Sr. Pera martes, 6 de mayo de 2014

Para celebrar nuestro V Aniversario, os ofrecemos la prueba de un coche muy especial para nosotros. Nuestra primera prueba allá por 2009 versaba sobre este Nissan 200SX s14. Y no me refiero a este modelo, sino a este coche en concreto, que por aquel entonces estaba en manos del Sr.Coco, hoy ha pasado a ser del Sr.Montes y a reconstruirse por completo, siendo seguramente la primera creación de Genesis Motorsport. Ya no es un coche de serie con unas pocas chucherías, ahora es todo un aparato de drift construido a tal efecto desde el primer tornillo hasta el último... ¿Te animas a subirte y dar una vuelta?



Como decimos, nuestra primera prueba, allá por 2009, hablaba de este coche que el Sr.Coco compró en el levante a un hombre que lo tenía parado. Tras una temporada de disfrutarlo y ponerlo en orden de marcha, montarle unas llantas y una suspensión roscada, se lo vendió al Sr.Montes, que ya por aquel entonces se dedicaba al mundo del Drift con Oversteer y su Mercedes 190E 2.3-16. Para él supuso un cambio de aires completo, de un coche alemán atmosférico a un japo turbo, de la solidez proverbial de Mercedes al delicado SR20 de Nissan. De la simple inyección mecánica del motor Cosworth al motor turbo con distribución variable del Silvia... Lo estuvo usando una temporada también, en la calle y en los circuitos, y tras encontrar algunas complicaciones menores, decidió liarse la manta a la cabeza y reconstruir todo el coche de arriba a abajo, como coche 100% para Drift. Os dejamos aquí la entrada que dedicamos a la preparación de este Nissan 200SX S14.

(Pegata de rigor)

Ahora está casi terminado, y funcionado completamente, a falta de pequeños detalles como los frenos Brembo delanteros que andan todavía pendientes, y algunas modificaciones menores. Su motor ya ha sido reconstruido como os mostramos hace tiempo, forjado y con piezas de primer nivel de arriba a abajo, con todos sus tornillos, retenes y demás parafernalia comprados nuevos, y en la medida de lo posible, mejorados. La idea era dejar el coche en unos 300 cv fiables, con una preparación que podría rendir más potencia, pero asegurando que la entrega de su rendimiento sea fiable y bien repartida, aprovechable, y disfrutable. Esto, los que suelen abundar en estos fregados, saben que sale caro, pero es que tras ver algunos "esecatorces" apretados con lo mínimo para luego romperse, el Sr.Montes, con buen criterio, decidió dejarse los cuartos en una preparación que le permitiera disfrutar sin estar rompiendo cosas cada dos por tres. Y tan contento está el hombre con el resultado.

Ahora nos lo encontramos ante nosotros en todo su esplendor. Con una estampa a la que ya me había desacostumbrado con tanto coche alemán y tanta leche. Aquí el descaro es absoluto, se trata de correr y de ir de lado, y poco más. Su pose me devuelve a mi época tali-japo, época de coches turbos con tracción trasera, relojitos por todas partes, válvulas de descarga y potencias generosas y pesos contenidos. Estás metido sin darte cuenta en lo que yo llamo "la tontería del bemeuve", que si la moldura del acabado M no es la del año correcto de tu coche, que si los riñones delanteros son los del restyling, que si nombres de colores en alemán, etc. y te zambulles en este misil japonés, con 5 relojes por todo el salpicadero y los pilares, de marcas distintas, con su media jaula, con sus backets de fibra, sus dos frenos de mano (el hidráulico y el de serie), y aumentos de potencia bastante considerables. De repente se te olvidan las finuras, vuelves a tus orígenes de vándalo incendiario y sólo quieres que el turbo cargue, y prender fuego al mundo.

(Para lo que está pensado)

Giras la llave, el motor de arranque se mueve un poco duro, y comienzan las explosiones a salir por el escape de 3" del S14, con un sonido bronco y ensordecedor. Con las veces que he visto este coche hacer pruebas en el taller, buscando fallos y corrigiéndolos, escuchar ahora su sonido tan redondo y tan estable me llena de entusiasmo. Todos los relojes cobran vida, las constantes vitales están en perfecto orden de funcionamiento, y pisas su embrague (hard as a rock) dispuesto a salir zumbando! Pero no. No sales zumbando, sales dando cabezazos y acelerando a trompicones, porque su embrague ACT funciona un poco en modo "on-off", no estás acostumbrado, y aunque no se te cala de milagro, sales un poco "de aquella manera". Te paras, repites la operación cargando con más decisión el acelerador (es decir, el turbo), sueltas con más tiento y más decisión el embrague, y ahora sí sales escarbando en el suelo y con un impulso impresionante.


