Sr. Pera jueves, 14 de agosto de 2014

Hacía mucho que no probábamos un pepinillo de este tipo, y en los últimos días algunos medios especializados se han centrado en las bondades de esta joyita francesa (Pistonheads, EVO...). Así que nosotros vamos a comprobar si es verdad lo que se dice sobre él. Tuvimos un Clio Sport 197, y ahora tenemos un Clio Sport 182, y aprovechando que tienen unos precios bastante interesantes... ¿Vale la pena ponerse a buscar? Vamos a ver qué hace y qué no hace:



La primera idea que te viene a la cabeza cuando ves este Clio RS delante de ti, es que es muy discreto. Estamos acostumbrados al de 197 cv con su carrocería ensanchada, sus llantones, su difusor, y otras locuras estéticas que le dan un aire inconfundible. En cambio este 182 pasa desapercibido al ojo inexperto. Apenas los escapes dobles y dos detalles mas delatan que se trata de la versión "pata negra" del utilitario francés más mítico de nuestra juventud tardía. Ni siquiera los interiores parecen insinuar las ganas de guerra que tiene este pepinillo: Los asientos parecen un poco más marcados, los pedales son de metal, y alguna pegatina de "Renault Sport" parecen ser las únicas notas de exclusividad racinguera que se les ocurrieron para diferenciar a esta versión. Y todo eso NOS ENCANTA. 

(El interior, como el exterior, muy discretos y parecidos al de un Clio normalito)

Igual que nos encanta que llevara llantas razonables de serie (16 pulgadas), sin las enormidades que se montan hoy en día y que merman tanto las prestaciones como las sensaciones de cochecillos en los que precisamente esas son las dos principales razones que justifican su compra. El nuestro lleva unas nostálgicas llantas turbina de 15", calzadas con Semislicks Federal 595 RSR (haremos una prueba completa sobre estas gomas en breve, las hemos montado en varios de nuestros coches, y hemos hecho de todo con ellas, drift, grip, tramos, tandas en Kotarr, Ascari, con coches delantera, trasera, en seco, mojado... Ya estamos trabajando en esa entrada, os la ofreceremos dentro de poco). A parte de el calzado, y de unos frenos EBC Yellowstuff, nuestro Clio RS no monta otras chucherías reseñables.

(Semislicks en 195/50 con llanta 15, para nuestro gusto el calzado perfecto para este pepinillo)

Nos acomodamos en sus asientos, giramos la llave, y el célebre sonido del 2 litros francés hace entrada en escena, como lo hiciera el motor de nuestro Clio 197, con discreción, a medio camino entre lo ronco y lo metálico, con algunos suspiros racing en momentos ocasionales (volveremos a ello), y sin estridencias. Comenzamos a andar y encontramos las primeras notas importantes del Clio 182: La posición de conducción es peculiar, un poco elevada y "furgonetera", pero nada mal para conducir al ataque si te acostumbras en un rato breve. El cambio es un pelín impreciso en algunos movimientos (no necesariamente al ir rápido, de hecho los únicos cambios que fallé fueron conduciendo tranquilamente), pero con un buen tacto en líneas generales. El embrague es de los que se acoplan pidiendo guerra, que cuando cambias ligerito dan un tirón, y cuando vas a fuego el tirón desaparece y se convierte en completa sincronía. La dirección merece un capítulo a parte: Es una dirección precisa como pocas he probado, rapidísima, y dura. De hecho es tan rápida que se me antoja un poco defecto más que virtud, porque al volver el volante lo hace con demasiada violencia, y si no lo estás sujetando con ambas manos acompañando cada giro y contragiro, se te puede escapar y te vas al sembrado. Aquí nada de soltar el volante para deshacer giros o contravolanteos (los que estamos acostumbrados a conducir traseras lo pasamos reguleras aquí), porque el volante vuelve tan a lo bestia que te saca el coche hacia afuera en un segundo. Conducción "modo kart" on, y a ver qué hace esto que suena tan bien...

