Sr. Pera miércoles, 23 de septiembre de 2015

Y no me refiero a hacerse mayor de volverse un carroza y no tener ganas de nada. Un FuelWaster envejece al revés, y cuando se hace mayor quiere más, y mejor. Me refiero a cuando vas evolucionando, y te empiezas a dar cuenta de que los niños y los hombres juegan al mismo juego, pero en ligas distintas, y con reglas diferentes. Y todo cambia.



Porque no contemplamos la idea de "hacerse mayor" como se entiende habitualmente, de bajarte del coche en una tanda y decir como Danny Glover "Estoy mayor para esta mierda" ("I'm getting too old for this shit"). Un fuelwaster medio sabe envejecer, y compaginar las exigencias de la vida adulta, la pareja, la familia, y el trabajo, con un apartado donde sólo quiere ver el mundo arder. Aunque sea un apartado pequeñito y reducido a un cochecillo picante con el que matar el gusanillo. Pero no deja de hacer estas cosas ocasionalmente, como no ha dejado de mirar lejos y ver las trazadas mientras conduce el coche de empresa a poca velocidad. No se ha rendido.

(No lo busques en Google, este es Danny Glover, junto a Mel Gibson en la mítica "Arma Letal". Acuñó la frase mítica "I'm getting too old for this shit", "estoy mayor para esta mierda", a la que han rendido tributo muchas otras películas posteriores. No te acostarás sin aprender una gilipollez nueva que no sirve para nada.)

Y tampoco hablo de "hacerse mayor" en el sentido de cumplir años y volverse responsable, que sucederá también tarde o temprado, aunque nos queramos resistir y vivir forever como veinteañeros. No, tampoco. Hablo de "hacerse mayor" como cuando le dices a un niño de 5 años que sea mayor y haga las cosas en condiciones. Eso es hacerse mayor.

Porque cuando eres un conductor novel con un utilitario y mucho veneno dentro que soltar, te tiran los tramos revirados y las curvas lentas, porque es donde más sensación de velocidad obtenemos, y más fácil resulta correr sin enormes riesgos (aunque en ese momento no pensemos así, es así). Y así aprendemos a correr, a trazar, a apurar las posibilidades de nuestro cacharrillo todo lo posible, y nos damos nuestros primeros revolcones contra el guardarrail. Es ley de vida.

(Nuestros comienzos, tramos de curvas lentas, y muchísimo veneno contenido que soltar.)

En esta época todos pensamos que la quintaesencia del automovilismo consiste en curvas lentas a alta velocidad (vamos, a 70 kmh...), y nos parece que la mejor carretera del universo es un puerto sucedido por recta-paella-recta-paella hasta morir de gusto. Y entonces desprecias los coches de más nivel por considerar que son más pesados y con más motor, y que sólo sirven para correr en las rectas y ponerse a 400 kmh en autopistas, y que eso no tiene mérito ninguno comparado con sus fazañas de utilitario haciendo curvas lentas a 70-90. Además nos alimenta el ego la típica aventura de poner en ridículo a coches grandes y ser un "matagigantes", cuando más que "matagigantes" hemos sido "cazafantasmas", y a quien hemos vencido no es a un coche grande sino a un manazas con un coche grande, cosa que es bien distinta.

Pero un día consigues conducir un coche serio, por casualidad, porque te lo deja tu primo, o porque nos toca conducirlo unos días por el motivo que sea. Y te das cuenta de que efectivamente no es tan ágil en curvas lentas, pero descubres un universo nuevo: Las curvas rápidas que antes no suponían reto ninguno con un utilitario peleón, porque apenas llegabas con velocidad para que fueran un problema, ahora se convierten en algo peligroso. Antes, sencillamente no existían, eran como una recta pero que se va a la derecha, y que se podían hacer a fondo girando el volante con una mano, a todo lo que daba tu cochecillo, y ahora ves que llegas al doble de velocidad y que la inercia descomunal que eso genera te lanza fuera de la curva. Y dices "ojo, que esto es serio, y me voy a calzar la galleta definitiva".

(Aparatos...)