Intentamos ir los primeros compases a un ritmo lento, para acostumbrarnos a su tacto, de forma que vayamos poco a poco "cogiendo el aire" al coche, pero no se puede, es tontería. El coche es tan radical que conducirlo despacio es hacer el tonto: Su suspensión es durísima y vas dando saltitos constantemente, su embrague no te deja andarte con lindezas, y el sonido de su escape es tan desproporcionado (con explosiones tipo metralleta que terminan en un sonoro disparo de escopeta, llamarada incluida, pasado justo un segundo y medio después de soltar el acelerador, aunque quieras ir despacito), que hacen absurdo rodar con tranquilidad por la calle. Aquí es cierto que nos hemos permitido la alegría de hacer la prueba en varias sesiones, en seco y en mojado (el primer día que sacamos el coche se puso a llover, y con un coche puesto a punto para drift no mola mucho, te vas a la mierda a la mínima). La primera intentona de rodar ligeros, con el suelo un poco húmedo, acabó como con la prueba del Corvette Z06, haciendo ruedas en casi todas las marchas a velocidades respetables, y el volante insinuándose todo el rato, como si quiera empezar a dar latigazos cada vez mayores. En cambio con el suelo seco y a buena temperatura, aquello coge color. La dirección reacciona con precisión milimétrica, y todo el coche en conjunto responde como un sólido bloque de inmediatez, en el que suspensión, silentblocks, dirección, asientos, frenos, embrague y acelerador transmiten directamente todo lo que sucede. La jaula antivuelco también contribuye mucho en esto de la rigidez, y empiezas a ver dónde una preparación se empieza a quedar demasiado grande para la calle, y pide el exquisito asfalto del circuito para poder rodar con todo su potencial.

(Relojitos, cortacorriente, y demás parafernalia...)

Vamos cogiendo confianza y el S14 nos sigue contestando sobrado, como si pidiera más. No sólo te da lo que le pides sino que además te muestra que hay aún queda un trecho por apurar, y te invita a explorarlo. Me llama la atención el empuje del coche, porque aunque se trata de un 2 litros turbo que ronda los 300 cv, no se queda para nada vacío abajo, ni pega una patada acusada. A ver, sí que es verdad que lo da todo en la zona media, y que se nota cuando entra el turbo, por muy bien preparado que esté y tenga una buena electrónica con un buen mapa, no hace milagros... Pero es sorprendente que ya a 2.000 rpm empuja bien, con mucha decencia, y que va ganando fuerza notablemente pasadas las 3.000 rpm pero con suavidad, progresivamente, y se mantiene el soplado del turbo durante un rango de revoluciones muy aprovechable, hasta por encima de 5.500 rpm. Aún así, si quieres guerra, debes jugar con el cambio para sacar el máximo provecho de este motor, y mantenerlo en esa zona media. Si lo haces, te encuentras con una respuesta explosiva y abultada que muchas veces cuesta digerir (me refiero a las ruedas traseras), y que la mayoría de deportivos atmosféricos de su segmento no puede resistir ni de lejos.

(Información por todas partes, palancas, interruptores, relojes y cosas que hacen cosas)

Cada cambio de marcha es un festival: Sueltas el acelerador con el motor gritando metálico, que ha pasado de bramar ronco a rugir casi un poco agudo, suena con fuerza la válvula de descarga mientras das una patada al embrague y accionas su palanca (recorrido corto, muy marcado, duro, no hay duda de por dónde vas), sueltas embrague volviendo a cargar el acelerador con fuerza y en un instante tienes otra vez la cabeza y todo el cuerpo apretado contra el asiento, el soplido del turbo de rodamientos zumbando con fuerza, y las revoluciones otra vez subiendo casi igual que el velocímetro. Además no parece perder fuerza nunca, y notar como el empuje es similar en 3ª que en 5ª a bastante velocidad, sorprende y asusta a partes iguales.


