Sr. Pera domingo, 20 de marzo de 2011

Toda esta controversia sobre si el Lancer Evolution desaparece o no, ha motivado que nos fuéramos éste fin de semana a Asturias, para ofreceros la prueba de otro mítico: El Evo 9 Ultimate. Hace un año probamos un Evo 8 USA Spec, con 5 velocidades y sin los diferenciales electrónicos. Esta vez, nuestra unidad lleva la caja de grupo corto y 6 velocidades, el sistema Super-AYC de tracción integral, y nos esperan los tramos más emocionantes de las carreteras asturianas, para poder desde allí arriba tocar el cielo con los dedos a toda velocidad.



Asturias es un paraíso natural como quedan ya pocos en España. Pero para todo buen Fuelwaster que se precie, tiene además un sabor racing que se respira en cada pequeño pueblo, en cada puerto de los miles que surcan las montañas (topando con el mar al fondo cuando menos lo esperamos), sus gentes, y sus infinitos rallyes regionales.

Para un panorama así, sólo hay un coche que queramos conducir para saber que nadie nos podrá hacer sombra: Un Mitsubishi Lancer Evolution IX (Ultimate Edition). Un repaso rápido a su mecánica: Motor 2.0 Turbo de 280 cv. Frenos Brembo de 4 pistones delante y 2 detrás (con discos flotantes), suspensiones Bilstein de serie, caja de cambios de grupo corto y 6 velocidades (que es la caja de 5 marchas de grupo corto, más una 6ª que en realidad es la 5ª de la caja más larga) y la mejor tracción integral del mundo (sí, lo siento pero así es). En realidad las mediciones en banco de potencia siempre sorprenden con este coche, pues rinde por encima de 300cv con BASTANTE facilidad.

(pillar un día así de bueno en Asturias es un regalo que uno no puede dejar pasar)

Bueno, pero hace un año, probamos su versión anterior, bastante parecida, ¿no? Sí y no. Esta vez tenemos importantes mejoras: Lo primero, la caja de 6 velocidades, que parece mentira, pero convierte al coche en un misil sin tener que potenciar el motor. Otra ganancia importante es el motor Mivec. Ambos llevan el motor 4G63 de 2 litros, 16v Dohc, y turbo. Pero esta vez la distribución variable Mivec hace que el coche empuje mejor desde más abajo y hasta más arriba: fiesta en todas las marchas y todos los días del año. Para redondear (nunca mejor dicho) la jugada, el sistema Super-AYC de tracción integral, con 3 diferenciales activos (electromecánicos) hace que el coche ahora traccione hasta en situaciones absurdas, y para gestionarlo mejor, puedes elegir si quieres que funcione para asfalto, grava o nieve. No trae dorsales de milagro...

(¿Horquillas y paellas imposibles? el desayuno diario del Lancer)

Su dueño, Carlos, es un apasionado de Mitsubishi: Tiene las dos mayores animaladas que ha fabricado jamás la marca de los 3 diamantes, un 3000 GT VR4 con bastantes chucherías, y este Evo IX. Ante una persona que tiene estos dos modelos, con motores turbo y tracción integral, ambos sobre los 300 cv, la pregunta es inevitable: ¿Qué diferencias principales hay entre ambos? La respuesta es bastante previsible: El 3000GT es un misil para la autopista, y el Evo es invencible en los tramos de todo tipo. Le diferencia de peso a favor del Lancer no es la única explicación: El 3000GT tiene las marchas más largas (en 3ª ya te pueden meter en la cárcel), y tiene una aerodinámica con alerones activos delante y detrás que lo hacen más apropiado para "top speed". En cuanto a consumos, al parecer, andan muy parejos, sobre los 20 litros (son dos fuelwasters en el sentido literal de la expresión).

Surcamos las carreteras asturianas con una facilidad pasmosas, y el motor tiene tantísima garra, que pierdes la noción de subida o bajada. Como nos pasó con el anterior Evo que probamos, parece que las rectas desaparecen, son un trámite de un segundo que luego ni recuerdas. Es más, resulta MUY complicado rodar con el coche a velocidad constante: si sueltas el acelerador el coche se frena, pero si acaricias el pedal a punta de gas, va subiendo de velocidad sin parar, y cada vez con más violencia a medida que sube de vueltas. O metes marchas "largas" y lo llevas a 2.000 rpm, o se lanza sólo. A propósito, en 6ª a bajas vueltas, pisamos a fondo, y adelantar es cosa de niños, cosa inesperada en un motor turbo tan apretado. ¿Ha mitigado el mivec los efectos del "turbo lag"? Es bastante probable, aunque las marchas cortas también ayudan...


Entre que el Lancer Evolution tiene un aspecto totalmente dramático, que nuestra unidad es de un amarillo rabioso, y que las gentes del Principado son bastante aficionados a la gasolina, a nuestro paso todo el mundo se gira, y muchas veces nos saludan levantando el pulgar, ya sean niños, ciclistas, viandantes, o motoristas. Impone total respeto. Y no es para menos, pues basta con insinuar el pedal para lanzar el coche en un suspiro.