(Pelín durillo para terrenos bacheados, pero igualmente eficaz. La suspensión de serie es realmente completa)

Notamos que el Clio tiene unas maneras que entusiasman ya rodando ligeros pero sin apretar: La dirección que acabamos de comentar, el sonido racing cuando resopla ronco al ahuecar el acelerador, el tacto brusco y contundente de sus frenos, una suspensión que parece aftermarket: firme, bien equilibrada, guerrera, y unas ruedas que facilitan la diversión, con su mencionada llanta de 15" y sus semislicks en 195. Además los asientos, que antes nos parecían muy normalitos, en dos minutos te das cuenta de que sujetan tu cuerpo bastante mejor de lo esperado, incluso mejor que los abultados asientos del Clio 197 (los nuestros de serie sujetaban bien para ir ligeros, pero en cuanto ibas a fuego de verdad los laterales cedían y no sujetaban nada. La opción de Recaros no mejoraba esta situación de ir fuerte por lo que pudimos probar antes de intentar comprarlos). La cosa se pone divertida...

(Un utilitario peleón para el día a día, se mantiene sin grandes desembolsos, y corre con mucha decencia cuando le pides carnaza. Discreto y sorprendentemente divertido.)

Empezamos a subir el ritmo y vemos que su motor es bastante lineal, sin saltos bruscos de rendimiento, lo cual facilita trabajar con sus medios en todo tipo de curvas sin que se quede vacío en ningún momento, aunque es cierto que "lo gordo" viene de las 5.000 rpm en adelante. Da la sensación de empujar mejor que el Clio RS 197 que tuvimos, y seguramente no sea así. El motor al ir menos apretado aquí, parece tener mejores bajos y medios, pero es la diferencia de peso tan acusada entre una generación y otra la que marca una distancia abismal en sus sensaciones. En el Clio posterior intentaron paliar el aumento de peso con un motor más apretado en altas y una caja de 6 velocidades ultra-corta. No dudo que sea más eficaz en términos generales y que sus números hablen por sí solos, pero sí se nota que mientras el Clio 182 se nota más "pocket-rocket" a la antigua, nervioso y juguetón, que te da infinita confianza sobrepasando sus límites, el 197 es más coche moderno, más grande, razonable, y perteneciente al club de deportivos modernos que consiguen una eficacia superior a costa de restar esa sensación de "he sobrevivido de milagro a esta curva, probablemente en la siguiente consiga darme una buena galleta, vamos a verlo". Además, y permitidme la licencia de mencionar esto en este blog, el consumo del 182 es mucho más razonable en todas las circunstancias que el del 197, y hacen que el 182 se pueda plantear para uso diario con más facilidad. Yo usé el 197 a diario una buena temporada, y casi supone mi ruina por mantenimiento, seguro y consumos (un amigo con un 996 me demostraba que le costaba lo mismo mantener el Porsche que a mi el Clio). Evidentemente, no digo que Renault Sport haya dado un paso atrás con el 197, porque NO es así, se trata de un coche superior en todo, pero yo en un coche así sólo busco la diversión absurda y descerebrada, el terrorismo, y otras cosas similares, y para esto, el 182, aunque vaya un punto más lento, lo hace con dos o tres puntos más de emoción, entusiasmo, y disfrute, rebajando el coste de mantenimiento notablemente.

(En marchas cortas lo da todo, y en largas no se achanta pero sí se desinfla un poco, con una quinta pelín más larga que el resto del conjunto en proporción. Eso también le hace sujetar el consumo en carretera, al contrario que el Clio RS 197, que con una caja cerradísima iba revolucionado hasta llaneando en autopista)

Ahora ya vamos a fuego, y sucede algo que me encanta cuando pruebo un coche, porque me anuncia horas de diversión y un buen reto como "probadoraficionadoeróticofestivo" de coches: Compruebo que todas las partes del coche empiezan a responder mejor cuando subes el ritmo hasta cerca del límite. Ahora sí que empiezo a ver, sentir y escuchar notas de Renault-Sport por todas partes. Ahora empiezo a enamorarme de esta albóndiga peleona.