Y abres los ojos. Ves curvas, trazadas, y problemas donde antes no había nada. Y te aficionas, y te compras algún cacharro para poder correr a ese nivel, en tramos con curvas rápidas. Y ves que la cosa es más seria que antes. Porque ahora resulta que la inercia es mucho mayor que en tus amadas curvas lentas, y hay que trazar mucho más fino. Además ves que el margen de corrección desaparece, porque antes si te colabas en una horquilla podías irte por fuera, o te entrompabas, o apoyabas en el guardarrail sin mayores consecuencias, pero cuando entras vendido en una curva a 160-170 la cosa no admite mucha corrección, ni dudar, ni levantar el pie, y entromparse supone irse fuera muchos muchos metros y golpear muchas muchas cosas. Esto ya no es un juego de niños, ahora aquí juegan los mayores.

Y uno puede decidir quedarse en lo fácil o lanzarse a lo difícil y peligroso. Ser cabeza de ratón o cola de león. Porque si te quedas en tus curvas lentas, y no pasas de ahí, serás el más rechulón de la cuneta, pero sabes que no podrás progresar mucho más, y hay un largo camino por recorrer que te estás cerrando tú mismo. A ver, algunos decidirán quedarse ahí por motivos muy razonables, y su mérito tiene, sin duda, hay casos y casos... La elección es de cada uno, hay tramos más lentos y tramos más rápidos... y también hay circuitos donde rodar rápido rápido y poner a prueba las manos a más velocidad de la que estamos acostumbrados.

(Salto cualitativo importante, del 106 Rallye al Subaru Impreza gordote...)

Ahora que quieres volar más alto, necesitas más potencia, y empiezas a comprender esos coches que despreciabas y pensabas que eran para "pisa-rectas", porque te das cuenta de que funcionan bien justo donde tu cacharrillo no da más de sí. Y además comprendes que eso de "tener buen chasis" no se mide en dos paellas y curvas a 90, sino enlanzando dos curvas en cuarta a fondo a más de 170 kmh, cuando el chasis realmente se pone en apuros, y le confías tu vida porque si no responde bien y no es capaz de absorber la inercia de ese cambio de trayectoria te vas a ir derecho al desastre. ¿A que las cosas se ven de otra forma cuando se te exige mucha más técnica y más pelotas a partes iguales bajo pena de la galleta más gorda que te hayas dado nunca?

Claro, ahora te codeas con gente que juega en primera división, donde las manos suponen mucha más diferencia que antes, y donde suelen tener cacharros con potencia, porque si ya hemos hablado de la dificultad y el riesgo de esa curva enlazada en 4ª a fondo, ahora al salir de la curva toca acelerar a fondo y que el coche empuje... Y para eso hace falta potencia bruta, y bastante par. Y no sólo eso. Te das cuenta de que las preparaciones van por otro lado. Olvidas todas esas polladas de 100 euros que se venden en ebay y que se justifican con teorías pseudocientíficas para ir rápido. Te das cuenta de que las suspensiones baratas y duras ya no valen como antes para virar plano en curvas lentas, sino que necesitas suspensiones buenas para regular todo lo posible al setup que necesitas, y que además absorban los rebotes y los baches a alta velocidad para no salir volando de una curva rápida... (te pilla el típico mini-rebote con el coche apoyado a bastante velocidad, hace un extraño y salimos en las noticias) y la cosa se sigue complicando hasta arruinarnos o darnos un castañazo considerable (esto es como los libros de "elige tu propia aventura" de cuando yo era pequeño, puedes escoger cómo acaba la historia, mal, o peor, jajajajaja)

(El M3 e30 iba genial con sus 4 cilindros, pero a Manolo se le quedaba bastante corto a ciertas velocidades... Ahora con el 3.8 ya no le pasa eso. Juega en otra liga. Ya nos gustaría a nosotros tener la mitad de manos que él...)

