Sr. Pera miércoles, 24 de julio de 2013

Motor Boxer 2.5 con turbo y bien por encima de los 300 cv, uno de los mejores sistemas de tracción integral del mundo, una puesta a punto realmente orientada a la conducción espirituosa, y un pedigree de coche exitoso en competición durante décadas. Hemos podido probar este deslumbrante Subaru Impreza STI Sport Plus, y vamos a ver si es realmente merecedor de su fama, y digno heredero de sus antepasados.



Esta prueba se empezaba a hacer realmente necesaria en FuelWasters, ya habíamos probado varios Lancer Evo, y un Impreza GT de aquellos gloriosos de finales de los 90, pero nos faltaba un Impreza STI para dejar de acercarnos al concepto y dar en el clavo con el coche que teníamos que haber probado cuando hicimos la prueba del Evo IX Ultimate. Finalmente lo tenemos aquí, y gracias a Alfonso, su orgulloso propietario, disponemos de una unidad impresionante con la que deleitarnos y hacer el gamberro.


Alfonso es un quemado de los coches, aún conserva el Ford Escort RS Turbo blanco que se compro hace varias décadas, esperando el momento de meterse con él y devolverle el esplendor de sus mejores años. Es un hombre entrañable y querido por muchos que frecuentan las concentraciones de Subarus, y tandas diversas en varios circuitos de la zona centro; pero sobre todo, Alfonso es el padre que muchos querríamos tener, y el padre que muchos querríamos ser algún día, porque sus dos hijos tienen sendos Nissan 350Z vitaminados (uno de ellos lo probamos aquí el año pasado, y ahora ha crecido aún más con piezas pata negra...), y para moverse con un coche moderno y equipado se compra este Impreza STI, le hace una repro con 350 cv, y le pone tres o cuatro chucherías aquí y allá para hacerlo aún más apetecible. ¿Dientes largos? Yeah!

(Alfonso con sus hijos dando un paseo en familia. Uno de ellos, Alfonso hijo, conduce el Swift Sport de la prueba de la semana pasada, en lugar de su habitual Nissan 350Z naranja. El 350Z gris es de Alex, el otro hermano, y es el mismo que probamos el año pasado. ¡Casi ná!)

El Subaru viene por la calle montando una buena escandalera con su escape modificado, y haciendo un precioso sonido bronco con su motor boxer de 2.5 litros sobrealimentado. Su sonido, como decimos, es bronco, y se pueden diferenciar bien sus explosiones contundentes y rabiosas, un poco al estilo de medio V8 americano pero más armonioso y bien secuenciado. Es como si fuera cabreado todo el día, y estuviera listo para dispararse con el turbo soplando a pleno pulmón con un sonoro soplido y los bufidos de su válvula de descarga restallaran como latigazos en cada cambio de marcha. Apenas ha parado delante de nosotros y ya nos intimida!


Su estampa es bastante curiosa: Es gordote, es ancho, relativamente bajo, y lleno de branquias para respirar; y a la vez tiene ciertos toques "stance" que le hacen bastante molón entre esa masa de coches "quieroynopuedo" que inundan las carreteras españolas, con su color blanco nuclear que hace daño a la vista cuando refleja el sol, sus llantas naranjas (son las Rays forjadas de los Nissan 350Z de sus hijos) de 18", y su pose musculosa que acompaña perfectamente el sonido que atestigua que no nos encontramos ante uno de tantos Imprezas disfrazados de STI, y que esto es un aparato serio de verdad. 

Abrimos la puerta, y nos fascina un interior que combina las bondades de un coche nuevo con todo el equipamiento racing que se espera de un coche de este nivel. Asientos Recaro semi-baquet en cuero y alcántara con sus bordados correspondientes, mandos bien diseñados y dispuestos para conducir "al ataquerr" (volante, pedales, palanca...), relojes con la información clara y visible, y una serie de mandos y botoncitos accesorios que van seleccionando entre los distintos modos de actuación electrónica del coche. Parece que la cosa promete, y por el momento nos sentimos muy a gusto en el interior de este Impreza STI...


Giramos la llave, vuelve su sonido bronco y gorgoteante, y nos acompaña en un ralentí que anuncia una calma tensa, como el silencio que precede a una explosión... Metemos primera, soltamos el embrague con ganas mientras el motor sube de vueltas yyyyyyyy... salimos volando de un latigazo!! 