Acelera con mucha solvencia, nada parecido a las estridencias modernas en línea recta (pretación pura y dura), pero sí lo suficiente para sembrar el terror a tu paso sin demasiados problemas. Además, las rectas son para los mariquitas, a los hombres nos gustan las curvas. Su sonido ataca nervioso y rabioso, muy parecido al Clio 197 y con sutiles diferencias. Animado por este nuevo escenario, coges confianza muy rápidamente, y aquí las ruedas de 15" tienen mucho que decir: Le dan al coche el toque justo de previsibilidad y gamberrismo que buscamos, con una pisada un poco menos dura que con las llantas de 16" de serie (efecto mitigado por los semislicks, que llevan unos flancos mucho más duros que los de una goma normal), pero el punto adicional de rabia que queremos, y con un comportamiento un poco más noble al límite que aumenta la confianza rodando a fuego, sabiendo que no te va a pegar un trallazo que te deje mirando a Cuenca...

(La entrada en curva es su fuerte, tiene un eje delantero impresionante que le hace meterse en cualquier giro a casi cualquier velocidad sin rechistar.)

En realidad este cacharrín lo tiene todo para pasarlo teta en un tramo de montaña o un circuito de curvas lentas-intermedias: Un motor potente para un peso contenido, una suspensión firme y bien diseñada, una dirección rapidísima y unos frenos realmente magníficos. Con este sencillo cocktail de ingredientes incendiarios, te puedes imaginar que la entrada en las curvas es casi un acto de fe, porque al principio no te crees que el coche vaya a entrar tan bien a esa velocidad, y te pide más ritmo en la siguiente (exactamente igual que nos pasaba con el Clio 197, parece que esa sensación es marca de la casa). En realidad parece un poco surrealista cuando vas rápido, pero la velocidad de entrada que te marcas en algunas curvas con este coche puede asustar y hacerte sonreír a partes iguales. Es tan simple como afinar un poco bien la trayectoria, meter volante, y dejar que el Clio se comporte como un coche de scalextric y pase por la trazada como un tiro. Además, su comportamiento de pepinillo peleón de antaño hace que podamos jugar con los pesos bastante bien para colocarlo: Tanto ahuecando el gas, como avanzando-retrasando la frenada podemos hacer que el eje trasero deslice un poco, haciendo que entrar en las curvas con un buen ángulo de contravolante sea algo sencillo y controlable, sin nerviosisimos ni latigazos. Tanto es así, que es en los cambios de apoyo y en las enlazadas violentas donde el Clio marca la diferencia con otros coches guerreros contra los que nos hemos medido en distintas ocasiones (sólo tienes que andar un poco fino con los pedales y los pesos para que el coche pise neutral cambiando de dirección). Como dice nuestro amigo Culebras, que lo iba siguiendo con un 328i e36, "es como si yo fuera en modo simulación y tú en modo arcade, cambias de dirección sin problemas donde yo me podría ir a la mierda si hago lo mismo". 

Una vez pasado el apoyo, empiezas a abrir gas con decisión saliendo de la curva, y el Clio huye de allí con fuerza. Para mi gusto tiene un excelente equilibrio de potencia y par necesarios para ser rápido, pero no demasiado para un tracción delantera, es decir: Si abres gas a fondo, ayudado por los semislicks, el coche tracciona a la perfección y sale de la curva con mucha rapidez y bastante brío, dando la sensación de que con más potencia y más par podría empezar a irse de morro, y añadir problemas a una conducción que a veces ya resulta complicada. En la salida de las curvas lo único a tener en cuenta es su dirección rápida y nerviosa, que no puedes dejar correr libre en NINGÚN MOMENTO, porque se revuelve y sale por donde menos te imaginas. Si sujetas bien el volante, sales de a curva mirando lejos y acelerando con decisión, una vez más, el Clio se encarga de salir de allí con facilidad y dejando atrás a los demás.

(Aunque hemos probado este coche largo y tendido, en circuitos y en carreteras, es en la zona de la Sierra de Madrid donde más lo hemos exprimido. ¡Divertido hasta decir basta!)

