Sr. Pera domingo, 17 de abril de 2011

Hay nota oficial: Tendremos un Viper completamente nuevo para 2012!! Tras los rumores de desaparición del icono americano (uno de los pocos que de verdad podían llamarse deportivos) con la ruina de Chrysler, ahora tenemos noticias positivas de su reaparición...


No sabemos nada. Sólo que volverá. La foto de arriba pertenece al nuevo Viper 2012 rodando sobre una carrocería del Viper de 2010.

Sólo podemos asegurar que la bestia de Detroit esta vez llevará Control de Tracción desconectable (un extra que nunca tuvo, y con 600 cv y propulsión trasera había quien lo echaba en falta durante el invierno).

¿Algún rumor sobre su mecánica? Sí, miles. Los más fiables afirman que llevará un motor basado en el anterior V10 (que originalmente era un motor de camión apretado para montar en los primeros y salvajes Viper RT10 y GTS de los 90) pero con las novedades tecnológicas de grupo Fiat (más concretamente Ferrari) como distribución variable continua, sistema multi-air, etc. Los menos creíbles afirman que el nuevo Viper 2012 se montará sobre los chasis del Mercedes SLS-AMG. Cosa que no nos creemos ni de broma, por el elevadísimo precio que tienen esos chasis para luego pretender vender el coche en USA por menos de 50.000 dólares. Pero si finalmente fuera así, nos llevaríamos una grata sorpresa.

(El mítico Viper GTS de los 90, con la típica decoración azul con rayas blancas. Un icono de nuestra juventud.)

El Viper es un coche que nos gusta mucho. Un autentico FuelWaster en el sentido literal de la palabra: Un larguísimo motor V10 de nada menos que 8.000 cc de cilindrada. Como podéis imaginar, no es necesario ponerle ningún tipo de turbo o compresor para obtener 500 ó 600 cv con facilidad (como en los últimos modelos de serie 2010). Hace ruedas en todas las marchas, tiene un par motor infernal en toooodo el régimen de revoluciones, y consume gasolina como si fuera un barco remolcador. Para colmo, tiene cambio manual, propulsión trasera y un chasis duro como una piedra.

El resultado es un coche radical hasta límites absurdos, que no para de derrapar por cualquier tipo de curvas o rectas, y que te hace parecer una especie de vikingo loco en un mundo de utilitarios con motores pequeños que consuman poco y corran menos, de radares y controles de todo tipo para limitar tus ganas de vivir, y de gasolinas con precios de bien de super lujo. El Viper pasa por encima de todo eso, se lo lleva todo por delante, y contesta a sus rivales con unas prestaciones de verdadero insulto.

Podemos celebrar con las copas en alto que ha vuelto, y que parece que lo hará por muchos años!!!

1 comentarios:

Sr. Melocoton dijo...

Lo del ESP, mmmm, menos mal que es desconectable, que la base de este coche es la locura y el descontrol, el exigir manos al piloto, no apto para flipadillos en A3... pura mecanica, nada de electonica, salvaje, esperemos que G. Fiat no meta mucho la mano y que a cambio lo pueda meter MOPAR facilmente

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?