Hay muchos que cuando se asoman a estos niveles se echan atrás (a mi me suele pasar, la semana antes de un trackday, y la semana posterior, XD), por diversas razones que pueden ser muy respetables. Lo más habitual es que uno no quiera meterse en jaleos que requieren hacer muchísimo el ganso, que conllevan más gastos, y que el nivel técnico es más elevado, porque ven que la afición se les va de las manos, y es normal que en ciertas situaciones uno no esté para estos jaleos. Otros prefieren volverse atrás porque el nivel de gastos se eleva, y no quieren meterse en camisas de once varas mientras intentan sacar adelante a su familia, o sus estudios, o cualquier otra razón muy lícita. Y también habrá siempre quien quiera seguir habitando en su charquita y no salir a jugar a la gran liga por miedo a hacer el ridículo. El que piense así se ha enterado de muy poco, porque siempre debemos asumir que haremos el ridículo frente a los grandes, que siempre habrá quien nos dé sopas con ondas, y en vez de rivalizar con él, debemos llevarnos bien y aprender todo lo que podamos de esa gente, para mejorar nosotros, y no dejar de avanzar. Lo peor de no querer aprender por miedo a dejar de ser "el capo" de tu charquita es que no vas a aprender, porque tienes miedo a salir fuera, y porque piensas que correr con gente mejor que tú no es una oportunidad de mejorar, sino de hacer el ridículo. Y ese es el mayor error. Pero una vez más, con las cosas de los coches, que cada uno haga lo que le salga de las pelotas, porque está en su derecho de hacerlo.

(Ok, es un botijo y una curva lenta, pero no deja de tener enorme mérito lo que hace esta gente... No lo perdamos de vista...)

Sea como fuere, uno no debe perder de vista lo importante: Crecer, mejorar, y hacerlo mejor cada vez. Aquí la mayoría no somos pilotos, ni nos jugamos nada con esto, pero lo asumimos como un reto personal, y por eso corremos. No nos jugamos el pan, ni lo hacemos por ganar carreras o conseguir sponsors, y la presión es mucho menor, podemos mejorar y aprender a nuestro ritmo, o quedarnos un año en el dique seco porque tenemos el coche en quirófano, no pasa nada. Cuando sí pasa es cuando nos rendimos, cuando ya no queremos mejorar, o cuando pensamos que ya no se puede ir más rápido, o no podemos hacerlo mejor. Si pensamos que no podemos mejorar hemos perdido. Pero ya os decimos que el camino es largo, que se puede aprender muchísimo, y la gente que tiene nivel de verdad (a la que envidiamos con mala sangre) te lo enseña y te dice que a ellos les queda aún mucho por mejorar y aprender, lo que nos dice que a nosotros aún nos queda más. El recorrido de ir progresando es PRECIOSO, es la genuina alegría de esta afición, superarte, crecer, ver que tus capacidades han mejorado, que lo que antes no veías posible ahora te resulta sencillo, y que los trucos de los demás te sirven para investigar, experimentar, aprender, descubrir... Y eso es justo lo que te hace dormir con una sonrisa en la boca cuando eres un calcinado auténtico, satisfecho de haber bajado un segundo tu tiempo habitual, o de ser capaz de hacer una maniobra que antes no te salía. Porque sabes que a partir de hoy ya lo haces un poquito mejor.

(Nos quedan 100 vidas para llegar al nivel necesario con el que exprimir a fondo el Z06)

-----------------------------

Nota: Con todo esto sólo reflexionamos sobre el camino de una evolución lógica y normal, no queremos decir que sea obligado evolucionar ni subir el listón. Como hemos dicho ya, hay gente que quiere quedarse haciendo lo que hace siempre porque le gusta, porque se siente cómodo, o porque sus circunstancias no le permiten ir a más. Lo importante es que disfrutemos de esta pasión, y nosotros hoy te animamos a que sigas mejorando y no dejes de subir peldaños de esta escalera que nunca acaba, porque es lo que te va a hacer crecer en pasión y tener más y mejores recuerdos...

21 comentarios:

Delco Octane dijo...