¿Dejando atrás a los demás? Explícate, a veces dices que corre mucho, otras que no tanto, aclárate Sr.Pera, no me líes, te odio, eres imbécil. Vale, tienes razón. El coche corre, sin duda, no es el aparato definitivo, ni la sorpresa de la temporada, pero sí corre lo suficiente para darte la galleta final, bien a gusto. Para que te hagas una idea, medido cara a cara con un 328i e36 que tenemos, el Clio se escapa poco a poco en los primeros compases de primera, segunda y el principio de tercera. A partir del final de tercera, cuarta, y quinta, el BMW tira de su enorme par motor para seguir empujando con decisión y va dejando atrás al Clio. Esto en línea recta. En curvas, la misma comparación se repite: Es en curvas lentas-intermedias donde el Clio le moja la oreja al E36 por su facilidad para enlazar curvas como un loco, frenando más tarde, entrando más rápido y traccionando al final mejor (los dos coches llevaban los mismos semislicks, y curiosamente unos frenos de tamaños muy similares). Pero cuando las curvas son intermedias-rápidas, una vez más se cambian las tornas y el Clio va cediendo terreno al E36, que con un mayor motor, y un mejor reparto de pesos (y un chasis propio de un coche serio, qué demonios, eso se nota mucho) se permite entrar igual que el Clio, pasar más rápido por curva gracias a su aplomo y reparto de pesos, y salir traccionando bien, aprovechando el par del 6 cilindros y dejando atrás al Clio poco a poco. Si no te sirve de referencia esto, te diremos que en Ascari nuestro Clio 182 estuvo en la mitad superior de la tabla de tiempos, ajusticiando a unos cuantos deportivos de muy alta gama, y varios vinieron a preguntar si era el Clio de la copa. Sorprende el resultado de este aparato cuando se le saca partido, de verdad, creedme.

Sigues enlazando curvas con más y más confianza, y se convierte en un vicio peligrosísimo, porque ya le has cogido el aire, ya has visto cuándo se revuelve y cuándo no, cómo tracciona, cómo se enfada la dirección, por dónde entra el morro y por dónde no... así que empiezas a jugar con él, y entrar un poco más así, un poco más asá, ahora a este le hago un interior, ahora no, mira a ver si enlazo esas dos en tercera a fondo, yo creo que si lo descoloco un poco frenando en medio del apoyo el morro seguro que entra bien... y te vuelves loco. 

(La confianza que genera este chasis es enorme, y se acaba convirtiendo en un vicio que se puede volver peligrosillo...)

Sobre sus frenos no vamos a hablar, todo el mundo lo ha hecho ya en muchas ocasiones. La frenada contundente y resistente es un rasgo de familia de Renault Sport, y se agradece (odio los coches rápidos que pecan de frenos absurdamente escasos, me parecen como ir a comer y que te pongan sólo cuchara y cuchillo, y te digan que te apañes sin tenedor como puedas...). El Sr.Coco montó unos EBC amarillos, con los que está muy descontento porque la otra noche terminó de freirlos corriendo contra el M3 e36 de otro amigo, pero yo le digo que para haberse comido un día entero de tandas en Ascari (mañana y tarde), algunos tramos, y uso diario a fuego una buena temporada, no me parece que hayan dado tan mal resultado...

Me voy a volver tranquilito a casa, a dejar el coche bien aparcado, porque si seguimos haciendo el oso, y jugando a los experimentos, al final me voy a calzar una buena. Y aunque parece que la prueba ha terminado, me deja un pequeño pero importante apunte que agradecerán los que estén valorando su compra: El coche vale para ir tranquilo. La suspensión es durilla, sin duda, no es problema para un fuelwaster consumado, pero si te quieres meter un buen viaje largo, lo mismo acabas tirándolo por un barranco. Por lo demás, si tienes en cuenta que la suspensión es notablemente firme y su dirección también, con un retorno super rápido, se trata de un coche práctico, utilizable, que no traga una barbaridad, con un mantenimiento muy razonable, y bastante comprensible como coche para todo. Desconozco si el precio de los recambios específicos (es decir, las piezas que no te valen de otros Clios normales del desguace) es caro o no, y sin duda puede ser un dato que decida a muchos a comprarlo o no (como es un dato que me parece definitivo para comprarte un E36 que arreglas con 40 euros de desguace, por ejemplo, y lo mismo con otros coches guerreros). Por lo demás, el compromiso "coche-razonable" / "coche de enfermo mental para sembrar el caos y pasar el rato de tu vida" es realmente bueno, es jodidamente bueno, buenísimo!! Y pensar que cuando vendí mi Clio 197 me ofrecían un 182 con chucherías (más dinero) y lo dejé pasar!!!