Curvas, rotondas, incorporaciones a la autovía, todas ellas las afrontas con tanto aplomo y seguridad, que pierdes también la noción de la velocidad para entrar en los giros, y hasta que no te encuentras con otro coche delante a la mitad de velocidad que tú, no sabes si vas demasiado deprisa o no. Además se trata del típico coche que te transmite facilidad de conducción (aunque rodando verdaderamente rápido es delicado), y cogerle el punto es cosa de niños, en 10 minutos conduces esta bestia como si fuera tu coche de toda la vida. Eso es un punto MUY a su favor.


Subimos un puerto de montaña con desnivel infernal, y tras unas brumas, llegamos a la cima del Naranco y vemos las nubes abajo cubriendo la ciudad de Oviedo, mientras en la cima el sol brilla sobre el coche y lo hace relucir aún con más fuerza. El motor sigue arrancado enfriando el turbo, y por la abertura del capot vemos salir el calor con claridad.


Ahora nos damos la vuelta y empezamos la fiesta de nuevo. Así es Asturias, un sinfín de carreteras inolvidables, retorcidas, cubiertas por árboles centenarios, que bordean el mar o se adentran entre rocas, y en que bastan 20 minutos para pasar del sol a la lluvia y las nieblas. Un desafío constante que hace cada trayecto algo inolvidable. Y qué mejor coche que el rey de los tramos de rallyes para disfrutar de ellas todo el año...

Como nos pasó con la anterior prueba del Mitsubishi Lancer Evo VIII, ahora dejamos a Carlos marcharse de vuelta a casa, cogemos ahora nuestro turismo habitual, y nos cuesta volver a las leyes de la física, las frenadas largas, las aceleraciones que requieren bajar 2 hierros, etc. Es hora de disfrutar de la otra maravilla del Principado de Asturias: su gastronomía. ;)

(Esto es un cachopo, a punto de ser devorado por el hambre insaciable del Sr.Pera).

10 comentarios:

Sr. M dijo...

Cachopooo...... http://tinyurl.com/6ca8fbe

PD: Como aqui todo el mundo es "señor", cambio mi alias.

Sr. Pera dijo...

Hola M. El Señorío se consigue con una impecable trayectoria de actos de caballerosidad, pero en tu caso, el frecuentar nuestro blog lleno de solera te hace todo un Sir, así que ya puedes ser Sr.M si lo deseas.
En cuanto al cachopo, es lo único que ha podido ensombrecer al Lancer de la prueba.

Jesus dijo...

increible....a favoritos y a ver si me paso por vuestra sede que me piya cerca

Sr. Pera dijo...

Hola Jesús!! Me alegro de que te guste, ya verás qué de cositas vamos a ir publicando esta temporada!!

ELCULEBRAS dijo...

Buenismo como ya sabeis soy un fanatico de este modelo...y quien sabe al igual un dia tengo una unidad jajaj.No osbstante ver ese filete imagino que de ternera rebozado..dios que hambre!!!!.Porcierto es verdad eso que dicen que si no acceleras en las curvas el coche no agarra? lo veo un poco estupidez eso jaja.Lo dicho seguir asi y nada a seguir leyendo.

Sr. Pera dijo...

Hola Sr.Culebras. Eso es más bien cuando el coche desliza, y para ello tienes que provocar una entrada salvajemente rápida. Piensa que los diferenciales normalmente funcionan con más afectividad cuando aplicas par acelerando, y es entonces cuando la tracción integral y el Super-AYC trabajan a tope.
Mi experiencia es que el coche te permite ir realmente rápido sin tener que forzar la derrapada, pero cuando llega, es mejor acelerar para que el coche curre y te saque del follón... lo que pasa es que sueles ir tan rápido, que la reacción normal no es acelerar, porque piensas que si aceleras aún más puedes salir en las noticias...

joan dijo...

Muy buena prueba! Me ha encantado!! Siempre que os leo con estas pruebas me entran ganas de ir al banco y cometer una locura!!

Sr. Melocoton dijo...

Solo pondre un enlace

http://1.bp.blogspot.com/_MOM-PfsCOe8/SXh7GpH4JjI/AAAAAAAAALA/1d2lzhbmaMo/s400/el+wrestling+segun+otro+yo+royal+rumble+2009+babas+homer.gif

Y es X2, coche y comida.

Sr. Pera dijo...

Jajajajaja esa es buena!! No puedo estar más de acuerdo!!

ELCULEBRAS dijo...

La verdad esta prueba me encanto...Ese es el tipico coche del que uno nunca se desharia de el...Y que uno siempre sueña tener... jajaja.

Dios tengo ganas de volver a Asturias solo por poder comerme un cachopo xD jajajajaja

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?