Pero es cuando te mueves a ritmos muy altos cuando vas cogiendo respeto a la máquina: Es un coche de drift, con caídas delanteras notables y caídas traseras casi inexistentes, con la convergencia a juego, con una suspensión durísima (especialmente en el eje trasero), menos de 1.200 kg de peso, y las carreteras nacionales no son precisamente de una finura excepcional... vas dando botes, aquello se insinúa con violencia, y sus reacciones distinguen a los niños de los hombres. Y es doloroso tener que recular en este punto, porque el coche te va pidiendo más y más, pero estás en un límite en que también te enseña los dientes, y los errores a ese nivel se pagan bien caros... Yo me muerdo la lengua, me retiro del juego, y me centro en llevar el coche en un margen de velocidad intermedia en el que es donde mejor funciona, y para lo que está diseñado y preparado (sustos a más de 200 con aparatos serios y caros ya hemos tenido unos cuantos).

Y es a este ritmo donde nos movemos con mayor soltura, y el S14 parece que también. Ya decíamos que su tacto era de nerviosismo y reacciones inmediatísimas, por eso aquí la cosa tiene mucha más gracia. Cuando ibas demasiado despacio esas brusquedades eran incómodas, y cuando ibas a top-speed se convertían en latigazos peligrosos, pero a un ritmo intermedio es justo cuando las disfrutas, cuando la suspensión rebotona te planta una batalla que puedes disfrutar sujetando con fuerza el volante y haciendo pequeñas correcciones, cuando su motor turbo te permite también un empuje salvaje que te ponga las cosas difíciles pero sin salir volando cientos de metros por el sembrado, cuando el agarre de sus semibackets de fibra te ofrece una sujeción tan absoluta que tu cuerpo no se mueve ni un milímetro y puedes meter el volante que quieras cuando quieras con más decisión (esto sólo lo entienden los que han tenido uno, lo siento...), y te empiezas a encabronar con una sonrisa maliciosa.

(De ese agujero negro sale de todo: fuego, llamaradas, explosiones, ruidos, bufidos, disparos...)

El resumen es bien simple: El coche es guerrero a rabiar, se revuelve y quiere matarte con frecuencia, pero se puede controlar con reflejos y un poco de tiento, lo que hace que sea JUSTO lo que más te emociona de conducir un trasto de estos: Dificultad, batalla, correcciones imprevistas, y de regalo una banda sonora mecánica bestial. Pero vamos más allá con esta explicación, porque cuando entras en sintonía con el coche, hay una mezcla de sensaciones y apreciaciones que vale mucho la pena detallar:


Sitúate en un asiento que te amordaza por completo y donde tienes todos los mandos en su sitio, el coche responde con precisión y te transmite todo lo que sucede de inmediato, le coges el aire y empiezas a estrujarlo como te gusta. ¿Qué percibes? De todo, y de todo a la vez, todo apelotonado en tu cabeza sin poder digerirlo en el momento porque tienes que luchar para llevar el coche derecho por su sitio pero sin ahuecar el gas. Escuchas el motor subiendo de revoluciones muy deprisa mientras el turbo sopla con un bufido, escuchas cómo baja de revoluciones rápidamente mientras el turbo descarga como un disparo por la válvula y empiezan a sucederse petardazos por el escape, explosiones y el eco de las mismas que te viene de vuelta por la ventana, sientes en el trasero esas explosiones retumbar vibrando en el chasis, movimientos muy rápidos de marchas y de volante, inercias para todas partes, rebotes, chillido de ruedas, relojes everywhere que giran como locos mostrando distintas variables, el pitido de la controladora de turbo de vez en cuando, y muchas cosas que se acercan muy deprisa por el parabrisas, las mismas que se alejan a toda velocidad por el retrovisor y a través de la cruceta de la jaula antivuelco... todo cuanto sucede, sientes, ves, escuchas, y hueles parece gritar "guerra, guerra, GUERRA, ¡¡¡GUERRA!!!"