Muy grande el post. El último párrafo no vale únicamente para el mundo de la afición por conducir, es aplicable a TODO en esta vida. No vale de NADA compararse con los demás o competir con ellos, siempre habrá alguien mejor que tú. Lo importante para evolucionar y mejorar es competir con uno mismo, esa es la mejor forma de medir nuestra evolución. De ahí sale la verdadera satisfacción personal y tener la capacidad de sentirse autorealizado. Superar a los demás alimenta tu ego, superarte a ti mismo te da algo más que satisfacción, te hace crecer como persona y eso no tiene precio. Así que sed valientes y a por ello ;)

Amat (OO=[][]=OO) dijo...

En la vida se avanza en circulos, circulos tan grandes que parecen rectas. Por eso el que ahora esta detras de ti cualquier dia puede estarlo delante si la direccion se cambia o se da la vuelta completa.
Gracias x el articulo y por el blog. Sois unicos y me alegrais cada vez que os leo y os releo.

Jony dijo...

Que duda cabe que como en casi todas las cosas, lo más bonito es ir aprendiendo creciendo, evolucionando y mejorando en lo que nos gusta. Y como a nosotros nos gusta esto de la velocidad y los coches, pues lo suyo es buscar siempre mayor velocidad y mejores trazadas. En eso no se puede estar más de acuerdo con este formidable artículo.
Es algo estupendo, empezar a conducir con un 2cv del año '82 (de mi abuelo, que en paz descanse) y disfrutar como un enano con sus dos cilindros opuestos y su inclinación lateral en curvas a prueba de fuerzas G; y pasar por un sinfín de volantes y potencias observando como cada cual tiene su encanto y su disfrute, a distintos niveles, si, pero disfrute al fin y al cabo. Y es que si eres un fuelwaster, lo eres con cualquier aparato que te haya sacado una sonrisa en la curva anterior. Un saludo y gracias por el blog.

Jon dijo...

Excelente artículo como siempre. Yo estoy todavía "en lo fácil" jejej y disfruto conduciendo por carreteras reviradas de montaña. Me falta hacer manos (y bastante) y exprimir el coche actual para pasar al siguiente escalón, pero lo afronto con ilusión y muchas ganas, al fin y al cabo ésta es nuestra pasión.

keitux dijo...

Gran post. Como todos los demás. Gracias por ser como sois. Y eso que solo os leo. Un saludo

Ander Arribillaga dijo...

Sr. Pera, ha creado usted una corriente filosófica llamada fuelwasterismo.

la verdad es que poco puedo añadir a esta entrada llena de pasión y de energía. hay que aprender y aprender, nunca rendirse, siempre podrás mejorar, siempre.

hacerse mayor también es aprender a ser humilde y que esa humildad te permita ver que hay gente mejor que tú y de la que puedes aprender, haciendo que crezcas y evoluciones.

al único al que has de superar es a ti mismo.

PD: si tuviera sombrero me lo quitaba

PD2: nos vemos en Kotarr

Anónimo dijo...

Miedo, simplemente da miedo sentir como esa sensación está literalmente fuera de tu alcance.

9000 rpm dijo...

Cuando aumenta la potencia y el reto crece, hay que pasarse al circuito. El día en que te ves trazando a 160/170 en un tramo ya sabes que la cosa se te ha ido de las manos y es cuestión de tiempo que acabe mal ;)

Yo quiero seguir aprendiendo aunque cumpla 90 años, muy buen post. ¡Lástima que esta pasión sea tan cara! Tendremos que ganar más perras, jajaja.

Un abrazo a todos

Anónimo dijo...

Guau, esta entrada me ha hecho reflexionar, siempre me ha gustado correr lo suficiente como para tenerlo todo bajo control, pero pudiendo decir "aquí estoy yo" creo que es hora de crecer y arriesgar un poco mas para dar lo mejor, gracias fuelwasters!! Lleváis ayudándome muchos años ya :)

Unknown dijo...

Excelente!! yo añadiría al final: "un barco esta seguro en el puerto pero no fue construido para eso"

Diego Vara dijo...

Cada uno debe experimentar su límite, y jugar con un margen de error. Lo puedes sobrepasarpero no continuamente... Yo creo que cuando la galleta esta cerca, hay que darse cuenta antes

Sr.Kiwi dijo...

