Sr. Pera lunes, 3 de agosto de 2009

Son muchos (yo no) los que se van de vacaciones estos días. Y muchos de ellos aprovechan estas escapadas para disfrutar de su coche en el viaje y en los desplazamientos por la zona de veraneo (afortunados ellos). Pero a la hora de sacar partido a la conducción del coche en vacaciones hay que observar una serie de precauciones:

Por supuesto, comenzamos por respetar las normas de circulación y a los demás usuarios de la carretera. Huelga decirlo, pero lo remarcamos para que quede bien clarito.

Antes de meter a nuestro coche en un viaje largo, tenemos que conocer su estado, y revisar todos los elementos que podamos para rodar con mayor seguridad. Los puntos clave son los siempre acosejados: Estado y presión de neumáticos, frenos, amortiguadores y líquidos. Es crucial controlar estos factores para que el coche responda a nuestras órdenes y poder disfrutar de él, sin sobresaltos.

(foto de E.Chillada)

No hay que perder de vista que una avería o imprevisto estando lejos de casa multiplica los problemas, así que aunque vayamos conduciendo con alegría, no debemos nunca forzar más allá del 70%, dejando un margen que nos salve de sorpresas. Además muchas veces no conoceremos la carretera, o las costumbres de los demás conductores (mas lentos o más temerarios que donde vivimos).

Por último, lo más importante. El conductor debe estar en perfectas condiciones para la conducción, estando descansado, cómodo y debidamente hidratado (una coca-cola de vez en cuando siempre sienta bien). Las heroicidades del tipo de "Conduje 500 km del tirón", o "no he dormido nada y me toca el viaje de vuelta pero hoy salgo porque es el último día y hay que disfrutar" suelen acabar en lesiones, de diversa gravedad en función de lo inútil que sea el protagonista de la historia. El tema del alcohol apenas lo menciono porque es de sobra conocido por todos, y no vamos a contar nada nuevo.

Nunca os olvidéis de disfrutar conduciendo, es un derecho, una pasión y una forma de sentirnos vivos. Cuidado siempre con las trampas que la DGT nos pone en nombre de la democracia, y siempre respetad al máximo a los demás usuarios de la carretera.

Feliz verano.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?