Al igual que experimentamos con el Impreza GT antiguo, este STI es una máquina de salir desde parado como si fuera un vídeo en "pause" y le dieras a "play". Cargas el motor con el acelerador, sueltas embrague sin contemplaciones y las cuatro ruedas empiezan a competir por ver cuál tracciona más, y sales disparado hacia adelante como si te lanzaran con una goma de un tirachinas gigante. Tan de divertido como suena, pero con 350 cv incrustándote contra el respaldo del asiento y anulando la gravedad durante unos instantes

Pero claro, uno no prueba un Impreza STI hasta que no se mete en curvas y empieza a enlazar giros con decisión. Empezamos a girar por calles desiertas en esquinas de 90º como si no costara, y aunque la operación es relativamente sencilla para cualquier coche, el Impreza lo hace con una agilidad notable (parece que pesa 200 Kg menos), y permite salir de estos giros con una fuerza inusitada. Así que vamos ahora a tomar las primeras rotondas del camino con algo más de decisión, al ver cómo se mueve este aparato... 


Y aquí vemos varias cosas interesantes, unas que le unen a su pasado  y que pudimos experimentar con el Impreza GT, y otras que le distinguen como un coche del siglo XXI. Lo primero al entrar fuerte y querer salir fuerte, es que como ya pasara con el Impreza GT (y en cierto modo con los Evos 8 y 9, aunque en menor medida), el subviraje y el sobreviraje los seleccionas con el pie derecho a tu gusto, y basta con ir acelerando o ahuecando pedal para pasar de un efecto a otro con una claridad notable. Esto en ciertos momentos puede ser un defecto, porque no siempre puedes elegir si aceleras o no, y la galleta puede ser enorme, pero por lo general y en situaciones normales de ir haciendo el gañán, resulta útil poder elegir de forma tan predecible la manera en que el coche se va a escapar, y elegir lo que mejor te convenga. El toque de modernidad lo hemos encontrado cuando vamos despacio, notamos un efecto curioso de su electrónica, que sólo habíamos notado en el Focus RS: En el tacto del volante vas notando constantemente la actuación del diferencial delantero abriendo y cerrando. Es curioso, giras con tranquilidad para hacer una rotonda con tráfico, y vas notando a cada instante cómo el volante se pone más blando o más duro, y entonces te das cuenta de que sus sistemas electrónicos no paran de trabajar frenéticamente, hasta cuando vas despacio y no exiges al Impreza que te salve la vida.


Y es que es un coche a la moderna al fin y al cabo, y al igual que hacen otros deportivos de altos vuelos de este corte, como los Evos, el Nissan GTR y tantos otros, se basa en su tracción integral para lograr su enorme eficacia, y es en realidad el secreto de su éxito. Ok, el chasis acompaña, la puesta a punto es buena, pero en cada momento en que logras conducirlo con bastante eficacia lo primero que piensas es en lo bien que ha funcionado su tracción integral. Es la estrella que lo gobierna todo, y lo eclipsa todo. En cada giro aceleras fuerte desde muy pronto (antes incluso del vértice, sin contemplaciones), y notas que en cada rueda empiezan a pasar miles de cosas en cada instante, y que la tracción viene de allí y de allá de forma puntual. No eres capaz de notar por dónde tira más el par, porque va variando constantemente (excepto en momentos límite, en que va a tirar clamorosamente de la rueda necesaria para corregir, pero eso sucede pocas veces por suerte...), pero notas que suceden mil cosas a la vez para hacer que el coche salga disparado por la trayectoria marcada, y mientras apuntas con el volante, los diferenciales hacen que cada rueda trabaje lo que le toca para hacer que toda la fuerza del motor lance al Impreza hacia donde apuntas. Por eso no haces más que notar mil combinaciones de subviraje, sobreviraje, tendencia a bloquear delante, detrás, que el volante se endurece, se ablanda... todo eso miles de veces por segundo! Porque está haciendo lo indecible por lograr la máxima tracción según la situación, según el giro de volante, la velocidad, la carga del acelerador, el deslizamiento de cada rueda... Es raro, y es difícil de explicar, pero así como no notas realmente lo que sucede, notas que aquello se alborota a gran velocidad y se pone de acuerdo en hacer que el paso por curva sea sideral, y siempre en el límite entre el subviraje y el sobreviraje. 


Si entras en el setup de sus controles electrónicos, puedes alterar varios parámetros, puedes seleccionar si quieres que favorezca más el reparto de tracción a las ruedas delanteras o a las traseras, y a parte puedes elegir entre varios programas para que elijan por ti, cada uno con su propia personalidad. Nosotros ya sabéis que para estas cosas somos bastante básicos (casi rústicos), y que nuestra manera de mejorar el diferencial de nuestro E36 fue soldarlo, así que confiamos en Alfonso para seleccionar el modo que más nos va a satisfacer en una conducción espirituosa. 