Y al final, alcanzas un momento (pasa con todos los coches que molan, si tienes suerte) en que todo eso lo ordenas en tu cabeza, dejas de pensar en la mecánica de lo que estás haciendo y te sale solo, y como si todo sucediera a cámara lenta ante ti, en cada instante comienzas a apreciar todos esos detalles, y a valorarlo, ahora cuando cargas a fondo mientras te concentras en no golpear nada puedes ver que el reloj de presión de aceite da una lectura estable porque no pierde, ves el indicador AEM de la mezcla y ves que está en su sitio, ves que cuando pita la controladora de turbo es porque se acerca a un pico de par que controla eficazmente, y casi puedes prever antes de que sucedan todos los pequeños rebotes y saltitos que va a dar la suspensión. Y es justo ESE MOMENTO, en el que empiezas a disfrutar de verdad de conducir este coche, cuando toda la batalla que te presenta la vas ganando poco a poco, y cuando esto de la conducción espirituosa te satisface de verdad. Si eres realista, todo lo anterior es una farsa. Tú te crees que estás dominando al coche, cuando en realidad le estás viendo los límites y estas intentando bordearlos para ir por donde tú quieres sin que se revuelva como antes, pero ni mucho menos estás llevando el potencial del Nissan al extremo ni lo estás dominando por encima de sus posibilidades (típico momento en que te crees que casi ya no se puede ir más rápido con tal coche, lo coge otro tío mucho más experto y te da sopas con ondas). Eso lo hacen los pilotos expertos, nosotros no, nosotros nos conformamos con ir a un ritmo suficiente como para que el coche se pelee con nosotros, pero ser capaces de llevarlo por su sitio, y de esa manera ir subiendo el nivel cada vez, poco a poco, a medida que aprendemos y cogemos soltura. Así se disfruta de estas cosas, así te sientes vivo, y así entiendes que las penurias, las injurias, las críticas, los desembolsos, los meses de apretarse el cinturón, las noches de no dormir, los problemas imprevistos y las discusiones domésticas tienen muchísimo sentido. Porque la sensación de satisfacción absoluta que te da un coche de estos cuando va bien, luchas con él, y le ganas, no se puede comparar con nada en esta vida.


¿Pegas? Claro que tiene pegas. Ya hemos dicho que la suspensión nos parece demasiado dura para ser eficaz en la calle cuando el suelo no es perfecto, que su escape es tan escandaloso que es realmente complicado circular 30 minutos sin que te paren y te pidan la documentación (tenemos documentado en un mismo clip de vídeo de 20 minutos cómo nos paran dos veces en dos sitios distintos). Su motor está rehecho y bien rehecho, forjado y demás, y parece tener una fiabilidad más que contrastada, pero es justo reconocer que los SR20DET son delicados, que llevan poco aceite (menos de 4 litros, y por mucho más volumen que le metas al cárter da igual, no es esa la cuestión), que suelen zamparse los casquillos de biela, y otras cosas conocidas de los S14, como los frenos, correctos para ir ligeros pero escasos para ir a fondo (son potentes, lleva 4 pistones delante, pero suelen desfallecer un poco pronto). Pero una vez vencidas esas dificultades, sus bondades son indudables: Empuja con mucha fiereza, parece que se va a lanzar contra los demás coches cuando aceleras a fondo al adelantar, reacciona con un equilibrio justo de nobleza y rebeldía, te quiere matar a veces pero se suele controlar bien. Es muy potenciable, hay infinitas piezas de aftermarket para hacer cualquier salvajada que se te ocurra (literalmente), y su chasis no tiene problemas de rigidez. Pesa poco (por encima de 1.200 kg, menos que la mayoría de compactos actuales), tiene las comodidades mínimas para la mayoría, como elevalunas, cierre, aire acondicionado y esas cosas que tu madre piensa que necesitas...


Sé que a estas alturas de la prueba muchos estáis ya arrasando las webs de anuncios para buscar uno y haceros una idea de sus precios, pero aquí os tengo que bajar de la nube un poco: Independientemente de su precio de compra, a estos Nissan hay que meterles bastante dinero para dejarlos bien, y sobre todo, para lograr que funcionen con seguridad y de forma fiable. Muchos, la mayoría, han sido utilizados para correr, y en algunos casos en manos de gente que se piensa que con 30 euros lo pueden poner en 260 cv, han dado problemas, y se han adecentado con lo justo para poder venderlos. Nosotros hemos tenido muchos S14, el Sr.Coco tiene una obsesión con estos coches, y prácticamente ha ido comprando todos los que se fabricaron y vendiéndolos gradualmente: Os aseguramos que es muy complicado encontrar uno decente sin que lo hayan desgraciado. Es un coche que traga como un campeón, que si te da problemas suelen ser problemas serios, y que no vas a encontrar casi recambios en desguaces (a cambio tienes un mundo de aftermarket en internet). Ojo con comprarlo con el presupuesto justito, porque te puede suponer la ruina en cuanto te despistes.

