Sr. Pera viernes, 6 de noviembre de 2009

BMW lleva un tiempo anunciando cosas y luego desminitiéndolas. En este juego al despiste, llama la atención el desarrollo que esta viendo su estrella deportiva: el M3. Lo sacan con un V8 y comportamiento más descafeinado que en sus versiones anteriores, y además anuncian que NO habrá versión CSL ni similar para radicalizar su misil de más de 400cv. En cambio ahora anuncian algo mucho mejor: Un "Carreras-Cliente" sobre el M3, biplaza, con más cilindrada, más potencia, mejor chasis, cambios estéticos, y con jaula antivuelco. El M3 GTS (subid los altavoces para oir el rugido V8 del principio):



Esto sitúa al nuevo M3 GTS en una posición más radical que la de su antecesor, el M3 CSL E46. Con 450 cv y cambio SMG, adornos aerodinámicos de carbono, backets, interior de alcántara, arneses, jaula, frenos, suspensiones, llantas, escapes, extintor... todo lo deseado por un Fuelwaster para ir a trabajar a la velocidad de la luz y nunca llegar tarde a una reunión de un viernes a las 8am (ejem...).

Animados además por las celebraciones del 25 aniversario del M5 (con protos M5 CSL V10, y M5 E34 cabrio incluídos), ya empezamos a dudar de otras afirmaciones recientes de la marca bávara. Como por ejemplo la comunicación en la que aseguran que NO habrá un Z4 M, y que el tope de gama será el 3.0 turbo de más de 300cv, pero aderezado con un futuro pack M de tren de rodaje deportivo y añadidos estéticos. A lo mejor se animan con el Z4 nuevo, le dan una vuelta de tuerca al motor, una pasadita al chasis por BMW Motorsport, y se sacan de la manga un Z4M sobrealimentado, en la línea de la nueva política de motores turbo con menos emisiones, menos peso, y más potencia. Esto horroriza a los seguidores más puristas de los ///M atmosféricos de siempre, pero es lo que hay, y seguro que una vuelta al Ring en uno de los nuevos modelos les quitarán el miedo a los soplidos.