Volvemos al ataque, los frenos son contundentes, muerden con fuerza, y resisten bien el calentamiento, Alfonso nos comenta que saliendo de tramos y saliendo a tandas no ha tenido problemas de frenos nunca, pero que siempre ha ido con tiento, y sabiendo escoger los momentos de frenar a muerte y los momentos de dejar enfriar discos y pastillas (vamos, lo que haríamos cualquiera), y a nosotros nos da la misma sensación. Son los típicos Brembo de 4 pistones que hemos probado muchas veces en muchos coches distintos, y que siempre resultan satisfactorios para un uso a medio camino entre lo que los japos llaman "street-legal" y el uso radical de track-days. Además, si se quieren mejorar, todavía dejan un buen margen de mejora con pastillas más radicales, discos mejores, líquido más racing, latiguillos... Vamos, que funcionan bien, y todavía les queda un trecho que podemos aprovechar.

(Las llantas cuando van manchadas de ferodo indican que llevan una vida digna y sana)

La suspensión, tal y como la hemos probado nosotros, es bastante firme, pero no incómoda ni radical para usar por la calle. Ok, tu madre te preguntará si la quieres matar, pero tampoco salta nervioso ni rebota como una suspensión roscada de competición. Eso sí, cuando te lanzas con decisión en una curva lo hace con mínimo balanceo de la carrocería, muy plano, y entre su chasis (moderno, es un coche actual, es puntero, es rápido, lo típico), su tarado duro, y su puesta a punto guerrera, notamos en los cambios de apoyo como si condujéramos un coche bastante más ligero de lo que es en realidad (1.580 Kg en ficha), y hasta parece que pesara en torno a los 1.200-1.300 Kg del Impreza GT de antaño. Esta es una de las pocas virtudes del coche que no vienen directamente causada por la tracción integral, porque como decíamos, todo lo bueno que tiene parece que viene de ahí, pero en este sentido, es justo reconocer que la sensación de conducir un coche mucho más ligero y ágil de lo que es en realidad es por el buen trabajo de Subaru con el chasis y la puesta a punto. 


Y es que cuando vas ya en carreteras más transitadas sorteando el tráfico, resulta realmente fácil quitarse moscones de encima con un golpe de acelerador y dos giros de volante, porque su motor empuja con fuerza desde más abajo de lo que cabe esperar (Alfonso nos confirma que es debido a la repro, y que de serie no estiraba tan bien desde abajo), y libera un par motor demoledor... entre eso y que los coches que te preceden escuchan una especie de bramido malhumorado acercarse muy deprisa, interrumpido por las descargas de la válvula HKS, se van apartando a una distancia que parece prudencial, pero que a las velocidades que acelera y recupera el Impreza no son tan holgadas como parece. Y con la autoridad que te da un coche de este nivel vas sorteando el tráfico sin demasiados problemas.

Pero claro, nos acercamos al final de la prueba y quedan varias preguntas en el aire que muchos queréis plantear desde antes incluso de haber empezado a leer:

¿El coche corre realmente tanto como dicen? Sí, es rápido, y muy eficaz. Le puede dar sopas con ondas tranquilamente a muchos deportivos más potentes y de más nivel en cuanto la cosa cae del lado de las curvas. Si encima se trata de curvas intermedias, evitar que el Impreza STI te destroce es complicadísimo, porque al margen de las manos de su conductor, este coche hace muy fácil conducir muy rápido, perdona muchos errores, y trabaja mucho por ti, lo que hace que en el mismo ritmo puedas ir sudando tinta con otro coche para no hacer 8 trompos, mientras que el del Impreza puede aguantar tu ritmo con facilidad, sin necesidad de tener buenas manos, y con bastante margen de seguridad. Así que ojito. En realidad es un Impreza STI, todos nosotros sabemos lo que hay, y si te metes en líos no digas que no te lo hemos advertido 20 veces.


¿Impreza o Evo? Nosotros siempre hemos sido más de Evo, por muchos motivos de poca importancia, pero es justo reconocer que sin poner uno al lado del otro, y hacer pruebas realmente cercanas a la competición, con un piloto de nivel en cada coche, y una pista en condiciones, resulta muy difícil decir que uno va mejor que el otro. Una persona con un nivel de conducción medio-alto no lo va a apreciar, y al final su decisión va a ser más sentimental que racional. Se suele decir que los Evos son siempre un poco más radicales, y resultan más eficaces y más de carreras que los Imprezas, pero debo insistir en que hace falta un nivel de pilotaje muy elevado, y un ritmo de conducción que no vamos a alcanzar con asiduidad para apreciar esto que se suele decir. Además, probarlos cara a cara es realmente complicado, porque siempre encuentras unidades modificadas, y mientras uno lleva 400 cv, el otro calza unos frenos Alcon que detienen el tiempo, o lleva unas suspensiones Öhlins que cuestan más que tu coche, o le han quitado 200 Kg con piezas de carbono... Y entre pitos y flautas ya no sabes cuál va mejor. Los dos son enormes máquinas de diversión y eficacia, coches de rallyes puestos en la calle como se hacían en los 80 con más asiduidad, pero en pleno siglo XXI.