(Sr.Montes haciendo ajustes y comprobaciones antes de salir de paseo)

A nosotros nos encanta, es un coche muy especial, diferente a los demás, muy potente, muy contundente, que te obliga a hacer manos para ir deprisa con él, y que en cada curva te ofrece un reto y una diversión increíbles. Es muy sencillo llevarlo de lado y controlarlo, es delicioso notar cómo funciona, su escaso peso, su motor musculoso y lleno de fuerza, y las enormes posibilidades que tiene en el mundo del aftermarket. Su fama y su legión de seguidores en todos los rincones del mundo están más que justificadas.

Y ahora que se ha marchado, lejos de nosotros (que todavía se le oye petardear, porque al jodío se le escucha ir y venir a kilómetros de distancia...), nos quedamos pensando en las cosas importantes de la vida: ¿Cómo hemos dejado de lado el JDM sin darnos cuenta? ¿Cómo puede ir tan bien un coche que casi enteramente está formado por piezas aftermarket? (la pregunta tiene miga, ojo) ¿Mola más ir rápido o ir sufriendo? ¿Cómo pude creerme la patraña de que un atmosférico apretado podría empujar casi como un motor turbo? ¿Cómo me voy a volver ahora a mi casa?



Bonus Track: Mientras se cocía esta prueba, hemos preparado un vídeo super serio y formal en el que os explicamos las bondades de este coche. Ha sido la risión, una locura, un cúmulo de anécdotas míticas grabadas en HD, y va a causar casi tantas carcajadas como ampollas en algunos sectores. Espero que lo podamos editar lo antes posible y subirlo para vuestro deleite.

26 comentarios:

Sr.Domasquino dijo...

Espero que pongais tambien el video de cuando os paran los polis...

Sr. Pera dijo...

Nos ha jodido, por supuesto que lo pondremos, porque además justo no se les ven las caras a los agentes, y a nosotros sí se nos ven las caras de gilipollas cuando nos multan. XD

Pedro V. Esteban dijo...

Que tipo de convergencia divergencia le dais a cada eje en un coche para este uso?

Raul Gomez dijo...

os ha faltado el "os queremos cosa bárbara" por lo demás perfecto ;)

Sr. Aceituna dijo...

Y este es, señores, el coche que yo pretendía comprar (aún intento explicarme cómo empecé buscando un trasera turbo y acabé con un delantera atmosférico).

Es curioso que con el tiempo me ha ido llamando menos, no se si será porque me hago viejo o porque después de haberlo conocido más en detalle, se me han quitado las ganas por la cantidad de dinero que puedes llegar a gastar en él.

Delco Octane dijo...

Jajajajajajajajaja pedazo de post, de los grandes, de los que son para enmarcar. A sido leerlo y tener una mezcla de sentimientos entre emoción con lagrimita incluida y excitación. Y el bicho pues muy bestia, Fuelwaster total. Yo creo que en este momento no hay nadie que no quiera ser el Sr. Montes, así que a disfrutarlo a nuestra salud y envidia (mucha). Tampoco creo que pueda haber mejor escaparate rodante para lo que Genesis Motorsport puede hacer, algo así como vuestra Gioconda. No me imagino el pedazo de curro que tiene ese coche y la de disgustos que os ha tenido que dar. Muy buen trabajo y que espero que os caigan muchos más como este. En cuanto al rollo Alemán tampoco nos vamos a quejar además de que siempre está Miguelito para representar al país del sol naciente ;)
En cuanto al vídeo muchas ganas de verlo. lo que no entiendo es porque os multaron, ¿no está homologado?
Un saludo

Anónimo dijo...

Pero bueno, yo buscando el vídeo y no lo habéis colgado??? Ya os podéis dar prisa que seguro que gente como yo está deseando de ver este tubo-metralleta-escopeta que lleva, jjejeje
Por cierto con un poco de suerte os veo en el Jarama, si escucháis a un zumbao gritando "busco al Sr. Coco y al Sr. Pera" no os asustéis, jajajajaa

Un saludo

Xule

Sr. Pera dijo...

Pedro V Esteban: Depende de cada coche, pero en estos casos se suele dejar la convergencia trasera casi en cero, y la delantera un pelín positiva. No obstante los grados que se manejan en convergencias son siempre mínimos en comparación con los que se dan en caídas.

Raúl Gómez: Gracias majete, aunque no lo solemos decir en las pruebas, sabéis que siempre os amamos cosa bárbara, sí o sí. No hay más.

Sr. Aceituna: Efectivamente, puede ser un pozo sin fondo de dinero a invertir, pero también las satisfacciones que te ofrece son de otro nivel. Es como un M3, que sale caro de mantener, y cada avería te cuesta un cojón, pero vale la pena y te ofrece un mundo de maravillas por descubrir.