Ahora, después de conducir este Clio RenaultSport 182 a fondo, comprendo el tratamiento de "coche de culto" que le dan los medios ingleses, que no paran de recordarlo con entusiasmo en sus rankings y en sus artículos cada dos por tres. Ha pasado a ser uno de esos coches que los pilotos y los que se desenvuelven con muchas menos aprecian como utilitario con el que puedes hacer cosas increíbles, que al margen de que sus prestaciones puedan ser buenas o malas para los tiempos que corren, luce un comportamiento descarado que ofrece más sensaciones y más diversión que otros coches deportivos serios. De momento aquí no termina de cuajar como coche cotizado a muerte, y se agradece, porque si buscas bien los encuentras baratos, aunque tienen la pega de que muchos estén tostados a base de recortar cunetas y cortar inyección, han pasado por manos exigentes, y te la juegas a dar con uno que no esté bien mantenido... Aún así, pienso que vale la pena buscar uno en buen estado, revisarlo bien, ponerle unas llantas de 15" discretas, y hacerte el coche gamberro que nadie podría sospechar. ;)

28 comentarios:

Lex dijo...

Para aportar algo a este articulo. Los quemados aficionados a los rallys este coche con una preparación de grupo N, unos frenos del Clio 197 y un injerto de caja secuencial de 5 velocidades (y un piloto con manos y conocimiento del terreno), se puso 4º en el rally san froilan del 2013(al final lo descalificaron). Hablando de memoria creo que el chasis de este Clio fue el utilizado para el mítico Clio S1600.
Felicitar al Sr.Pera por el articulo y por el trabajo que hace con este blog ;)

Tronan dijo...

Acabo de vivir inmensas emociones! Gracias.

Anónimo dijo...

"Igual lo acabas tirando por el barranco" ajajajajajajajajaj ajjaja
Indeciso

Pepito Piscinas dijo...

Joder, siempre que leo algo vuestro me dan ganas de cambiar de coche. Voy a mirar Clios.

Pablo Barriga dijo...

Menos mal q no me cabe la familia dentro. Sino habíamos vuelto a abrir la caja de los truenos una vez más. Aclaratoria, emocionante y explicativa descripción de un coche que miro y remiro al pasar a su lado.

Sr. 63 dijo...

Todos los que lean este artículo arrasando las páginas web de venta de coches en 3, 2, 1...

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el artículo, y lo dice uno que posee un 182, está explicado muy bien en letras las sensaciones que transmite el coche. Lo habéis clavado.

2NR dijo...

Lo del consumo es increible, un compañero de trabajo tiene uno y hace 60km con el todo los dias pa ir a currar y hace un 7.9 en el ordenador y yo con un a4 de 125cv me voy a un 13 trabajando al lado jajajaja.

Rubén dijo...

Sr. Pera y ¿cómo va de fiabilidad? Porque la mujer de mi padre tiene un Clio de esta generación 1.2 16v (que obviamente no tiene nada que ver con este) y ha tenido numerosos problemas de bobina, eléctricos y recientemente problemas de válvulas que no cerraban bien y excesivo desgaste en los balancines y puentes. Decir que tiene 130.000 kilómetros, pero conozco otros coches con esos kilómetros que no tienes esos problemas y van como la seda solo con sus revisiones sin problemas añadidos ( Mi madre conduce un Lexus IS200 con 180.000 km, aunque su motor es aprueba de bombas y japonés).