¿Es más burgués que el Impreza GT de toda la vida? Pienso que no, es cierto que tiene mil pijadas, pero tampoco pretende ser un Lexus. El Impreza GT también tenía sus cositas para moverse en plenos años 90, y estaba orientado a la conducción guerrera al 100%, de la misma manera que lo hace este Impreza STI actual. Tiene muchas cosas estupendas, un espacio muy amplio y práctico para hacer vida normal (me descojono en realidad de la vida normal que haría yo con un Impreza STI, pero bueno), y gran parte de sus gadgets son los propios de la conducción a la que está destinado, con los mandos de la tracción integral, modos de conducción, etc. En cuanto a su comportamiento, no lo veo burgués en absoluto, cuando le tiras de las orejas va como misil y no se despeina ni va penando en ningún momento, porque se mueve en su salsa.

(El negocio familiar es una empresa de trabajar el metal, y Alex ha hecho para su Nissan 350Z y el Impreza de su padre unos pomos de marchas en aluminio, con sus grabados, cada uno en su medida adecuada. Así que si buscáis uno como este, me temo que no lo vais a encontrar...)


¿Máquina definitiva? Aquí depende de lo que entiendas por máquina definitiva. Es un Impreza STI con todas las letras, y si eso te gusta, sí, es la máquina definitiva, porque corre como el infierno, es cómodo, está bien equipado, y se puede mejorar todavía un buen trecho para satisfacer las mamonadas que quieras hacer por encima de los 400 cv. En cambio para muchos es un concepto que queda a mil millas de ser la máquina definitiva porque buscan otra cosa. Si te va la conducción clásica de motor delantero y tracción trasera, de pelearte por llevar el coche por su sitio, y de trazar con precisión siendo más finos que el coral, olvídate del Impreza, olvídate del Evo, del GTR, y de todo lo que lleve una tracción integral tan buena que haga fácil lo difícil, que perdone errores, y que sea capaz de coger un churro de trazada y convertirlo en una obra maestra de la eficacia a base de ir abriendo cerrando sus 3 diferenciales y de decirle a cada rueda lo que va a hacer en cada milisegundo. ¿Yo dónde me encuentro? Pues entre medias de unos y otros, me gusta lo primero, pero también me entusiasma conducir un coche que es capaz de ir tan rápido de una forma tan sencilla, que le da igual si hace sol o si viene el diluvio universal, y que me permite poner a caldo a a mayoría de flipadillos de este mundo (de hecho le pondría una pegatina de los cazafantasmas de serie a este coche). En resumen, es un Impreza STI en todo su esplendor, son sus defectos y sus virtudes.

¿Se va de morro o no? Pues aquí hay enorme discusión. Cuando lo conduces, la obediencia del coche a lo que hagas con el volante es milimétrica, y si metes mucho volante y aceleras va a luchar con las ruedas traseras y con la exterior delantera para meterte como un rayo sin subviraje. En cambio si lo ves desde fuera, se aprecia que sí subvira, que sí giran las ruedas delanteras por fuera de la trayectoria que marcan... ¿Cómo se come eso? Pues lo hemos investigado, lo hemos discutido, y hemos parido varia teorías gilipollescas para no llegar a nada claro. Nos ha pasado algo parecido con el Civic Type-R (EP3), que parecía que no subviraba nada cuando lo conducías, y al verlo desde fuera decías "madre mía se nos mata". Son cosas que pasan. A mí mientras me obedezca al volante, que de la sensación que quiera desde fuera...


Lo que no se puede negar, es que con los tiempos que corren, las modas absurdas que rigen la manera de hacer coches que no le gustan a nadie, y el irritante "buenismo" de la industria en estos días, es insólito que Subaru venda un aparato capaz de sembrar el mal como este Impreza STI, que no se haya desgraciado en su evolución, que no se haya perdido en el tiempo, que se siga vendiendo en España, y que siga siendo lo que siempre esperamos que fuera: un carreras-cliente auténtico. Ahora que parece que el Lancer Evo nos abandona definitivamente tal y como lo conocemos (y como lo queremos conocer. Que le vendan la moto eléctrica a quien la quiera comprar...), el papel del Impreza STI en estos tiempos es imprescindible.

¡¡¡Larga vida a los tracción integral - turbo!!!

28 comentarios:

Alex ITF dijo...

Pole

Anónimo dijo...

Me parece estupendo, pero si me ponen dicha moto eléctrica a trabajar para que corra más y gaste menos (y no me revientan el turbo con un start-stop de pacotilla), a mi mientras me mantengan el peso a raya me da igual que saquen un EVO o un STI hibrido.

¡¡¡Larga vida a los tracción integral - turbo!!!

