Sr. Pera martes, 20 de noviembre de 2012

En las mentes y en los corazones de muchos de nosotros siempre ronda la idea de disfrutar de un buen coche italiano. Y hoy vamos a hablar de sus pros y sus contras, pues se trata de coches realmente peculiares, sobre los que pesan infinitas leyendas de amor y de odio a partes iguales. Vamos a alejarnos todo lo posible de los coches italianos de alta gama, a la que no tenemos acceso el común de los mortales, y vamos a ver qué nos queda...


Porque la premisa es sencilla: Si nuestro presupuesto descarta los grandes deportivos italianos (Ferrari, Lamborghini, Maserati, etc.) nos quedan Fiat, Lancia, y cómo no, Alfa Romeo. Y con sólo echar un vistazo, veremos que la cotización de muchos coches interesantes de estas tres marcas es realmente baja (salvo los grandes iconos tipo Lancia Deltona, como es obvio).

Y lo bueno es que los italianos saben hacer coches que uno puede disfrutar sin invertir grandes fortunas. Los alfistas de medio mundo saben de sobra que mientras un coche alemán o japonés de media gama no te proporciona emoción ninguna (comparado con sus versiones deportivas o tope de gama), un Alfa (gasolina) de serie media te da gran parte de las sensaciones que puedes encontrar en el modelo tope de gama, pero a escala. Y eso es un dato importante. Porque el sonido de un Alfa 145 QV es realmente embriagador, sin necesidad de irnos a grandes alardes mecánicos. Porque el tacto de un Alfa Sprint 1.5 no difiere demasiado del de un Sprint 1.7, y porque la orquesta celestial de un Alfa 156 V6 no se separa demasiado del sonido de su versión GTA. E insisto en que eso es muy bueno.

(Alfa Romeo 145, 2.0 QV)

La verdadera tentación viene cuando pruebas uno. Un coche italiano tiene una magia especial que no tienen los demás, y nunca podrán tener. No es por este o aquel detalle, sino por una suma de factores, siempre diferentes, que hacen que el resultado sea un absoluto disfrute para los sentidos. Porque su tacto siempre tiene un recuerdo deportivo, porque su sonido siempre enamora, porque su diseño es una combinación perfecta de elegancia y deportividad, y porque sus interiores tienen un diseño siempre original y elegante. Entre unas cosas y otras, da la sensación de que son coches hechos con el corazón más que con la cabeza.

(Alfa GTV6)

Pero para muchos de nosotros, existen varios motivos que nos echan para atrás a la hora de la verdad. Yo no paro de darle vueltas cada pocos meses, y la tentación de adquirir un precioso Alfa Romeo o Fiat curioso por cuatro duros, es terrible. Y tras pensarlo fríamente durante mucho tiempo, creo que los miedos que tenemos son de dos tipos:

1) Desde hace un tiempo no hay italianos asequibles de tracción trasera (propulsión). En torno a los años 80, Alfa Romeo decidió pasar la producción por completo a tracción delantera, con algunas versiones 4x4, pero ni Fiat, ni Lancia, ni Alfa Romeo han vuelto a hacer coches de propulsión, a excepción de rarezas como el 8C Competizione que siguen fuera del alcance de casi todos. Incluso si quieres comprarte el Alfa más deportivo de toda la gama, te lo tienes que comprar con tracción delantera o a lo sumo, integral. Sólo queda un modelo barato de propulsión, y luego pasaremos a verlo.

2) Existe una muy extendida fama de problemas mecánicos en torno a todos los coches italianos. Y aunque hablando con alfistas y defensores de los italianos te explican que no es tanto como lo pintan, siempre acabas dando crédito a la opinión de un amigo que tuvo una nefasta experiencia, o a la historia de un familiar que no dejó de llevar el coche al taller cada dos por tres por distintas averías. Y sobre esta espinosa cuestión volveremos más adelante.

(Otro 145)

Pero considerando estos dos miedos, surgen algunos remedios que de vez en cuando me logran convencer:

- Si te vas a comprar un coche de 2.000 euros con unos cuantos años, para darle un uso ocasional y divertirte, es lógico y asumible tener una fiabilidad más o menos dudosa, y esto aplica tanto para coches alemanes, como japoneses, italianos, o de cualquier otro tipo. Por lo tanto, comprar un Alfa 75 2.0 TS por 1.500 euros, y que nos salgan unas cuantas averías no debería ser motivo para tirarnos de los pelos. A cambio tenemos un auténtico Alfa Romeo, con motor delantero y propulsión trasera, con todo lo bueno de los coches italianos de antaño, su sonido y su tacto. 

- La cuestión del Fiat Cinquecento Sporting con el motor 1.2 del Punto Sporting, de la que ya hemos hablado anteriormente, y que no deja de rondarme la cabeza de vez en cuando. Ya hemos explicado que esos cochecillos no suelen dar problemas, y la diversión puede ser absoluta.


- Liarnos la manta a la cabeza y comprarnos uno de los 2 últimos Alfa Romeo pata-negra de verdad: 147 GTA y 156 GTA. Porque después de aquello, y tras el GT 3.2 que iba un poco descafeinado de motor respecto a los GTA, Alfa-Romeo (en realidad fue Fiat) decidió suprimir su motor 3.2 V6 de origen 100% italiano y reemplazarlo por un nuevo V6 de Holden. Ok, es delantera, tiene un chorreo de 250 cv de potencia, y no le ayuda ningún tipo de autoblocante, pero no perdamos de vista sus prestaciones, que es, y siempre ha sido un coche rápido, que tiene un motor que empuja de verdad, unos frenos espectaculares, y un diseño interior y exterior de ensueño. 

Estuve muy muy cerca de aceptar un par de cambios que me ofrecían por mi Clio Sport, y quedarme un 147 GTA, pero al final me entraron dudas, estuve viendo que consume una salvajada de gasolina (era para moverme a diario, ojo), y que las averías podían ser realmente cuantiosas.

Pero claro, te pones a pensarlo, te pones a ver los precios de los 156 GTA, y ves esto por fuera:


Luego ves esto por dentro:


Y al final escuchas esto:


Y te vuelves loco

Porque en realidad, no sólo tienes un coche que corre como un demonio, sino que es tan elegante, y tiene tanta clase, que cuando te ves montado en uno, lo disfrutas, y te dejas llevar por su apasionamiento, otros coches más prestacionales y cotizados te saben a poco. Son aparatos que tienen la capacidad de sacar lo mejor y lo peor de ti constantemente, y ningún otro lo hace con el mismo descaro.

Entonces decides bajar el listón, y decir "No me la juego a gastarme 8.000 euros en un deportivo y que se convierta en un calvario de averías, como le ha pasado a este amigo mío, a este otro conocido, y hasta al Alfa Spider que tuvieron en Pistonheads y que no arrancaba", así que buscas la opción de italiano barato como tercer coche.