Ander Arribillaga dijo...

he de reconocer que me he sentido muy identificado con las sensaciones que describes a pesar de no tener un 182 sino un 197. tienen cosas muy parecidas, para bien y para mal (posición de conducción tipo furgoneta, entran de una forma increíble en las curvas, lo de que parecen que no van a gusto yendo tranquilos (embrague brusco yendo lento, caja de cambios que te pide ir a saco)), pero también tienen cosas distintas, que bien se podría resumir en una palabra: evolución (otra cosa es que sea positiva o no). me explico: el 182 es más ligero, pero su chasis está una generación retrasada con respecto al 197 (obviamente). ¿cuál es mejor? posiblemente en conjunto sea mejor el 182, porque aunque en principio el chasis sea mejor en el 197, en Renault Sport son unos genios y estoy seguro de que han hecho del 182 una pelotilla genial. a veces pienso que con cada nueva generación han dado pasos atrás, no tanto Renault Sport, sino Renault, sacando cada vez coches más burgueses (los de RS trabajan con lo que tienen).

lo que sí me ha sorprendido es que tenga unos consumos tan bajos. con el 197 es IMPOSIBLE bajar de los 10.5, a no ser que no pases de 50km/h yendo todo el rato en sexta. yo lo uso diariamente, casi todo el recorrido es autovía, con algo de ciudad (y algún calentón que me pego, no puedo evitarlo) y no bajo de los 11, aunque si ves que en sexta a 90 va a 3000rpm y a 120 va a 4000rpm empiezas a comprenderlo... XD.

resumiendo, creo que el 182 es un cochecillo muy a tener en cuenta, sabiendo lo que es (nunca hay que pretender que sea lo que no es), pero yo seguiré con mi 197, con el que estoy encantado, hasta que me aburra de él, se lo pase a mi hermano y me pille un e36, para seguir con mi progresión (orion 90cv->clio rs 197->toca un trasera XD).

Anónimo dijo...

He conducido a fuego durante una temporada el 1.6 de serie de esa generación y ya era bastante divertido, doy fe de esa conducción tipo kart que a veces te hace pensar que ni de coña entras en esa curva sin dejar de dar gas y cuando la has tomado quieres dar la vuelta para pasar un poco más rápido jejeje

Sr Mango dijo...

Precioso, aunque soy más del 172, me gustan más los faros... elejor clio de todos en mi opinión (obviando el v6).

Sugiero el xsara vts en ideacas e inventos! Parece una pelotilla divertida, 167 cv por menos de 2000€ frecuentemente, y con eje trasero autodireccional parece divertido, ahí lo dejo!

Genial el artículo, me ha dejado con ganas de pelotilla otra vez :)

Anónimo dijo...

Una duda Clio 182 o el Peugeot 206 GTi?

PIT dijo...

Como propietario de un 182 estoy muy de acuerdo en lo que dices en este articulo.
Por trabajo tuve que cambiar de coche porque mi antiguo alfa estaba rebentado y despues de darle vueltas al asunto la compra logica hubiera sido in Diesel ya que hago 150km al dia porcarreteras de montaña, pero como quemado eso iria en contra de mis principios por lo cual decidí comprarme una pelotilla de bajo presupuesto en su precio de compra y poder hacerme cargo de pagar su mantenimiento de forma rigurosa. Despues de 55000 km de caña y con 140000km en el marcador, no he tenido ningun problema y disfruto cada dia como si fuera el primero
Para mi su punto negativo es la posicion de conduccion, es como ir sentado en una berlingo! el volante es demasiado grande ,demasiado inclinado con la horizontal y sin regulacion en profundidad.
Por todo lo demas es realmente divertidissimo y muuy racing
En su dia la alternativa era un 206 RC pero depues de friquear por internet entendi que el del leon aunque siendo muy racing tambien su puesta a punto no era tan rigurosa, su consumo era mas elevado y mas delicado en conduccion al limite
PD: aunque se que no se habla de esto por aqui creo que es remarcable el consumo; 8.5 l y por la conduccion que hago esto es un mechero

Alex ITF dijo...

Pude darme un "paseo" con uno igual que este y lo de la dirección es cierto, no puedes dejar que el volante haga su recorrido "solo", tienes que acompañarlo siempre (con unas 15").