Sr. Pera dijo...

Alex ITF: Lee cabrón. XD

Anónimo: Sí, fenomenal, pero ahí te van a colocar su cambio secuencial y sus mil historias siderales. Además, esos coches, con esos cables de alta tensión tan estupendos que llevan por dentro, los va tocar Rita en su taller. No hablamos de un Porsche o de un Audi, hablamos de un Evo, un coche que se suele retocar, mejorar y preparar al gusto de cada quemado...

Anónimo dijo...

Si, seguramente el porcentaje de EVO o Imprezas sin modificar es bajo comparado con la mayoría de los alemanes RS... Seguramente tienes razón, hay componentes a modificar en los coches de este tipo para los que hay que estar cualificado si quieres "trastear" con ellos.

El tiempo seguramente me dé la razón, pero a la larga quien quiera modificar y mejorar sus máquinas tendrá que saber más C, Java, Python, Assembler o el lenguage pertinente que usar la llave del 13.

Sr. Pera dijo...

Ahí estoy 100% de acuerdo contigo. Ya pasa de hecho en los coches actuales, que para tocarlos tienes que reprogramar casi el coche entero porque en la misma Ecu integran tooooodo junto, y si tocas una cosa jodes todo; imaginate para hacer un swap... Mueres.
Si el software será importante, pero al final será necesario tocar hardware, y hablamos de cables de alta tensión y temas electricos bastante serios... Te lo dicen dos frutas que antes trabajaban en Microsoft!!! No es broma!!! :)

Alex ITF dijo...

Da igual que modelo pilles del Impreza con 4 cositas lo dejas muy deseable, y encima va bien y es eficaz. Este esta muy bonito.
Junto con el Evo han sido siempre las máquinas de carreras japonesas, por lo menos aquí en España.

No hay duda de que estos coches seran recordados cuando lleguen los híbridos.
Y cuando el camless de Siemens este operativo tendremos mapas y configuraciones como si fueran playlists.

Sr. Pera: ¡Hoy voy a dormir como un campeón!!

crosser dijo...

Voy a volver a ser quisquilloso, sigue sin ser la prueba que me esperaba.

Creo que teníais un coche perfecto para hacer una prueba de verdad: de meterlo en la montaña (asfaltada, claro está) y ver como responde, si se calienta, si destroza neumáticos, comportamiento a "alta" velocidad, si es verdad lo del subviraje...

Está claro que tocais todos esos temas, o casi todos, pero he leído lo del subviraje y no me ha quedado nada claro, y creo que volvería a leerlo y creo que seguiría sin saber la respuesta.

Me da la sensación como si solo hubierais hablado de lo bonita que es la estampa de los 350Z y de lo eficaz de la tracción integral al milisegundo, que en realidad sí que es así, pero esperaba también algo más determinante. Yo también tengo un subaru, pero no es turbo y no es un impreza, y me he quedado con la espinita de saber como es de verdad, de sentirme dentro del coche como en pruebas anteriores, no se si me explico...
Alomejor es que es un mal día para mi y alomejor leo mañana la entrada y me parece ideal xD
Pero de todas formas no os desanimeis, ni mucho menos, mi impresión no es la de la mayoría, y simplemente quiero que os lo tomeis como una crítica constructiva, ya que para mi gusto sigue faltando un toque de radicalidad en la prueba, un... ¿hasta donde puedo llegar con un impreza STI?

Sr. Pera dijo...

Por algún motivo los comentarios de Anónimos no se están siendo publicados, como si Blogger pensara que son Spam, así que los voy a ir poniendo yo manualmente... Perdonad las molestias por el enésimo fallo técnico de Blogger/Google...

Anónimo dijo...

De hecho, esto que comenta crosser para mí ha sido algo que también me ha sucedido. Me he quedado con un simple párrafo referido a como nos gustaría que siguieran siendo estos fantásticos coches en lugar de quedarme extasiado como si yo mismo hubiera probado el coche (cosa que me ha sucedido en otras pruebas).

Quizá, para hacer mi crítica un tanto constructiva me hubiera gustado saber cómo se comporta saliendo de curvas lentas (si pide ir soltando dirección progresivamente o carga mucho el peso atrás), como apoya en altas velocidades, que tacto tiene el freno de mano (aunque sea una locura probarlo en carretera), comentarios del propietario acerca de las Dunlop que monta, etc.

En cuanto al camless de Siemens o al sistema en desarrollo del señor Von Koneigsegg… Me ha hecho mucha gracia lo de los playlists xD (que ojalá fuera cierto oiga:)

No sabía que hubierais trabajado en Microsoft. Me imagino pues que con miguelito entre manos tenéis bastantes líneas entre mano… Ánimo.

Un saludo y espero con ganas la próxima prueba.