(Un precioso 155 V6 con cuatro tonterías)

Y te plantas con varias opciones: O me voy a un 156 V6, del modelo inferior al GTA, que cuesta realmente poco, y ofrece algo bastante parecido (aunque nunca será el GTA en todo su esplendor, ojito con eso), o incluso el olvidado 155 V6, o si busco algo que haga girar las ruedas traseras, me planto en los viejos GTV6 y 75.

Ambos modelos son bastante parecidos, y aunque las formas fluidas del GTV6 clásico se imponen a las obsoletas aristas del 75, la diferencia de precio iguala mucho las cosas, y más teniendo en cuenta que el chasis del 75 en algunos aspectos resulta más sofisticado que el del GTV6:

(El diseño del GTV6 es realmente épico)

Ambos tienen motor delantero longitudinal, y podemos escoger entre los caros pero satisfactorios V6, o los asequibles y más fiables 2.0 de 4 cilindros. El V6 de Alfa de aquellos años era algo inigualable, tenía un sonido inconfundible, y una manera de entregar la potencia realmente excitante. Pero son complicados de mantener, son caros, y difíciles de encontrar. Los dos tienen la caja de cambios en el eje trasero, y por ello disfrutan de un reparto de pesos excelente, y una conducción que ya en su época resultaba muy equilibrada. Y ambos adolecen del mismo problema en dicho eje trasero: Los frenos nos van en las ruedas, sino centrados en el eje (onboard), generando calor cerca del diferencial, y para terminar de redondear la jugada, el escape también pasa junto a aquel. Así que el aceite se fríe regularmente, y si no nos andamos con ojo y un mantenimiento exquisito del mismo, tenemos diferencial frito para cenar...

(El Alfa 75, uno de los pocos Alfa-Romeo de propulsión que quedan a buen precio)

Y poco a poco lo vas descartando, porque hay cosas que te echan para atrás.

Pero luego un día pruebas un Alfa Sprint con su motor 1.5 boxer carburación, y aun siendo un coche de tracción delantera vuelves a sentir esa magia italiana en su tacto, en su diseño, su sonido mágico, y el estilazo inconfundible de elegancia bien entendida... Y te vuelves a envenenar.


Y vuelves a pensar en ideacas e inventos: Que si me compro un Alfa 33 y le pongo 3 cositas para dejarlo bonito, que si me compro un 75 2.0 TS y lo visto de etiqueta, que si me busco un GT 2.0 de los antiguos para postureo y hacer el pijo... Y así se queda uno, con la espinita clavada y a punto de cometer una locura cada dos por tres...

Acerca de la leyenda negra de sus averías y los problemas eternos de fiabilidad, hemos discutido mucho, y tenemos algunas ideas: Un antiguo amigo nuestro trabajaba en postventa de grupo Fiat, y hacía estudios con pedidos de piezas, suministros, y demás, y siempre nos contó historias alucinantes sobre coches que se autodestruyen con apenas 1.500 km de uso, reparaciones en garantía que no te las crees, y otras maravillas. Por contra tenemos amigos que han tenido TODA LA VIDA coches italianos, a los que han dado un tute intensivo, y con cero problemas de relevancia. Y como idea intermedia, hemos escuchado que uno de los principales problemas es que el servicio de algunos talleres oficiales de grupo Fiat no sigue las pautas que requiere la reparación y mantenimiento de estos coches (a saber...). El caso es que hemos visto ejemplos de coches italianos que con el mantenimiento que precisan, que no es el acostumbrado en otras marcas (especial frecuencia en la distribución, ojo a niveles, aceite adecuado, y alguna otra indicación según modelos), y ciertas precauciones, no dan absolutamente ningún problema a sus dueños. Y eso es tan incontestable como los ejemplos que tenemos de lo contrario.


¿Compensan los quebraderos de cabeza y el riesgo de averías a cambio de un coche realmente placentero? Cada uno que valore el asunto con sus preferencias. Yo soy un poco cobarde (de la pradera) y no me lanzo a tener un italiano como coche principal, pero como segunda opción, y para tener un coche divertido con un estilo y una elegancia únicos, no lo descarto en absoluto...

56 comentarios:

Eduardo_xino dijo...

muy interesante... siempre he estado en la misma dinamica, debo de ser un cobarde de la pradera como tu jejeje

Samuel dijo...

Nunca me han atraído para nada los coches italianos pero sin duda mi elección sería el Alfa 75, es es único que me llama la atención pero la verdad que estos italianos estarían entre mis últimas opciones de compra, y mas viendo la curiosa parte trasera que tiene el Alfa que teneis por la frutería.

Saludos

Sr Gizzmo dijo...

cada vez q veo un alfa siempre digo q tengo un serio problema con ellos. me gusta el diseño tanto interior como exterior, el sonido de los motores a gasolina, etc. Pero en mi tierra es casi imposible encontrar uno en un desguace para piezas (por lo menos en mi zona he pateado unas cuantas veces y he visto 4) y todavía más raro ver uno pre-2000 por la calle.y por lo que tengo entendido los servicios de los talleres oficiales de la época no eran demasiado buenos

ahora mismo solo conozco a una persona que tenga un alfa de cualquier época, y es ochentero y ademas escribe aquí a veces.

así que mi relación con alfa sera como la tuya, calentada mental de vez en cuando pero, por suerte o desgracia, se quedará en eso

Antonio dijo...

Nada más que añadir al texto, la estética italiana hace que se te caiga la baba. En casa tuvimos un 155 y gran recuerdo de él... planteándome seriamente de segundo coche un cinquecento sporting o 145, el corazón traiciona

Anónimo dijo...

Recuerdo mi tercer dia en Longo S.P.A. como si fuera el primero hace ya tiempo. Estaba haciendo una revisión a un 147 1.9 jtd 8v y de repente baja por la rampa de servicio un sonido aterrador y entra en el taller. Un 156 GTA. No me tocaba a mi, no me tenian confianza y solamente hacia revisiones los primeros dias, pero le dije al jefe; "Oye me voy con Andrea a ayudarle con la 156 para aprender como trabajar sobre el V6". Asi que sin dejarle tiempo a responderme me fui con Andrea a trabajar. No tenia nada raro, le tocaba una revisión y poco mas. Pero me acuerdo perfectamente como antes de meter las nuevas pastillas de freno dentro de esas pinzas rojas Andrea saco una dremel, le puso la pulidora mas fina de todas y con sumo cariño (sisi cariño) se pone a redondear levemente los bordes. "¿Para que haces eso?" le dije. A lo que me respondio; "Este coche tiene que ir fino siempre, ¡es un GTA!, y viendo como tiene de negras las llantas no quisiera que estrenara los frenos al salir del taller y doblara el disco con los vertices. No lo hago por el dueño, lo hago por el coche".

