Sr. Pera jueves, 28 de abril de 2011

Lotus Team (los que hacen los Formula 1, no los que hacen los coches de calle, que son dos empresas MUY diferentes), acaba de anunciar que compra Caterham Cars. Vamos a analizar éste fenómeno, porque resulta bastante curioso viendo de dónde nació Caterham hace ahora más de 50 años...


Hace mucho mucho tiempo, en una galaxia no muy lejana, Lotus decidía dejar de fabricar el mítico Seven, y ceder los derechos a Caterham para que lo fabricara con licencia por años sin término. Desde entonces, este icono que originalmente montaba motores Ford de la época, ha pasado por diferentes manos, y ha montado muchos tipos de motores, para en la actualidad volver a montar motores Ford preparados por Caterham Cars hasta los 260 cv.

Habiendo explicado el origen de la marca inglesa de deportivos radicales, se entiende mejor por qué celebramos la compra que ha hecho Lotus Team.

En un mundo ideal, sería Lotus Cars quien compraría de nuevo Caterham con su Super Seven. Pero no tendría demasiado sentido a nivel de empresa. En cambio Lotus Team, que es cosa distinta, con capital asiático de por medio, y nos vale también para aportar capital al pequeño fabricante de Surrey.

En un mundo ideal, además, la empresa que compra respetaría la directiva de Caterham, con Alí Ansar a la cabeza, pues en su mandato ha conseguido mejorar bastante la marca, obtener la homologación europea, vender fuera de UK, y lanzar un nuevo modelo desde hace más de 15 años.

(Monoplaza, carbono, jaula, sin parabrisas, sin faros, con escape lateral cromado: igual que un Lotus de F1 de los años 60)

Y en un mundo ideal, la marca comprada, Caterham, para celebrar este acontecimiento, lanzaría una versión especial de su mítico Seven, tal y como el mundo le vió nacer: Apto para circuitos y decorado con los colores de Lotus, el British Racing Green y la franja amarilla.

No vivimos en un mundo ideal, pero casi. Y todo lo anterior es ya una realidad. Para colmo, fuera de la serie especial Lotus Team que veis en las fotos, se incorpora la decoración "Lotus Livery" opcional en el resto de modelos, para que puedas lucir los colores con orgullo por la calle en tu R300.

Una gran noticia para los aficionados, porque dos históricos se dan la mano, y Caterham recibirá el apoyo económico e infraestructura de un gigante asiático, asegurando su viabilidad financiera por muchos años más. Larga vida al Caterham-Lotus Seven!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?