Sr. Pera dijo...

Crosser / Anónimo: Entiendo lo que decís, y apunto vuestra crítica, aunque es cierto que si bien con la prueba del Swift yo mismo me daba cuenta de que no estaba a gusto con el resultado, en esta prueba me descoloca bastante, porque sí había quedado satisfecho con lo que ha salido, y me he sentido a gusto escribiendo las sensaciones de conducción del coche. Puede ser que en esta ocasión la prueba durara menos tiempo que otras veces, o puede ser que al haber pasado ya unas pocas semanas desde aquello se haya enfriado la sangre. No lo sé.

Prometo intentar subir el listón, y hacer más las cosas desde el punto de vista del asiento de conductor; si bien hay exigencias que no puedo satisfacer siempre, como llevar al límite de los límites el coche y ver si se come las ruedas, por motivos obvios, y porque no es mi coche (ni son mis ruedas). En cambio el tema del subviraje, podría hablar de ello dos semanas seguidas sin parar y seguiriamos en el mismo punto, porque es algo misterioso para nosotros, lo hemos hablado mucho, lo hemos experimentado a propósito, y seguimos sin una conclusión. Habría que coger una cinta métrica, la GoPro en modo slow-motion, o incluso un Drift Box para saber exactamente lo que está sucediendo bajo las ruedas, y aún así, seguiría diciendo algo muy distinto a la sensación que da el coche al volante.

Y sí, con Miguelito estamos on fire, y tenemos ya cositas pendientes de publicar...

crosser dijo...

Por lo menos ya no es la paranoia mia...
Yo no digo que rebenteis las gomas ni mucho menos, ya que a mi si fuera mio el coche no me haría ni pizca de gracia, pero por poner un ejemplo:
-Coges carretera de montaña y haces un tramo que aunque "vayas a ciegas" sin ir sin arriesgar, fuerces la entrada y la salida, en diferentes modos del diferencial activo y ver diferencias. Paras cada vez que termines y con un medidor de temperaturas compruebas los neumáticos traseros, delanteros, incluso la temperatura de las carcasas de los diferenciales (no se si eso se podría llegar a notar), y haces un análisis del tipo, con tal modo entrábamos neutros compretamente pero le seguís un fuerte sobreviraje que exgigía no poder abrir gas de mitad de curva para alante, y por contra se nos sobrecalentaban las ruedas delanteras por el exceso de apoyo...

Lo que quiero decir es que igual que hacéis pruebas de "utilitarios" tipo Swift y medio os adaptais a ese tipo de prueba, cuando probeis un "coche de carreras" meteros en el papel, enfundaros el mono sparco con los botines alpinestars y los guantes, bajaros la visera y ver como se comportaría para un coche de disfrute los fines de semana.

PD: alomejor lo que os estoy pidiendo no es posible hacerlo, por las condiciones que os ponen cuando os dejan el coche, pero sin duda me encantaría ver como exprimiríais una prueba en una carretera de montaña y enamorarme de un coche con el que me imagine dentro de unos años comiendo cunetas.

Sr. Pera dijo...

Crosser: Hombre, de lo que dices me surgen algunas ideas chulas, podemos llevarnos la pistola de temperatura por laser, entre otras cosas, pero antes hay que ver bien los rangos normales de temperatura en otras situaciones para saber en qué rangos nos movemos, y ver qué factores lo alteran, para saber si determinadas gomas funcionan más calientes o más frías, o si son siempre igual, o si depende del peso del coche, o no, o sí, o yo que se.

El tema es que las próximas dos pruebas las tenemos ya muy cerca, y vamos a intentar hacer el pino con las orejas... Stay tuned!!

Sr.Clementina dijo...

Con el calor que está haciendo no les pidais mucho homeeeee jajajaja. Muy guapo el coche, tiene muy buena pinta para como está el panorama hoy dia... Un saludo de Sr.Clementina y animos con las pruebas, y porcierto aver si nos poneis al dia con genesis motorsport, que cacharros traeis entre manos, como van los supras, los nissan, etc..... jejejeje

crosser dijo...

Sr. Pera, precisamente me refería al tema de la pistola láser para medir temperaturas.

Estaré atento a las dos siguientes pruebas.

un saludo y mucho GGas

Alejandro Latorre Serra dijo...

Menudo pepino atómico el que nos ha traído el señor Pera... Dios me perdone la blasfemia, pero a este japones le viene como anillo al dedo un verdadero himno americano; el "born to run" del "jefe".

Anónimo dijo...