Nada más recorrer unos metros te acotumbras al instante a las maneras del cochecillo, y en 2 rotondas ves que es un juguete serio con el que pasárselo bien. Además suena DPM.

Muy bueno el Renault Sport, si tuviera que mirar un delantera no tendría ninguna duda (si, me bajé de él y me puse a buscar como todos vosotros, y lo sabeís..)

Sr.Kiwi dijo...

Un amigo mio tuvo un fase 1, y por lo que me contó era un juguetillo, nunca lo probé... Ya no se hacen coches así, están en peligro de extinción.
Gran articulo, se nota que se disfruta al volante, ahora a esperar la prueba de esos semislicks que estoy a falta de encontrar trabajo para hacerme con unas llantas y ruedas para dar guerra al mr2... jejejejejeje...

Marcos dijo...

¿Qué tiempo hizo el 182 en el ring? Se que el 197 paró el crono en 8:47':48"

Anónimo dijo...

Yo agradezco que se nombre el consumo, para el fin de semana ya tengo coche que chupa mas que las put*s ( 9, 14 o +17litrillos? dependiendo del estado de animo....)
De verdad no todos podemos permitirnos ir a trabajar con un chupóptero, si no doy fé que seria mi coche de diario. Y eso que me ahorro en el dia a dia me lo gasto el fin de semana en el coche capricho, sin tener que ir precisamente amargado a currar en un diesel o en algo de 60 cv.
Y se agradece también que se nombre el gasto de mantenimiento y demás, ya que es una pena que tener que gastarse dinero en repararle algo cuando le puedes poner chucherias con ese mismo dinero.
Saludos!

sisu dijo...

@ ruben: Mi hermana tiene un clio de esta serie con el motor ese, el 1.2 16v, de 2.003 y actualmente con 90.000 km y aparte de alguna pijadilla al principio, no ha tenido nada mas; consume entorno a 6.5 l/100 haciendo un poco de todo..

Por cierto, alguna vez que he ido con este clio, con acabado Dynamlque, con suspension algo mas firme y llanta 15" y 185 de rueda, con todas las limitaciones que tiene y con esa horrible direccion electrica tipica de Renault, no he podido evitar pensar con lo bien tenia que ir un RS de estos; si hi ha con un simple 1.2 me he permitido ciertas alegrias a base de atacar con muuucha fe donde falta motor, y me he divertido, me imagino que con el RS debe ser la leche..

Lo que no acabo de entender para uso con neumaticos normales de calle, es el bajar a llanta 15", pero bueno, por algo debe ser porque se ven muchos asi..

Sobre el consumo del 197, en mi opinion se debe, entre otras cosas, a que su aerodinamica es "anti-consumo"; todo lo que lleva es pensando en que se pegue al suelo, y claro, esto se paga con gasofa..

Anónimo dijo...

hola buenas mi nombre es raul tengo 19 años y me encantan los coches por eso acabo de estudiar mecanica, desde hace dos meses que estab a buscando un swap para mi ford fiesta 1.4 clx 75cv gasolina del 91 di con FW y me quede flipado con el pedazo de blog que tienes montado me puse a leer las entradas hasta hoy que he terminado por fin ejejejje y quisiera darles las gracias a la fruteria por su gran labor con el blog y ojala algun dia me pudiera pasar por su cuartel general a ver esos pepinos y si lo desean una manilla de ayuda jejjjej bueno no me enrollo mas jeje suerte y gracias por todo FW.
PD: siento mucho el tocho jejejj:)

Anónimo dijo...

Hola, ahora podríais contarnos paso a paso como modificaríais este coche?
Gracias

Anónimo dijo...

Habia pensado en poner arbol de levas cruzado, un emcensido en condiciones, admision, escape individual, ampliar cilindros, mejorar culata rebajandola, montar pistones mejores, volante motor, embrague mejor que el de serie.... yo creo que seria asi. Ahora que vengan los FW de verdad y me digan que esto y esto no o mejor asi etc porque seguro que muchas de las cosas que e puesto no es buena idea ..... gracias y no me mateis a comentarios malos

Anónimo dijo...