Alex ITF dijo...

Esa chica que si te lo pusiera facil perderias la cabeza aunque sabes que no te conviene..o eso quieres creer tu por lo que te cuentan.
Me pasa lo mismo, dudas y dudas, porque si me he planteado tener algun dia un alfa, o seria un gta o del siglo pasado, y ahi viene el problema que tienes que buscar uno usado y no me parece ningun inconveniente, pero mi cabeza (y la tuya) te hace pensar que si por fama de poca fiabilidad y ademas usado por otro que vete tu a saber como lo tenia o como lo adquirió (no siempre son alfisti), ya estimas que debes guardarte mas que para otros coches por posibles imprevistos, y luego que? un 156 gta de primer coche?... de segundo? puede pero para un segundo coche no te hacen falta plazas traseras,ya que no nos sobra el dinero, si te puedes permitir gastar algo no te compres algo parecido..y llega otra vez la misma mierda: - Pero no es un a4 ni un 330 es un gta (gracias por el video, sino esta frase no tendria sentido). - ya pero sigue siendo una berlina 4 puertas y delantera.. - pero esas llantas solo pueden quedar bien ahi, en un coche que monte esa calandra.. y al final me amargo, busco algun siniestro de un 147 gta haber si encuentro uno y ya me documento para ver si se puede montar en un GT (GENESIS... :).), no lo encuentro, busco 156 GTAs tuneados en italia, me deprimo porque el 4C no lo van a sacar manual, y pienso en 2013 haber como va el mercado pensando en algo mas "optimo" en lo que gastar dinero.
Pero me temo que nunca sera un Alfa.

P.D: Muy bueno el post para alguien que tenga en mente un alfa asequible y tenga una idea de lo que se compra. Saludos

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JaS dijo...

Como siempre, mis felicitaciones por el articulo. Yo tengo esa misma relacion amor-odio con los coches italianos. No he probado bien ninguno, y los pocos que he catado ni mucho menos era alguno de los que poneis aqui (algunos ya clasicazos en toda regla). Siempre me han transmitido justo eso que mencionais: que estan mas hechos con el corazón que con la cabeza. Ademas del temor a que se pasen media vida en el taller, claro. Sobre esto ultimo creo que parte de esa mala fama se debe a su electronica (recuerdo algunos check-control "estupendos") y a ciertas calidades de acabados.

Sergio dijo...

Creía que no harías un artículo como este...

La verdad es que a mi me pasa justo al contrario: por más que, cuando pienso en la próxima compra zarril o de coche utilitario, no puedo dejar de hacerlo en un italiano. No existen otras marcas, y menos ahora, que me llenen.

Yo me considero un tipo raro, lo reconozco. Nunca valoro temas tan "importantes" para otros como consumo, "fiabilidad" (eso me hace mucha gracia), equipamiento, o procedencia, sobretodo si ésta proviene de una planta germana... lo siento, soy así, un tío visceral, romántico, nostágico, algo hedonista y quizá poco práctico. En fin...

Bien es cierto, y esto se acentúa mucho más en un zarrio, que cuando compras un coche italiano una relación "amor-odio" comienza a desarrollarse dentro de ti. Tienes que tener una predisposición a ello, porque nadie se mete en líos a posta. A veces lo tirarías a la basura y otras lo subirías a tu casa, tras una vuelta o viaje y expondrías en el salón (de ahí lo de poco práctico). Es una relación cuasi entre amigos, como la vida misma, vamos.

En mi vida "motoril" he tenido los siguientes coches, por orden cronológico. Renault 5 GTS '89, VW Polo Diesel '98, Alfa Romeo 147 1.6 TS '04, Alfa Romeo 156 2.5 V6 '99, Alfa Romeo GTV 1.8 TS '00, Alfa Romeo Sprint 1.5 QV '87 y Fiat Idea 1.4 16v '04. No desdeño, ni me gusta hacerlo, otras marcas o modelos, ya que no soy así y tampoco tengo motivos, pues no tengo experiencia en ello. Nunca tuve problemas con ninguno, bueno, con el 5 y el Polo sí: el primero con la caja de cambios y el segundo con el selector de la misma, concretamente la 5ª se salía. Cosas que pueden suceder en coches de 2ª mano con muchos km y muchos años. Poco reseñable y criticable: cumplieron su función práctica con nota a un recién novel. Con el resto... nada de nada, sólo satisfacciones. Ninguno ha conocido avería alguna, sólo los mantenimientos preestablecidos.

Qué quiero expresar con esto... pues nada, sólo una experiencia personal. Tampoco es una defensa de todo lo italiano (cada uno tiene sus gustos) ni pretendo convencer a nadie que compre uno (hace poco me pedían consejo y no lo di, pero aquí no importa eso ahora).

Como conclusión, y parafraseándome, diré que un coche italiano es para gente que quiera tener un coche italiano. Quizá pruebes uno por "casualidad" y te enamore, o lo detestes. Desde luego tienes que tener esa predisposición. Seguramente en un futuro (a lo mejor no lejano) disfrute de algún modelo "no-italiano" (BMW E21 '83, p.ej :)), pero lo que tengo seguro es que Italia è nel mio cuore.

Un salutone dal pazzo della Sprint nera.

Sergio dijo...

... (se me olvidaba) Muy buen artículo, por encima de los últimos a mi juicio, por contenido y objetividad, pero sobretodo por la ausencia de tópicos usados y expresados y, muy importante, por la sinceridad trasmitida. De lo mejorcito.

Sugerencia: estaría bien hacer lo propio con respecto a los otros paises con esa idiosincracia tan especial que arrastran tras de sí hordas de seguidores de los coches que procrean, estos son: Japón, Alemania, USA y UK.

El pesao del Sprint.

Sergio dijo...

... por cierto, la segunda foto del 145, en la que aparece la zaga, se trata de un SWAP. Sí, sí, se le metió un 3.2 procedente, no sé si de un GTA o un GTV 916 V6 (última serie).

Como punto y final de mi intervención, debo aclarar que los Holden V6 entraron a partir de los Brera y los 159, no antes. Por lo tanto tanto el GT (chasis 156), como 147 y 156 montaron el famoso y afamado Busso.

Ciao!

Prfff, el del Sprint.

JaS dijo...

Mmmmm! Busso... Para mi sin duda uno de los 6 cilindros con el sonido mas bonito que pueda haber (y seguramente habra)

ELCULEBRAS dijo...

