se trata sólo de una maniobra política de distracción para evitar que el resto de problemas que SÍ afectan a la nación les vayan desgastando aún más. Y explicamos brevemente la razón:

¿Desabastecimiento de gasolina? ¿Por qué? ¿Por Libia, el productor de petróleo del mundo? Demostrado, el motivo que lo justifica es ridículo.

¿Se trata de una maniobra para recaudar poniendo multas? Sinceramente, pensemos en dos cantidades y veamos cuál nos parece mayor: 1) Las multas de exceso de velocidad de 11 kmh que se pondrán, y 2) El dinero extra de impuesto sobre carburantes que van a dejar de cobrar mientras dure la medida con el pretendido ahorro energético que provoca la medida. ¿Compensa un puñado de multas la pérdida de tal recaudación a través de impuestos indirectos? No.

Como resultado, nos queda una medida impuesta por decretazo, típica de una cortina de humo de un Gobierno en decadencia. Siempre que un político recibe críticas por su gestión ante problemas reales de las ciudadanos (5 millones de parados, y un desempleo juvenil de más del 40% pueden ser una buena causa), distraen la atención del debate político y de los medios con artimañas como esta. Antes reavivaban la polémica sobre la eutanasia y el suicidio asistido, filtrando a la prensa afín casos extremos que conmovían a la gente, la gente se enfrentaba y dejaban de hablar de los problemas que realmente les afectan. ¿Que tienen razón o no? ¿Que son unos ladrones y unos dictadores? La pregunta debería ser: "¿Ahora más que antes?" No, igual. Sólo que ahora les conviene jugar a desviar la atención, y ha tocado el tema del límite de velocidad como podría haber sido cualquier otro asunto que cause revuelo, y como su anterior maniobra con la ley antitabaco ya se está calmando, hay que remover de nuevo el ambiente...

No nos creemos nada, circularemos con más precaución para que no nos cacen estos días (La DGT querrá pescar a río revuelto), pero no vamos a tomar ni una medida más para darle importancia al asunto, que no desemboque en el abandono del Gobierno de este grupo de energúmenos, con los que no se puede dialogar, y terminamos con una frase que en FuelWasters nos ha cambiado la vida: "Nunca trates con un idiota, porque te llevará a su terreno, y allí será invencible."

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?