Yo no puedo añadir nada, salvo no superar tus posibilidades... Si vas por encima de tus posibilidades antes o después te darás la galleta definitiva, y lo dice una persona que lleva entrando a circuito en moto desde hace 10 años (yo sí que estoy mayor para esta mierda, será por eso que me llaman más los coches ahora que antes?); cuando terminas una tanda y ves tus ruedas azules, entiendes que que de ahí venía el deslizamiento de la parabólica y que has ido por encima del límite, y que probablemente te has librado por una alineación de astros...
Lo dicho, evolucionar es bueno, pero con tacto que hay que seguir leyendo el blog.

Anónimo dijo...

que crack¡
hay que hacer una pegatina de esto va acabar mal o peor... jaajajaj

Javi dijo...

Muuuuy buena entrada Sr.Pera.
En palabras de otro gran actor:
"Ya siento como los jugos vuelven a llenar mis pelotas."

Anónimo dijo...

Jajajajajajajaj, pues sí, pero si las cosas apasionantes pueden dañarte a tí o a los que te rodean...

Luislee dijo...

Yo creo que a ciertos niveles de conducción y/o potencia es mas seguro, tanto para tí como para el resto de usuarios, entrar a circuito y dejarse de carreteras reviradas, ya que una buena galleta en la via pública minimo te quedas sin coche, y dios no quiera que la cosa vaya a mas, y jodas a alguien que simplemente pasaba por ahí.
En mi caso, no evoluciono a algo mas gordo porque el coche aparte de para "desahogarme" en curvas, me gusta usarlo para otra de mis pasiones, viajar, e irte a la otra punta del país o directamente a otro país con un coche duro como una tabla, que pide guerra cada segundo aunque vayas a 130 de crucero, y que se trague la gasolina como si no hubiera fin, aunque no le busques las cosquillas, pues para un currela como yo es algo que mi cartera no puede asumir, ni el tener otro coche para cada cosa.
Para estas cosas, por eso tengo la moto, en prestaciones aplasta a muchos de los coches que circulan habitualmente por la carretera, y si quiero desfogarme no sale tan caro, pero tambien es verdad que no perdona errores, y solo uno de estos puede quitarte de enmedio.....
dificil elección, puta vida tete.

sisu dijo...

Pues si, TODOS nos hacemos mayores, en el sentido de madurar y ver las otras desde otra angulo, aunque en el fondo, y aunque algunos no quieran reconcerlo, siempre mantenemos aquel nino travieso y gamberro..

Pero lo mejor de vuestra refelexion, y en lo que hay que quedarse, y perdonadme si me pongo un pelin demasiado dramatico, es haber llegado hasta aqui, para poderlo contar, y que los roces y encontranazos que nos han aleccionado, hayan quedado solo en temas materiales..

Y ya para finalizar, otro cosa que he visto con la edad, es que cuando no se sabia tanto ( aunque nunca lo quisieramos reconocer), confiabamos mas en las "piezas", que de alguna forma tenian que suplir las "manos"..; ahora sabemos trazar y frenar mejor, no "matar" en exceso un coche poco potente, etc.., y, al menos yo, no siento tanto que tenga que irme a por piezaz o directamente coches mejores para disfrutar; antes pensaba que habia unos minimos de los que jamas deberia de bajar para pasarselo bien al volante..

Kimi dijo...

Hola a todos,

Llevo unos cuantos días dándole vueltas a si escribir o no. Y al final me he decidido a hacerlo.

Yo veo un detalle muy importante en esta decisión de dar un paso más. Yo me lo he planteado muchas veces y hay varios aspectos que me tiran para atrás. El primero es el económico. Ya sé que un 350Z va muy bien. Pero también sé que a ritmos tranquilos consume 12 litros, y en el circuito 40. Y la pregunta no es si los puedo o no pagar. La pregunta es si esa diferencia económica se traduce Euro a Euro a diversión. Yo, como bien dice el artículo, no me gano la vida con esto. Desgraciadamente, ni yo ni nadie en España. Entonces es probable que las cuentas no salgan. Si ahora un día de circuito me sale por 300€ y con un coche grande y potente me va a salir por 500€ (datos inventados) yo quiero pasármelo el doble de bien.