Yo estuve montando en un 147 GTA con xenon y precioso con escapes novitec....y...pense....a la par que me informe que seria una jodida ruina.... (pero ME ENCANTA Y ME ENCANTO).Con lo cual me compre un EP3 dada la buena fama en cuanto a fiabilidad y demas....Revente el motor a los 3 meses de tenerlo,creo que ni eso... xDDDDDDDDD

Conclusion,no siempre es lo que se dice.

Y menos mal que fue ese motor el que peto ya que SEGURO encontrar otro de un alfa a un precio razonable habria sido imposible...aunque siempre tendre la duda y la espinita de tener uno...Nunca se sabe... :)

Sr. Pera dijo...

Eduardo_Xino: Lo somos, hijo mío, lo somos. Porque de tenerlos bien plantados, me compraba un 156 GTA y soltaba amarras con la lógica de una vez por todas.

Samuel: Pues no te creas, a base de probar uno, y otro, y otro... te va entrando un regustillo muy malo que se te queda en la boca, como cuando pruebas veneno a ver a qué sabe, y luego no te puedes quitar el sabor de la boca, pero te empieza a gustar. Es muy jodido!

Sr.Gizzmo: Mi consejo, si te animas, es gastarte cuatro duros en uno que mole de verdad, sin importar si se va a romper o no, tipo 155 V6, que hay uno por menos de 2.000 euros en venta ahora mismo (aunque tiene una pinta nefasta la verdad). Porque siendo honestos, por menos de 2.000 euros sabes que te la juegas ya sea con un Alfa, con un BMW E30 o con lo que sea...

Antonio: No se te ocurra mirar precios de los 156 2.5 V6, porque te vuelves loco, y empiezas a pensar en que te sirve como berlina, como segundo coche, o como quieras... Es veneno puro!!

Anónimo: Esas historias de taller son las que hacen que me derrita, cosas que sólo pasan en italia, y que explican el porqué de estos coches. Me ha emocionado!!

Alex_ITF: Gracias majo! Tu comentario mola un montón. Y creo que casi al 99% se puede montar el motor Busso del GTA en el GT. Tengo que mirarlo, pero eran casi igualitos...

Unknown: He leído tu comentario, me he rayado infinito, luego lo has borrado y me he rayado aún más. De hecho eres culpable de la tarde infernal que llevo dando vueltas al tarro. Me debes un whisky por ello.

JaS: Mil gracias chavalote. En verdad los fallos eléctricos son una parte de su leyenda negra, porque yo ya he escuchado válvulas dobladas, cables tostados, chasis que se rajan y hasta auto-combustión espontánea... Vete tú a saber...

Sergio: Sé lo explicas, y esperaba un comentario tuyo similar. Me ha encantado y es totalmente cierto, un coche italiano es para alguien que sabe lo que quiere. Porque tienen muchas carencias respecto a rivales japos, alemanes y de otros países, pero para el que quiere un italiano, las virtudes de sus rivales no valen nada frente a las fortalezas de un italiano "sportivo". Y esto es así!

Culebras: Exacto! Además estuvimos hablando de todo esto antes de escribir esta entrada, y en ciertas cosas me inspiró mucho la conversación. Siempre se dice que si fulano tuvo un Alfa que se rompía todas las semanas, y que los japos y alemanes son indestructibles, y parece que coleccionamos coches alemanes y japos que no paran de romperse... XD (Sabes de lo que hablo...)

Sergio dijo...

Tampoco es todo oro lo que reluce y no todo lo alemán o japo es superior o mejor que lo italiano. No seamos "sageraos", ja ja ja!!!

Yo, que tengo 2 Vespas, 1 Fiat de los modernos y 1 Alfa de los viejos no puedo pensar en otra cosa que no provenga de Italia.

Baci a tutti voi!!!

El del zarrio italiano de motor aplastao

sr.espada dijo...

Aqui uno de los ``valientes´´ que se atrevió a ir a un concesionario a pedir un flamante italiano de primera mano, hace años ya...

Acudiendo al recurrente y vulgar tópico del folclore español que espero tenga aplicación al respecto de las teras (equivalente a los testículos en el androceo de las peras), invoco el principio general de ``no hay huevos´´ para que , quizás en un alarde de hombría/frutería ibérica, haga mella en el Sr.Pera la idea de comprar un italiano...

Si se es un auténtico quemado , antes o después, se acaba cometiendo una locura en la que sabes que todo saldrá mal y , aun así , lo harás. Es la vida que hemos elegido...nos va la emoción de pensar que , aunque lo tengamos todo bajo control, algo lo puede mandar todo a la cuneta.
Esas cosas son las que le dan chispa a la vida y le reafirman a uno mismo en sus convicciones más racionales(``no me lo tenía que haber comprado´´) , aunque sea a la hora de elegir un cacharro al que hacerle perrerías hasta la muerte.

Por cierto, mi historia con el italiano acabó muy mal. Un romance muy caro, con muchas ``discusiones´´ y apasionadas ``reconciliaciones´´ que agotaban la paciencia , el amor....y mi cartera (miles de euros en reparaciones).

Encantado de saludarles.

``Sr.Espada´´

Sergio dijo...

Más de una vez, y no dos ni tres, me he planteado la compra de un Thema 8.32 e incluso me salían los números, pero... no pudo ser (menos mal que mi mujer no nos lee, jo jo, ahí dejo la pista).

Es cierto que el mantenimiento "puede", y digo puede porque no todos son GTAs ni EVOs ni la madre que los parió, ser algo honeroso, pero igual o menor que lo puede ser el mantenimiento de un, pongamos, BMW 330i o M3 E36 u Honda S2000 o RX8 o... Porque un Cinque Sporting en en la vida de un Fuelwasters sólo le hará sonreir de oreja a oreja y, porque cuando lo lleve al curro - sí se reirán de él por lo enano y llamativo que es (sobretodo en amarillo) - y aparques en un milímetro saldrás de él encantado, o cuando veas la cara "tonto" que se le queda al ceporro (por lo de cepo, ojo) de ilustre apellido (FR, TDDDDDDDDDDDI, etc...) al verse rebasado o perseguido por una carretera de montañan "llenita curvas" por un enano de apenas 55 cv, o bien cuando lo lleves al taller a hacerle la distribución, embrague o lo que sea y te para comprarte con lo ahorrado una Play 3 "petá de juegos" y un Aipad de los nuevos, ya que has gastado poquísimo en el mantenimiento, no te digo nada con la gasolina gastada. Y esto, te lo puede hacer un Lancia Y Elefantino Rosso del 2000 (y ahora vienen los de Mini reinventado lo del coche de lujo pequeño, prffff) con sus 85 cv, 1.2, apenas 850 kg, menos de 4 m y bajadito de serie... ahora dime si no te gustaría ser tú el que lo llevara... Es así? Tienes clase, molas, tu coche corre como el correcaminos en el Tour de Francia, y encima es más barato de mantener que un Dacia Logan.