Me da a mi que los proveedores de pomos de cambio para los fuelwasters van a ser estos tipos xd

ELCULEBRAS dijo...

pues ahora que lo dices un poco con el "LOGO" de FuelWasters tendria su gracia....... y bueno la prueba fue muy buena desde mi punto de vista y pudo contar lo que los demas no cuentan cabe destacar que el coche se le ve avanzar desde afuera muchisimo y arrastrar el morro con la fuerza de las traseras y las ruedas giradas..pero encima gira a la vez que hace eso de hay que desde fuera se vea que se va mucho de morro.Al menos lo que yo e podido observar.

ELCULEBRAS dijo...

un pomo queria decir no un poco xDDD

Javier dijo...

Estuve mirando este impreza pero con culo antes de pillarme el evo y la verdad que era una pasada pero como bien decís, estos coches se compran con el corazón y acabe con la competencia, bajo mi punto de vista me trasmitía más el evo por la dirección más directa y menos electrónica(creo yo)

Buena prueba y vaya padrazo jajaja los hijos no van descalzos!!

sisu dijo...

Pues a mi si me ha gustado la prueba y me he hecho una idea de lo que es un Subaru..

Si los medios "especializados" contaran solo la mitad de sensaciones que vosotros no me hubieran perdido como cliente habitual, y eso que ellos suelen disponer de circuitos cerrados y se ponen monos y guantes, pero na, luego en el papel no se refleja..

De hecho los que piden "mas madera" deberian de tener en cuenta que los coches son prestados y por muy quemado que sea el propietario, tampoco es plan tirar a fondo..

Ademas estamos hablando de pruebas en vias publicas y con eso creo que esta casi todo dicho no os parece?

Para mi de entender la conduccion este tipo de coches son definitivos; un coche con un comportamiento a la carta y que apenas le limita el suelo sobre el que circule es el no va mas.., y encima es un coche con un alto grado de "usabilidad" ( detalle importante para mi), y al que suavizandole u poco la electronica de seguro lo podria usar cualquiera a diario en plan tranqui.

Lo otros esta bien pero ya son coches mas de compromiso

Miguel Ángel dijo...

Dios miooooo como me encanta ese coche, para mí hubiera sido perfecto si hubiera sido azul con las llantas doradas (el clásico color de los Imprezas racing). Me encanta ese coche desde que era pequeño, ojala en un futuro pueda tener uno similar. Gran artículo, enhorabuena chavales.

Javier Grimal dijo...

Sr. Pera no se columpie!

Este señor mola, pero no es el padre que todos querríamos tener. Para mi, sólo es una persona con dinero, y un cierto aroma racing.

Un padre que yo querría tener es mi actual jefe; persona que ha competido con casi todo lo que tiene ruedas y se puede conducir, y que pese a haber intentado tener hijos, el destino sólo le ha regalado 3 hijas sin interés alguno en el mundo del motor.
Ahora yo he venido a parar delante de él y he visto lo mal repartidos que están los niños que vienen al mundo.
O el señor Rudi Seher, que está directamente a otro nivel, pues prepara a pilotos, corrió y corre en diversas pruebas a nivel Europeo, asesora escuderías de GT y otros saraos, y creo que tampoco tiene hijos.

A algunos de los que viven en Alemania quizá les suene, pues también fué piloto probador del programa Motorvisión de la DSF.
Y ganador de unas 24h. VLN de Nürburgring. Y...etc.
Eso es un padre(aunque en realidad no sé si lo es). Y no os digo los coches que tiene porque os meáis encima.
La gente que mola es la que de verdad ama esto y no sólo porque tenga dinero, sino porque vieron en su día que lo único que les importaba era correr. Si encima no se endiosan y son gente accesible, ya es maravilloso.
Para mi, es él el padre envidiado.

Pero bueno, éste tampoco está mal en eso estoy de acuerdo.

Sobre el Subi, buen cacharro. Pero esos intercoolers nunca han sido eficientes. Esa modificación es necesaria, si queremos que sea serio.

Un saludo.

Anónimo dijo...

No le veo sentido a tu comentario... Lo has sacado de contexto yo creo que ninguno cambiaría a su padre aquí, al mío no le llaman los coches y lo poco que sabe es por mi frikismo xd pero me ayuda a pagarme la ingenieria mecanica para poder sabr de lo que me gusta a pesar dr no tener casi pasta... y como esta habrá muchas historiass más , por eso creo que lo has sacado de contexto, ni rl competir ni el tener x cosas les van a hacer mejores pero nadie cambiaria al suyo xd

Sr.Pomporrio dijo...

De acuerdo contigo anonimo un comentario si sentido XD!

Sr.Kiwi dijo...

Qué caña de coche... yo en su día mire el pequeño, de 150cv, pero como el kadett no moría (y no morirá jajajajaja) decidí tirar por el trasera biplaza inútil... cosas de la vida

Por cierto, por fin he cambiado las ruedas y hecho el paralelo, y que diferencia, coche nuevo... por lo poco que lo he probado, me da que me he re-enamorado de mi pequeño toyota...