Delco Octane: Gracias machote!! Hombre, es cierto que Miguelito es nuestro pequeño japo permanente, y que aunque andamos ahora más ocupados con coches alemanes, los japos siempre tienen algo que decir en esta casa. Así son, parece que están un paso por debajo, pero en muchas cosas le dan una bofetada a los demás. En este caso, aunque el desembolso ha sido muy cuantioso, y ha llevado infinitas horas de trabajo para dejarlo bien bien bien, creo que el resultado merece la pena claramente. Su dueño bien lo sabe, que lo disfruta cada vez que lo saca.
La multa fue por llevar caducada la ITV. Y fueron MUY majetes, porque otras veces no lo han sido tanto y han caído hasta 4 denuncias de una tacada... Como les pilles el día malo, ya sabes.

Javier Rodriguez dijo...

Hace poco que conocí este blog, no hará ni un mes, y he conseguido leerme la gran mayoría de pruebas que habeís hecho, felicidades creo que hay pocas personas con la afición y sentimientos que nosotros tenemos hacía los coches, los que de verdad nos gusta, pelearnos con el, no los que por ir con un "GTi" pata negra de tropecientos cv, tracción integral te adelanta en un tramo de montaña como si estuvieran poco menos que haciendo el Pikes Peak, se crean que pilotan como dioses, Perdón pero el tocho pero esta entrada me ha dado ganas de irme a dar un paseo largo de los que te hacen pensar, disfrutar y gastar un poco de gasolina! Un Saludo.

Luis_Typhoon dijo...

Tremenda prueba, mira que no soy muy de japos (aunque sé que hacen bien muchas cosas), pero de nuevo habeis vuelto a hacerme sentir como si estuviera sentado en el S14...
Seguid así!!

P.D: Conozco bien la zona de la prueba, las primeras estiradas de pincho fueron ahí en esa misma curva del Campus Sur de la UPM con mi antiguo AX 1.1 con la L en la bandeja tirada... Que recuerdos jejejeje

Ander Arribillaga dijo...

por fin un coche japo!!! se echaban de menos! yo, al igual que el Sr.Aceituna, estuve mirando S14s y acabé con un atmosférico delantera (un Clio RS). no me hice con uno porque no salió la oportunidad, pero casi que me alegro porque me habría dejado un montón de pasta.

menudo bicho se ha "agenciado" el Sr.Montes, sí señor. me encantan todos esos relojes que te informan de cómo está todo, es algo que echo de menos en muchos coches, incluído el mío, que solo te informa de la temperatura del agua (y gracias, porque mucho nuevos mo traen ni eso).

me gusta todo de este coche, aunque yo no podría usarlo todos los días (si vierais por qué carreteras ando...) y eso de que llame tanto la atención por el escape... a ver, no me entendáis mal, me gustan los escapes cantosos, lo que no me gusta es que me paren por eso, y como aquí hay polis en cada esquina estarían parándome cada cinco minutos XD.

me alegro de que se hayan hecho las cosas bien y con cabeza. aunque duela económicamente. a veces por querer ahorrarte unos eurillos se te rompe algo caro de narices. hay cada S14... que da pena verlos.

por cierto, estoy deseando ver ese video, me temo lo peor (o sea, lo mejor XD).

PD: felicidades por vuestro V aniversario, me alegro de que os hayais reencontrado con vuestros orígenes y de que nos traigáis una prueba tan buena como ésta. seguid así, no cambiéis.

JDM!!!

ELCULEBRAS dijo...

Respecto a lo del atmosferico apretado tengo una "facil" y no economica solucion LS7 (empuja creo que mas que un turbo) ahora si lo turbas...... ya puedes soldar los tornillos de las llantas....

PD:Pepino de articulo!!! ;)

Carles20vt dijo...

Un artículo excelente, de los buenos buenos. La verdad es que nos da una idea bien próxima a lo que es un coche "radicalizado" para trabajar en circuito, fuera de la típica preparación para calle que solemos hacer la mayoría.

Ya hay ganas de ver el vídeo, que promete ser bien divertido jejeje.

Yo aunque siempre he sido mas alemanote con los coches, por vuestra culpa tengo interés en conocer un poco la JDM xD Creo que es un mundo maravilloso a explorar jajaja. Claro que al final cualquier mundo en el que haya hierros nos gusta...