Porque los EVOs, GTAs y demás han hecho y dan, mucho respeto para el "no italianofílico", recordad que en Italia fueron los pioneros en coches pequeños, económicos y con clase. No todo lo procedente allende los apeninos es "poco fiable" (me parto), caro y "malo".

Un saludete!!!


Podría tener un scooter automático moderno japonés o coreano o francés, económico y... de plástico, pero prefiero moverme en un hierro (tengo 2) que funciona a 2 tiempos, más duro que los huevos de Conan, fiabilísimo, irrompible y lo más "chic" que puedas conducir. El de las Vespas, también conocido por el pesao del Sprint.

indeciso dijo...

Enorme (en el buen sentido de la palabra) artículo. Jamás me cansaré de vuestro blog. Seguid así. Un fuerte abrazo.

Alfonso Castaño dijo...

Te has dejado un italiano aun mas rabioso y temperamental 2 turbos motor delantero y propulsion trasera que se puede encontrar tirado, y que supone la quintaesencia de la mala fama italiana......lo reconceis....no??

El "Miserati" Biturbo, yo lo reconzco llevaba tiempo detras de uno....y si he pecado¡¡¡

En breve me traere para la cochera, un buen proyecto de restauracion, completo, funcionando con papeles para dar placa historica y algunos cuidados menores con 210Cv y 2.0

Si todo sale como me auguran podre disfrutar de uno de los dos momentos mas felices del propietario del biturbo, su compra.....el otro dicen que es el dia que se vende

De todos modos con perdon del machista comentario que voy hacer, un coche italiano es como una amante, se sueña con ella....pero nunca nos la imaginariamos en el papel de esposa...y que hombre nos sueña con un amante y si encima es italiana...

Saludos

Sergio dijo...

Ja ja ja!!! Muy bueno Alfonso, pero que muy bueno. Ojalá disfrutes tanto de tu "amante" como de tu "mujer". Suerte en la restauración, porque tienes un gran coche.

Dentro de los pajaritos que uno tiene en la cabeza en forma de coche, los pajaritos no la cabeza (;)) dentro de las posibles compras futuras para el año que viene (si todo cuadra) es, a parte del Lancia Y Elefantino Rosso, un 33 1.7 16v, ya sea berlina como Sportwagon.

Buenas noches! El alfista.

Jasc dijo...

Me habeis dejado sin palabras! Buffff enhorabuena!

Sr. Pera dijo...

Sr.Espada: Jajaja enorme testimonio!!! Eso es exactamente a lo que me refería, al miedo a meterte en un jardín en el que estás muy a gusto, pero en el que sabes que vas a salir escaldado!!! Pero tienes mucha razón, la enfermedad que padecemos los presentes es precisamente huir de lo racional por lo emocional, y cambiar los valores apolíneos por los dionisíacos, y el máximo exponente de esta filosofía es precisamente liarse la manta a la cabeza y comprarse un deportivo italiano!
(Por cierto, si me compro uno, tiene pinta de que será un 155 ó 156, y V6. Tienen un precio de risa y ofrecen un encanto máximo).

Indeciso: Millones de gracias por tu apoyo. A ver si logramos seguir al mismo nivel pero escribiendo más a menudo. Estamos ya en ello preparando la segunda entrada de la semana...

Alfonso: Sabía que andabas detrás de uno de esos bichos desde hace tiempo, pero no sabía que lo tenías tan cerca ya!!! Enhorabuena!!! Qué coño, mañana por la mañana te llamo y hablamos, que tenemos temas pendientes, y ya de paso me cuentas lo del Maserati, que seguro tiene miga...

Sergio: Es evidente, claro, pero ten en cuenta que nosotros nos movemos con Japos que se ponen en 300 cv con muy poco presupuesto, y alemanes que vienen ya ciclados de serie, y para poner un italiano asequible al mismo nivel tenemos que irnos a cosas serias. En cambio, en cuanto a encanto y apasionamiento, pocos coches "racionales" de los nuestros se acercan a ningún italiano... Y mira que ahora mismo tenemos en la nave un Alfa GT 2.0 clásico y un Lancia Beta!
Por cierto, el tema del Lancia Ypsilon Elefantino Rosso me ha parecido una ideaca en toda regla!! Recuerdo el Ypsilon Elefantino Blu de una amiga, y era un coche bastante curioso!! El Rosso con su toque deportivo y su motorcillo apretado tiene que molar un rato. Ya los estoy investigando!!

Jasc: Muajajajajajajaa

2MIL dijo...

Excelente articulo. Se me ha borrado el tocho escrito y es tarde.
Soy el propietario que disfruta del sprint rosso de la foto y ademas a diario usa un 156 V6 con el run run del motor Busso. Para más locura, mi jefa tiene un 147 3p de 120cv.
Si en casa somos un poquito alfistas, de los que de verdad sentimos il cuore.
Solo mantenimientos y una averia en el 147 del sensor de rpm me hacen hablar además bien de la fiabilidad de estos coches.
No los proveis, si os pica la bicha, estais perdidos.

Ciao.

2MIL dijo...

Mi gran amigo el pesao del sprint, ha descrito perfectamento lo que yo y mucho loco alfisti piensa y siente.
Como solo tengo tres alfas, sigo dandole vueltas a un cuarto, xej un spider 916 v6 3.0 12 v o un spider serie 4 2.0.
El Y elefantino rosso me encanta y del cinque que decir....esto es un sinvivir.
Eso si, un alfa, compradlo siempre de segundamano, invertireis muy poco.

Sergio dijo...

Sasto!!! Comprar un Alfa nuevo... perdonadme por lo que voy a escribir pero... ni loco. Más que nada por el tumor tan grande que tiene esta nuestra amada marca que es "el servicio postventa". De hecho es la peor marca en cuanto a ese dato en UK. Al ser una marca con una gran depreciación, comprar de segunda mano es un acierto en toda regla.

El Elefantino os está empezando a gustar, eh?

Ji ji ji!!! El de siempre.

Jasc dijo...

Bueno, recompuesto, y releido el articulo, soy capaz de presentarme. Me llamo Jasc, y si, soy Alfista... Me compre un GTV6 hace ya mas de 5 años, a un buen y reconocido coleccionista de Alfas... Lo dudé mucho, y más. La fama de debilidad, la poca fiabilidad, la escasez y penuria en los recambios... la peor fama de sus mantenimientos... y sin embargo creo que fue la mejor inversión que jamas pude hacer... y en la que sigo pujando, en mejoras, caprichos y necesarias reparaciones. Bajas a la cochera a subirte en tu "utilitario", y ves como te sonré pícara, sabiendo que la deseas... La arrancas, y te recorre un escalofrío, la mimas... y te devuelve una sonrisa, la coges con mano ferrea y aceleras, y te devuelve una taquitardia de felicidad... El sonido enamora, y no deseas mas que arrancarla para escucharla... andar con ella para sentir como su cintura baila junto a la tuya, como te empuja... Es puro sentimiento. Alfonso, lo has clavao!