Otro detalle a tener en cuenta es el riesgo. Más velocidad, más riesgo. Es una ecuación de resultado directo. Como algunos recordaréis, hace exactamente tres tandas, me fallaron los frenos por un error mío de selección de pastillas y eso provocó una bonita excursión por la tierra a final de recta en el Jarama. Según la telemetría de juguete del móvil iba a unos 190km/h. Si en vez de mi Polo de 180cv hubiera llevado un M5, algo me dice que ese 1 habría que cambiarlo casi por un 2. Y entonces mi error es probable que hubiera salido más caro. Mucho más caro. Lo mismo, o peor, sucede en el paso por curva. En una curva rápida con ese mismo M5 seguro que pasas más rápido que con mi pelotita roja. Seguro. Pero también con un margen de error muy inferior y unas consecuencias en caso de improvisación muy diferentes. Siempre he tenido pánico a que este miedo me lleve a no apurar, a no jugar con el límite. Creo que eso me restaría diversión.

Y el último punto, y más importante, tiene que ver con mi habilidad. Yo puedo sentir mi absoluta incapacidad para que el coche haga lo que yo quiero. Tengo la percepción de que no le saco ni un 50% de rendimiento a lo que llevo entre las manos. Es por este motivo que si llevara un coche de mayores prestaciones, quizá este sentimiento fuera el de no llegar ni a un 25% de las posibilidades del coche. Y eso ya sí que no me gusta. No quiero tener una sensación perenne de lo malo que soy. Porque mi falta de destreza ya me la sé yo, no hace falta que me la recuerde mi coche en cada curva que no sé tomar.

Y llegados a este punto, no hay nada mejor que un giro argumental. Es ley que todos buscamos una mejora en cualquier aspecto de nuestra vida, y más en aquellos que te producen satisfacción. Y es un hecho que en nuestros sueños húmedos no aparecen Clio, Polo ni nada de eso. Aparecen Porsche, Ferrari o Maserati. Es así. Me encanta cuando cojo un deportivo “de verdad” y tengo esa sensación de “ojo que esto es serio”. Esa sensación es especial para cualquiera que desayune gasolina de 98 con magdalenas. Porque un Clio Sport, no deja de ser un Clío con suspensiones duras y motor potente, un Polo GTI es sólo un Polo TDI que suena mejor y sin embargo, un 350Z o un S2000 ya se diseñaron para eso que tanto nos gusta, divertirnos.

Tras este “tocho”, espero que sigáis haciendo lo que más os gusta: disrutar de los coches.

Un saludo,

Kimi.

Anónimo dijo...

Hola! He llorado (de emoción) al leer un par de frases, me explico; Cumplí los 18 en mayo y me saqué el carnet, empecé con un Fiat Punto 60sx (MK1) 1.2 Gasolina heredado, y nadie tenia cojones a pasarme por chuleta que suene (evidentemente en recta si) finalmente el coche lo vendí porque encontré el coche que siempre he querido, un 200sx RPS13; llevo 2 semanas con el y el coche se me queda grandisimo, poco a poco voy cogiendole el gusto y aprendiendo a meterlo por donde metia el pequeño punto, tengo los animos por los suelos al pensar que me faltan manos, una impotencia muy grande pero bueno, espero seguir mejorando y ser apto para la siguiente liga Un saludo! Salva

Pomporrio dijo...

Anónimo de carnet recien sacado,lleva calma,ahora mismo el coche te lleva a ti no tú al coche.Recuerda que antes de correr hay que aprender a andar y sobre todo hacerlo donde no se ponga en peligro a nadie.Te lo dice alguien con 16 años de carnet que aun es un novato que sigue aprendiendo dia a dia.

Carles20vt dijo...

No se puede resumir mejor, aquí muuuuchos se habrán sentido aludidos de una forma u otra.

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?