¿Supongo que a futuro habrá un blog/vídeo con el monstruito haciendo drift en circuito no? (babas)

Saludos! :)

Sr.Clementina dijo...

Que jodidamente grandes, espero con ansias el vídeo!!

Sr. Pera dijo...

Xule: Jajajaja aún no está editado, va a tardar un poco, mi ordenador ahora no quiere editar vídeos... Pero lo lograremos. Si vienes al Jarama, será fácil vernos, vestidos con la indumentaria oficial. Yo siempre llevo zapatillas de conducir en verde oscuro, a juego con la camiseta!! Y si no, pregunta!!

Javier Rodríguez: Gracias y bienvenido!! Me alegro de que te guste lo que hacemos, y me alegro de que consiga exactamente lo que inententamos: Que cojas el coche y salgas a dar un largo paseo. Espero que sigamos en la misma línea por mucho tiempo!!

Luis_Typhoon: Joder macho qué ojo tienes! Exacto, es en el campus de la universidad un fin de semana que está vacío, y no molestamos a nadie si nos ponemos en medio de una calle a hacer fotos... ;)

Ander Arribillaga: Gracias machote! Sí, es un coche delicioso para tener y conducir, pero sacarlo por la calle a menudo es un suicidio. El escape es demasiado cantoso, y su dueño está buscando otro igual de bueno pero menos ruidoso, con el que poder conducir más de 20 minutos sin que te estén parando constantemente.

Culebras: Por "Atmosférico apretado" no me refería a un V8, me refería a los típicos motores que manejamos nosotros, ya sabes, esos de cilindrada intermedia y buena relación de compresión, que andan mucho y van fenomenal, pero en marcha no pueden competir con el patadón de un turbo cuando quieres salir zumbando. Tú tuviste el Civic, el M3, y el Impreza, y sabes a qué me refiero con eso de "salir zumbando" cuando vas en marcha, con un tipo de motor o con otro... ;)

Carles20vt: Gracias! Bueno es que nosotros en este país (y continente) vemos lo alemán como "normal", algo "standard", y cuando compras un japo todo es diferente, es otra manera de pensar, diseñar, construir y conducir. Por eso tienen unas carencias que compensan sus virtudes, en unas cosas despuntan mucho frente a un alemán (determinadas cosas de sus motores, o de sus chasis), pero en otras no entendemos cómo se lo curraron tan poco (sus acabados son muy resistentes, pero muy pobres a la vista y al tacto, es lo primero que se me ocurre). En resumen, tienen sus pros y sus contras, pero según qué modelo escojas, vale mucho la pena probar a tener uno. Te da otra visión, es como aprender un idioma nuevo y la cultura que tiene implícita.

Sr.Clementina: Jajajajajaja gracias gracias!!! Sí, el vídeo va a dar mucha guerra, pero me está costando editarlo que no te lo crees. :(

ELCULEBRAS dijo...

A eso si,los 218cv del subaru corrian mucho mas que los 200cv del civic los 193cv del 328 incluso que los 280cv del m3 o 350z...es otro rollo y ese par mola y mucho si lo "sabes" aprovechar :D

9000 rpm dijo...

Gran prueba, siempre me ha gustado el S14 pero es un imposible encontrar o hacerse uno que vaya muy bien y sea barato. Además, con uno como el de la prueba acabaría en la cárcel en un par de tardes porque al final te dejas llevar por el ambiente, el ruido y los olores racing y terminas viendo el mundo por la ventanilla lateral todo el rato :)

En cuanto a los Impreza 218 CV, he leído más de una vez que en realidad andaban más bien por los 250 CV que a tenor de las prestaciones que les medían en las revistas puede ser verdad.

Gracias por entretenernos y que venga ese video pronto!!

Anónimo dijo...

Lo siento pero tengo dos conceptos de ver este coche y muy opuestos:

1-El malo es que gastarse tantísimo dinero en un coche para sacarle solo 300 cv me parece descabellado. Y que para colmo con ese peso enfocarlo al drift no me gusta, lo considero una moda cuya culpa es You tube y la propaganda tipo gimcanas.... yo soy mas del estilo eficacia pura, aunque mi coche diga lo contrario.

2-Por otra parte me encanta que ese dinero invertido en ese coche se haga en ese coche y no se malgaste comprando un modelo superior, que es lo fácil y lo que todo el mundo hace o te dice que agas. Eso de querer un coche y gastarte el dinero en él me gusta y mucho, lo hace diferente y único.