Y ahora, menos romántico, creo que uno de los grandes problemas que han tenido estos coches, es los mantenimientos, bien por desconocimiento de los que debían hacerlos, o bien por ahorro de los propietarios, nunca parecen haber sido lo mas idóneos, junto con ideas y soluciones a veces un tanto faltas de solidez hacen que aparezcan algunos problemas, que no dejan de ser normales en los coches de su edad, y de los que dudo que se libre cualquiera otra marca, sea italiana, británica o teutona. A esto se une que son máquinas que te piden juego, que son ellas las que te dejan que las conduzcas, y por lo tanto siempre acabas esprimiendo un poquito mas el motor, con tal de escuchar ese afrodisiaco sonido. Lo importante es la satisfacción y lo mucho de pasión que transmiten. Son coches que parecen ser hechos, como bien decís, mas con la pasión que con la razón, y eso lo transmiten.

Mi coche esta ahora en reposo, tiene dolores fuertes de culata, debido a una mala reparación que se hizo en su dia, y sigo deseando cada dia arrancarla, y solo pienso en terminarla para ponerla en marcha y volver a vibrar con ella, con su sonido, su vibración, su empuje... y su pasión.

P.D.: Otra teoría que estoy desarrollando, es que los alfistas debemos pasar un cierto peregrinaje por el desierto de la desesperación. Algunos aprenden con un 903 cc de un 127 o un Panda, y otros, sin tener ni idea nos metemos en harina con un busso. Pero todo forma parte del juego... de la seducción y la pasión.

PD2: Perdón, por el tocho, pero el insomnio y que me habeis tocado la vena alfera sensible...

Nota 1: El utilitario es un FR TSI DSG... un cacharro que a la oficina te lleva con una sonrisa... ;) Ya sabeis lo que digo.



Jasc dijo...

Nota 2: Releyendome... Creo que doy un poco el perfil de lo que viene a definirse como un auténtico "Fuelwaster", verdad?

Alex ITF dijo...

Jajajaja culpa tuya que me sacas el tema. Olvida la calentada del swap del busso, nunca sera un gta.
Tu lo que quieres es que te digan cosas para quedar con el señor del 156 gta! Ya te lo han dicho, no hay... Jejeje
Saludos

sr.espada dijo...

@ Jasc

Comparto la opinión de que hay determinados coches (alfas clásicos , por ejemplo) que no son para ``iniciados´´. No por nada, es que son coches que requieren mucha paciencia, muchas tardes dándoles cariño pringándote las manos y que te van enseñando , poco a poco, que tener un coche ``de verdad´´ no solo es girar la llave y disfrutar.
Como experiencia, si decides recoger el guante, es maravillosa siempre y cuando sepas a lo que te expones y estés dispuesto a pasar por el, como bien ha llamado, ``peregrinaje´´.

@Sergio
Jolin, debo ser más que un valiente , un temerario... Al margen del italiano que me salió malo (no era un alfa) , tuve hasta hace poco un Alfa Spider que adquirí en concesionario (con pocos kilómetros) para ``hacer el abuelo´´ y encantado. 0 problemas con postventa y ninguna reparación rara más allá de la unidad electrónica que controlaba el clima... Eso si, no tiene tanto encanto como los clásicos...

Encantado de saludarles.

Encantado de saludarle.

Anónimo dijo...

Cada día mejor, os leo y releo.

lovalle dijo...

No decís nada del Fiat Coupe. Un amigo lo tenía y era precioso y divertido. No le dio problemas y cuando quiso lo vendió bien. Recuerdo un viaje que fuimos a esquiar a los Pirineos junto a otro amigo con un Córdoba TDI, el cual se reía de la supuesta fiabilidad de los coches italianos y de su consumo (él había tenido un Lancia Delta, por lo que no podíamos quitarle la razón). Pues bien, llenamos los depósitos y el del Córdoba decía que podía ir a 160 de curcero gastando 5 o 6 litros y que no pararía hasta Madrid y que nosotros perderíamos todo el tiempo en parar a repostar. Fuimos detrás de él con el Fiat Coupe y no paramos a repostar hasta que lo hizo él, ya cerca de Madrid. Resultó que el Córdoba había gastado 8 litros de gasoil a los 100 (aunque el ordenador marcaba 6) y el Fiat solo 9 de gasolina...

Añadir que otros dos amigos han tenido Bravos y tampoco les dieron mayores problemas (uno de ellos llegó a cerca de 300.000 kms). Por contra, el Córdoba petó un turbo a los 100.000...

Otros

Brice dijo...

Una vez mas, gran artículo y grandes comentarios. No me puedo parar de reír con el adjetivo mas bestia que he oído en mucho tiempo: "Mas duro que los huevos de Conan"

Buenísimo.

Anónimo dijo...

Hasta ahora, la única experiencia alfista que he tenido fue gracias a un 145 que, si mal no recuerdo, era el escalón por debajo del QV. Sonaba bien y dinámicamente era una pelotilla en toda regla.

Fue muy satisfactorio ir de copi todas las vacaciones en un coche chiquitillo y fiestero, conducido por una mujer chiquitilla y fiestera, en la isla fiestera por excelencia.

Desde ese momento entendí a los alfistas, y aunque alguna que otra vez ha llamado a mi puerta el 147 GTA, la neurona que me haga cambiar de segundo coche aún no ha explotado.

Enhorabuena por saber llegar a lo más hondo de las sensaciones automovilísticas.

Un saludo

El Mallorquín

gorrión dijo...

Espero no decir una barbaridad desde mi ignorancia jajaja, pero habéis pensado en el fiat punto gt? un 1.4 turbo con 137 cv de serie, fácilmente potenciable, precisamente uno de los que mas posibilidades tiene de ser mi primer coche jajajaja

y por supuesto, agradeceros este pedazo de blog que poco a poco esta consiguiendo convertirme en mini-apasionado xD, siempre de forma amena y dicertida, un saludo y enhorabuena :)

Sergio dijo...

Desde luego, lo que es impepinable es que los coches italianos tienen un toque exótico que a otros ya les gustaría. Acordaros de los Innocenti Turbo de Tomaso o Autobianchi (Lancia) Y10 Turbo Martini o Fiat Panda 4x4... es que te pones y no paras, jo jo jo!!!

Pena que el tiempo y la tecnolgía ha puesto a todos en el mismo rasero y pocos son los que salen de lo común para llamar la atención y destacar tanto como sus antecesores.

Seguiré con mis zarrios y proyectos a (zarrio).

