Sr. Pera martes, 12 de abril de 2011

Reconozcámoslo, el Caterham R500 nos gusta a todos, pero es demasiado caro y demasiado complicado para todas las manos. Por eso, esa casa de sueños que se llama Caterham, ha sacado una nueva versión de su mítico Seven, con motor asequible, pero toda la radicalidad del R500. Pasen y vean...



Para conseguirlo, han hecho lo propio, aligerar aún más un coche que de serie no tiene puertas ni calefacción, ni radio, ni aislantes. ¿Cómo? Eliminando otros elementos de confort innecesarios como el parabrisas, o montando unos baquets de carbono-kevlar. Todo ello hace que el Supersport pese 520 Kg

El resto del chasis ha sido puesto a punto con suspensiones roscadas que vienen de la versión de carreras, un diferencial autoblocante de discos que también se usa en competición, y unas estabilizadoras más rígidas (aún). Por si acaso, monta neumáticos semi-slick Avon CR500 en sus míticas llantas ultraligeras de 13". 

En el interior (si se le puede llamar así), a parte de los asientos de carbono (que van sin tapizar por si la gomaespuma pesa 500 gramos innecesarios), encontramos lo que ellos llaman el F1 Dash, con shift lights de leds y otras maravillas.

El motor es simple como la vida misma. Es el mismo 1.6 de Ford de la serie Sigma, que ya animaba el Roadsport 125 que probamos en su día, versión básica que ya nos pareció que corría como el viento, y ahora potenciado hasta 140cv. Esto hace que su aceleración de 0-100 kmh baje de 5 segundos, y pueda alcanzar los 200 kmh de velocidad máxima aún con las marchas de grupo corto que monta.

Su precio para toda Europa (en versión "factory built" obligatoria por homologaciones) es de unos 32.000 € aproximados, aunque todavía no hay cifra oficial concreta (variará MUY poco).

Yo quiero uno.

2 comentarios:

Sr. Melocotón dijo...

I love Caterham

Sr. Pera dijo...

Normal, son bastante adorables.

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?