Manel T dijo...

Hola, chicos! Qué tal? Todo bien? Jeje!
Quisiera decir unas palabrejas: estoy tremendamente de acuerdo con algunos comentarios (creo que el de sisu me ha gustado bastante) y bastante decepcionado por otros. No es cuestión de mermar la libertad de expresión ni nada por el estilo, es solo que me saben algo mal algunos comentarios que se depositan así como quien no quiere la cosa...pero ahí han caído, sabéis?
Yo solo digo que hay formas y formas de decir las cosas y que para mí y la inmensa mayoría de nosotros esto es un refugio que te aísla de miles de páginas como ""mtpsn"" o de ""milla66"". Esto es FW y lo que creo que intentan hacer estos dos achicharrados cuando tienen trabajo, gastos y seguro que algo de vida social se curran un artículo (Sr. Pera) que te deja ensimismado en la lectura, que te transmite sensaciones y que te muestra en una pequeña prueba en vía pública con un coche PRESTADO por alguien generoso y con unas manos y experiencia que no son precisamente las de Ari Vatanen (desde el cariño, que yo lo llevo aún mucho peor, fijo) lo que han pasado. Y tengo por seguro que para realizar este ejercicio no se tiran 5 minutos en el trono, no!, seguro que comentan, piensan y sueñan con esos momentos, esas expresiones que deciden elegir y todo esto sin entrar en la controversia (como no quiero hacer yo ahora, aunque voy mal encaminado...). Hay tan poco en internet (o sea, the hole world) que trate de explicar cómo se SIENTE un coche desde el punto de vista de un modesto quemado que hay que cuidar a esta gente porque hay poca. De hecho, pienso que igual hay mucha, pero poca que realmente le saque punta al lápiz y se ponga a PERDER su tiempo por amor al arte cuando podrían estar haciendo comentarios puntillosos en foros mediocres.
Empatía, señores! Y lo digo de muy buen rollo y sonriendo, eh? Que nadie se me estrese y que no se pierdan las formas (empatía).
Lo que quiero decir después de "la biblia del peloteo" que me acabo de cascar es que entre todos opinemos lo que nos salga de la puntita pero puliendo un poco el arte de la palabra (y así corresponder a estos tipos que nos quieren mogollón).
Y, por último, quisiera decir que tengo una pegatina del Nur que me regaló un buen amigo que ha ido 3 veces y que por salud no ha podido rodar que llevo ilegítimamente (aunque con algo de discreción, en pequeño y sin letras) pegada.
Gracias por la amena lectura :P

Sr. Pera dijo...

A ver, más o menos comprendo lo que decís cada uno, y todos los casos se agradece, porque se hace con intención de ayudar, y porque uno se ha tomado un tiempo en escribir un comentario con el lamentable formulario de comentarios de Blogger, que tiene su mérito.

Lo que dice Manel T se agradece mucho (y de paso me he echado unas risas con algunas expresiones), es cierto que hacer FuelWasters mola mucho, pero lleva mucho esfuerzo, renunciar a cosas que debería hacer y aparto para poder publicar algo cada semana. PERO, que esto se haga por amor al arte y con esfuerzo no es excusa para que el resultado sea peor. Yo quiero que esto valga la pena y que aporte algo IMPOSIBLE de encontrar en otra página, y hasta ahora durante unos añitos parece que lo estamos consiguiendo con vuestros comentarios y con vuestras indicaciones. Cuando me decís "me encanta" entiendo que os encanta, y cuando decís "antes me molaba más", entiendo que antes molaba más. Pensar que los comentarios cuentan cuando la gente te apoya y cuando te corrigen se convierten en trolls es una tentación en la que nosotros no vamos a caer, porque si estamos para lo bueno, estamos para lo malo.

¿Qué quiere decir esta antología del buenismo y la divagación? Simple: Que entiendo la crítica, la asumo, como la he asumido otras veces, y nos vamos a esforzar en que las cosas vuelvan a salir como os gustan. Evidentemente no vamos a hacer el pino con las orejas, porque ya sabeis los recursos que tenemos, y hasta ahora con los que hemos contado nos hemos defendido con dignidad. Hay medios grandes que han publicado una prueba grabada con un móvil a mano alzada y nadie les ha criticado, así que no hay motivo para que nosotros no lo hagamos mejor. Es cuestión de ponerse.

Y lo vamos a hacer.

Rafael dijo...

Felicidades por la prueba, me ha gustado mucho. Escribís de puta madre.
Reconozco que de estos coches no sé gran cosa, y la vista la tengo cada vez peor, pero me ha parecido leer que pesa 1580 kgs, mientras su predecesor noventero pesaba unos 300 kgs. menos. ¡Progreso!
Si eso es cierto, estamos todos locos.

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?