Uno que no cambia a coche nuevo os manda un saludete!

sr.espada dijo...

Señores, ;=)

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=BJKfnrbIFxU#!

sergio dijo...

Muy buen artículo, la eterna dualidad pasión o fiabilidad.

Por experiencia personal y tal vez porque sere un poco rarito prefiero coches que me transmitan algo a que simplemente me lleven del punto A al punto B.

Descubrí los alfa con un 33 1.5 ti del 89 que aún tengo, rascaba alguna marcha y costaba encontrar repuestos, pero con paciencia y algunos arreglos (de poca importancia) he disfrutado de su motor boxer por mucho tiempo. Una pasada como se mueve al relenti, como suena al reducir y al final compensa los defectos que tiene. Lo que si es cierto es que necesitas un mecánico que entienda o acabarás harto por unos carburadores mal regulados, etc.

Al tiempo necesitaba algo mejor para viajar, pense en coches más usuales, generalistas, pero siempre tendía a pensar en que quería algo que me dibujase una sonrisa. Al final me picó el gusanillo de nuevo y he terminado con un 164 QV, 200 cv, cuero, clima, suspensión regulable y encima me encanta el sonido de su motor y lo que me transmite.

Parece que al final los italianos tienen un encanto especial a pesar de los problemas que puedas tener porque al final terminan dibujandote una sonrisa cuando los recuerdas.

Un saludo

Alfonso Castaño dijo...

El caso del Fiat Coupe,es muy curioso, esta menos valorado que su homologo el alfa GTV sin embargo su explosiva motorizacion con turbo le hace mas prestacional, y no digamos ya con el motor de 5cil de Lancia...

Ademas es un coche con claros guiños esteticos al clasicismo, su salpicadero en chapa como en los rodaster ingleses de los 50, junto con el descapotable barcheta lo unico de Fiat que merecera la pena coleccionar en las proximas 2 decadas..y estan a precio de risa

Por ahondar mas en la raiz del problema de fiabilidad, la moyoria acepta que a nivel de mecanica los motores italianos son muy longevos, en cambio de siempre han adolecido de una electricdad muy deficiente, malas masas, pocas y mal colocadas, convirtieron la llegada de la electronica en una aventura, si ha eso unimos en los 80 que se empezaron a montar contactos como conectores y cajas de fusibles en placas de plastico de baja calidad, este ultimo con los calores de los motores empezaban a dilatarse sobre sus soportes plasticos y empezaban los fallos , aleatorios, que volvian loco al propietario y al mecanico

Lo de la carburacion, es que ya no quedan casi profesionales que sepan reglar un carburador, de hecho un vacuometro se antoja una herramienta de ciencia ficcion cuando en el pasado era imprecindible en cualquier taller que se dedicase a los deportivos

De todos modos el mejor consejo que puede darse a un nuevo propietario de un italiano, es que vaya poniendo buenas masas y limpiando contactos ...

Saludos

Miguel Ángel dijo...

Me ha encantado el Alfa Romeo GTV. Tiene una estética preciosa y sus prestaciones son realmente tentadoras. Yo soy de los que creo que si cuidas un coche bien sea cual sea te va a durar. Espero no equivocarme XD

Sergio dijo...

Totalmente de acuerdo contigo en el tema de las cajas de fusibles o masas, aunque creo no es algo exclusivo de los italianos, creo yo: caulquier zarrio adolecerá de ello tarde o temprano. Pero es muy buen consejo dar un repaso a la electricidad cuando se piense en comprar uno de los 80 para atrás.

En cuanto al Coupé de Fiat bien es sabido de lo que pueden llegar a ofrecer sus motores turbo, llegando a los 400 cv con cuatro tonterias (no es así, porque habrá que soltar pelas, pero...). Es un coche realmente increible, exótico, raro y, a mi juicio, exclusivísimo. Como belleza, considero más bello al GTV, pero el Coupé es sin duda "singular y único". Si alguien (no hay huevos!!! ya se sabe a quien va dirigido, ji ji ji!!!) quiero un deportivo bueno, relativamente económico, muy potenciable... adelante con el Coupé. Los entendidos dirán si mejor el 20v (5 cil) o el 16v (4 cil), pero por supuesto debe ser el Turbo.

El del Sprint.

sisu dijo...

Yo de italiano solo he llevado un Punto mk1 1.1, cuando me saque el carne, y en el poco tiempo que lo tuve bastante bien, alguna pijada pero nada grave. El Gt turbo siempre me gusto, asi como los Uno turbo, un coche rapido que en general ha dado muchas satisfacciones a sus propietarios. En su momento me parecio un coche revolucionario con turbo, inyeccion, radiador de aceite, 4 discos,etc.. Su cruz fue un coche llamado 5 Gt turbo, que lo tuvo siempre bajo su sombra.. Pero en general veo que hay poco termino medio, que o se es i ncondicional o.detractor.

sisi dijo...

Por cierto, casualmente estos dias estaba repasando una "Autopista" del 84, en la que el gran Arturo de Andres prueba el Alfa 33 Quadrifoglio Oro y en la que lamenta la perdida de deportividad del 33 respecto al Alfasud. Como muestra un boton..

" Cuando entramos fuerte en una curva por primera vez con el 33, y adevertimos con sorpresa que durante unos metros parece querer seguir recto, comprendemos que algo ha cambiado. Y si analizamos con detenimiento el interior, su equipamiento y acabado, su tapizado y el nuevo salpicadero, acabamos llegando a una conclusion irrabatible: el aburguesamiento ha llegado a una marca que constituia uno de los ultimos bastiones del coche para disfrutar del placer de conducir, apenas sin otras concesiones."

Mr.Carlos dijo...

RECUERDO.

- Si quedamos por encima del puesto 7.- Os prometemos una prueba en condiciones de un coche con más de 400 cv, y con fotos bonitas, de esas que cuando pinchas se amplían y te puedes hacer un fondo de pantalla. Y será un coche decente. Prometido si quedamos entre los puestos 5 y 7 (ambos incluidos).

Sr. Pera dijo...

Mr.Carlos: Lo sabemos, lo sabemos, y estamos persiguiendo esa prueba, que ya tenemos muy muy cerquita. Y barajamos dos opciones serias: Una alemana y una Italiana... A ver qué se tercia finalmente!

Sr. Pera dijo...

Sr.Espada, ese video me ha puesto la piel de gallina... Es justo el tipo de cosas que te hacen entender la magia de los coches italianos. Y algunos sabemos que cuando dejas los vídeos y coges el volante, y hueles la gasolina fresca del carburador, empiezas a vivir la película en primera persona, y la cosa adquiere un color todavía más vivo. Un lujazo.

Jorge Ceballos García dijo...

Mi tío tuvo un 75 2.0 TS y ese coche me encantaba.