Enhorabuena al propietario por no ser una obeja mas y tener algo muy personal.

Sr. Pera dijo...

Culebras: A eso me refiero, jejejejeje

9000rpm: Sí, no sé si tanta ganancia, pero es muy común que los motores turbo suelan rendir más caballos de los declarados, los motivos que he escuchado son de lo más variopinto, tal vez el que me parece más creíble es que los turbos pueden cambiar su rendimiento según muchos factores de todo tipo, y para curarse en salud con la potencia declarada y que no les puedan decir que en sitios altos o con determinado clima el coche no anda, el fabricante los deja un poco "holgados".

Anónimo: Las críticas son más que bienvenidas cuando se hacen con fundamento! En este caso, el coche no obedece a una moda del drift, su dueño ya practicaba esto del drift cuando en España apenas se conocía (incluso antes del postureo de quenbloc y las pegatinas de nurburgring en coches que no han rodado en nurburgring), y fue de esos primeros que se juntaron en el primer campeonato de drift nacional. Desde entonces las cosas han cambiado mucho, pero Montes sigue practicándolo siempre que puede (ultimamente menos, por otras circunstancias), y es lo que le mola, se le da bien, y él quería hacerse su coche de 300 cv fiables para pasarlo lo mejor posible.
Lo de enfocarlo al drift con ese peso no lo entiendo, si te parece poco peso o mucho peso.
Lo de "eficacia pura" es algo tan relativo hoy en día... Los tiempos puros y duros, a día de hoy, justifican que compres un X6M que hace los mismos tiempos en Nur que un M3 e92. Y para ese tipo de eficacia y de "deportividad" prefiero viajar en Ryan Air, que cuesta menos y llega antes a los sitios... El drift como tal es el otro extremo y a mi tampoco me entusiasma, es muy divertido porque es más emocionante para el conductor y más vistoso para el espectador, pero poco más (desde mi punto de vista).

Diegito dijo...

Tio al igual que todo esta mierda de ponerte una sonrisa pa to el dia,eres la ostia Sr.Pera,aplausos.

Daniel Pg dijo...

Muchas de esas fotos son en la uni de Vallecas, con esa curvita bien maja en bajada, jojo...

Cristian dijo...

Jajajajajajajajajaja, me mataste con lo de como vuelvo a casa ahora jajajajajajajajaja

Diegito dijo...

Sr.pera,entonces este nissan ¿por quién está preparao?

Sr.Kiwi dijo...

@Diegito, por lo que pone en el artículo por Genesis Motorsport. Si algún día tengo que hacer el apaño al mr2, se lo llevaré a ellos seguro...

Grandísimo artículo Sr.Pera, transmites como si fuese sentado a tu lado (aunque de copi en el drift me mareo jajajajajaj)

Anónimo dijo...

Pero cómo sois tan gañanes de ir con la ITV caducada!

Una pregunta que no se si se puede responder en público: cómo pasa la ITV? Está homologado?

Un saludo y enhorabuena por el coche

Sr. Pera dijo...

Diegito: Genesis Motorsport, se empezó a hacer allí antes de abrir al público el taller, y se terminó un poco después. Es un coche delicioso si te gusta conducir al ataque e ir luchando todo el rato.

Daniel Pg: Exacto, anduvimos por la zona y a uno que vive por ahí se le ocurrió la idea de ir allí a hacer algunas fotos, porque no hay gente molestando los sábados por la mañana, ni coches aparcados que salgan detrás, etc.

Cristian: XD Ya, es que a veces pasan esas cosas cuando te vienen a buscar con el coche, o cuando quedas en otro sitio, aparcas ahí tu coche y te vas con el de la prueba... XDDD

Sr.Kiwi: Bien respondido, es de Genesis Motorsport. Pues cuando quieras traerlo estamos encantados de recibirte y de ver contigo qué se puede hacer en ese MR2! Yo he estado rodando en el Jarama este sábado con mi e36 y en mi grupo había un MR2 plateado muy chulo (si le conoces dile que soy el E36 rojo de "la frenada a final de recta"... XD)

Anónimo: Bueno, está en proceso de homologación completa, ya faltan pocas cosas y por eso no ha podido pasar aún la ITV. Hay que llevarlo a laboratorio a hacer pruebas, gastar una fortuna en tontadas y esas cosas que nos gustan en España para justificar el sueldo y el trabajo de miles y miles de personas que ponen sellos.

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?