Sabías cuando venia a casa porque le escuchabas desde la esquina de la calle.

Le dio muchos quebraderos electricos... pero fue un coche que me encantaba y corria como un condenado.

Naxuelillas dijo...

Muy buen relato.

Sobre la fiabilidad de los alfas hay de todo, como en todas las marcas..
Tengo dos Alfa 75 TS para únicamente uso y disfrute "a cuchillo", uno de ellos exclusivamente entra en tandas, y de momento (toquemos madera) después de miles de kms ni un fallo, que así sigan, y que su fama también siga, que así los aficionados a estos cacharros podemos adquirilos más económicos, jeje

Saludos.

Sergio dijo...

Gracias Sr Espada por tan preciado regalo en forma de video. No lo había visto hasta hoy.

El pesao!

Alex Gabriel dijo...

Me identifico con lo de cobarde de la pradera respecto a Alfa, hasta que... aquí mi historia:

Yo iba como loco detrás de un 306GTI6 o Golf VR6, al final vi un 145 QV y me enamoró. Segunda mano, 110000 km y dos dueños anteriores. Es una máquina. Una preciosidad. Lo veo ahora, desde mi ventana. Rojo, con sus llantas "teledial", brutal.

Es primer coche y es práctico. En ciudad gasta bastante, pero no es incómodo, es amplio para su tamaño, fiable (de momento!!!),consumo razonable en carretera, se abaten los asientos y meto dos bicis... y cuando apetece... pues todo un Alfa. Un sonido que no olvidas nunca, una dirección rapidísima, unos frenos potentes. Siempre tengo alguna excusa para estirarle hasta más allá de las 6500 rpm. Mi novia me dice "porque aceleras tanto?" jeje. Ella lo usa para trabajar y está agusto con él, aunque no sabe de coches y lo usa como si fuera un Twingo. Simplemente para resaltar que el 145 QV lo mismo vale para el dia a dia que para llevarlo una mañana al circuito.

En definitiva, no me arrepiento lo más mínimo.

Fiabilidad: en 15000 km desde que lo tengo:
- Embrague (a la semana de tenerlo!).
- Radiador, termostato.
- A veces no arrancaba y era de un relé (solucionado)

Lo único que creo que es un poco fastidio es los intervalos de la correa, que son cada 60000 km o 3 años, lo que es bastante corto. Al principio eran 100.000 km o 5 años, pero se rompieron tantas correas que Alfa rectificó.

Espero haber aportando información de utilidad.

Saludos y enhorabuena por el artículo!

Isuzu dijo...

Me ha encantado este párrafo:
"Y lo bueno es que los italianos saben hacer coches que uno puede disfrutar sin invertir grandes fortunas. Los alfistas de medio mundo saben de sobra que mientras un coche alemán o japonés de media gama no te proporciona emoción ninguna (comparado con sus versiones deportivas o tope de gama), un Alfa (gasolina) de serie media te da gran parte de las sensaciones que puedes encontrar en el modelo tope de gama, pero a escala. Y eso es un dato importante. Porque el sonido de un Alfa 145 QV es realmente embriagador, sin necesidad de irnos a grandes alardes mecánicos. Porque el tacto de un Alfa Sprint 1.5 no difiere demasiado del de un Sprint 1.7, y porque la orquesta celestial de un Alfa 156 V6 no se separa demasiado del sonido de su versión GTA. E insisto en que eso es muy bueno."

Y leer todos los comentarios. De momento veo los toros desde la barrera aunque no me extrañaría que por culpa de dos colegas muy "alfistas" acabe tirándome al ruedo. Abducido me tienen algunos modelos.

Anónimo dijo...


Acabo de leerlo y muy bueno (aparte de los recuerdos que me trae) !!!

Añadiria que nos hemos dejado por el camino, una de las joyas de la corona de la Alfa "post-fiat": el 155 Q4 (2.0T 4x4), aunque este seguramente este mas revalorado que los tipicos V6. Pero de cara a un "quemado", quizas sea al que mas jugo se le pueda sacar.

Mi primer coche fue un Alfa 75 2.0, y han pasado muchos años y no se me quita de la cabeza el sonido que tenia. Aparte de echarlo muchisimo de menos.

Si algo tengo claro en la vida, es que volvere a tener un alfa (prefiat), a poder ser un GTV6 o bien un 75 America (aunque a un 75 turbo tampoco le haria ningun asco).

Bub0 dijo...

Uno no es un auténtico petrolhead si no ha tenido nuca un Alfa.
Yo ya he tenido mi 147 GTA Selespeed con autoblocante Q2 y guardo un muuuuy grato recuerdo de ese coche.

Anónimo dijo...

muy bueno !!! jaaja has dado en el clavo con el articulo :) realmente los coches italianos te hacen vivir en una contradicción. En mi caso tener un Alfa es algo parecido a lo que me pasa con las mujeres... está la que te combiene y la que te vuelve loco. ahora como quieras vivir tu vida... es cosa tuya. jejeje.

Anónimo dijo...

Hola,muy interesante tus reflexiones,yo te puedo hablar de mi experiencia,he tenido muchos coches... gt turbo,opel manta,sierra coswort,deltona (300cv) integrale 16v (200cv) alfa 156 y ahora tengo un alfa 159.te aseguro que como los italianos no los hay en cuanto a sensaciones y ya no digamos diseño eso si el mantenimiento tiene que ser matematico sino no haces vida de ellos,saludos

Anónimo dijo...

Hola, podrías haber incluido a los fiat coupé, según dicen son la caña. Especialmente el 2.0 20v turbo de 220 cv.

Andres Morgensztern dijo...

como todos han dicho ¡que buen blog! hace mucho no leía con tantas ganas, pues bien muchos alfistas y pocos lancistas, les comento, soy lancista desde hace muchos años. tengo un lancia thema turbo desde hace algo mas de 12 años y si, todo lo que dicen es cierto, es más un auto de corazón que de razón hoy por hoy tiene algo mas de 140.000 km y han fallado desde cosas importantes como la reparticion con doblada de valvulas y etc, y tonterias como fusibles y mugre en las masas, total me apasiona conducirlo y exprimirle esos 225 cv en autopistas y rutas es en total un coche fascinante; tambien tengo un renault 21 al cual yo modifique, le instala un turbo que lo hace andar de manera muy suelta y divertida pero no tanto como el lancia, y el ultimo en entrar a mi garage es un mercedes benz w124 que me tiene de los pelos es de lejos un excelente automovil obviamente ha tenido varias y graves, pero todo con paciencia se puede arreglar, asi que en la vida uno deberia comprar lo que realmente nos guste al precio que queramos pagar mas alla si te dicen que es esto o lo otro.

Publicar un comentario en la entrada

¿Alguna objeción, súplica o ruego?