Como propietario de un Clio 182, estoy muy de acuerdo con lo que se escribe en el reportaje, lo mejor del coche es el sobreviraje frenando con apoyo y entrar doblado en curvas lentas y medias, jugar con eso es algo increible. Su hábitat se encuentra en tramos donde se juegue entre segunda y cuarta marcha siempre por encima de 4000 rpm.
Los frenos de serie, con equipo de serie va justito, eso si, si metes pata negra tipo ds3000 acompañado por todo lo demás, el coche frena mas que que coches mas pesados con doble piston. mas que sufciente con mejorar los consumibles de los frenos.
En cuanto a no soltar el volante, es cierto, pero eso es lo que le hace tan fácil llevarle asi de rápido, te ayuda mucho la dirección y es muy intuitiva, como nota, al añadirle 1º15" de caída en el eje delantero extra, este efecto se agudiza aun mas y el paso por curva se deja sentir notablemente.
Mi consumo medio actual mixto es de 8.4l usando 98.
Es un coche exigente con el cambio para llevarlo rápido, y muy perezoso a altas velocidades.
Actualmente tiene 170.000km, aceites cada 10.000 y mantenimiento al dia y no tengo queja, ninguna averia, solo mantenimiento, de echo todavía no echo el embrague.
182 vs 197? La eterna disputa, yo e tenido la oportunidad de compararlos, a fuego. En lentas es claramente superior el 182, en medias empieza a ser superior el 197 y rapidas el 197 es mucho mas superior.
Cuanto motor, depende la unidad, pero están ahí, solo digo que al 197 le pesan los casi 200kg extras.
Por el precio en el que están, es IMPOSIBLE encontrar nada mejor. Coche definitvo? seguro que no, son 10 años sobre las espaldas de este modelo el cual hereda el chasis sin casi ninguna modificación del clio 172 fase 1 alla por el año 1999. Su secreto es muy sencillo, reducido peso que no llega a 1100kg bien repartidos, con un motor notable.
Si alguien se mueve en el presupuesto de los 5000 euros, seguro que no le defraudara.
Un saludo

Twentyfive Arts dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Twentyfive Arts dijo...

Como aficionado y fotógrafo de rallyes, estoy totalmente de acuerdo con lo que comentáis de que entra en curva aunque pienses que no va a hacerlo. Es muy habitual ver más de un Clio Sport/Williams con la "patita levantada" en alguna horquilla de algún tramo, pero entrando perfectamente cuando venía a hierro. Obviamente se que no es el mismo coche, pero el año pasado en el Rallysprint de Feria, exactamente en el tramo de Feria, Sergio Casero con un Clio Williams le metió tiempos a varios Evo e incluso un Córdoba WRC, marcando el scratch del tramo. Hay que decir que ese tramo es muy ratonero, perfecto para estos Clios. Algunas veces más es menos, ahi queda la cosa...

Como aficionado a los coches en general, llevo tiempo queriendo un cacharro de estos, a ver cuando el dinero lo permite :/

Un saludo y se agradece el aporte racingero!!!

Anónimo dijo...

Lo de los consumos del RS197 debe ser por el desarrollo tan corto en las marchas largas. Yo tengo un RS200 y hago diariamente 60 km por Madrid (Puerta de Toledo-Tres Cantos- Puerta de Toledo), bajando de 8 litros/100km, midiéndolo siempre llenando el depósito completo y dividiendo por los kms recorridos. Obviamente, por la Sierra los consumos se van a 12-14 y más de 20 en circuito, pero conduciendo en plan tranquilo (con alguna macarrada que otra diaria), son más que razonables.

Por último, el otro día fui de Tres Cantos a Alpedrete con un amigo. Él llevaba su X3 diésel y yo mi Clio. Fuimos como a 110-130 y haciendo los mismos adelantamientos los dos. Según consumo de ordenador, el gastó sólo 0.3 litros a los 100 menos que yo... Yo creo que ninguno de estos coches gasta tanto. Otra cosa es que seamos unos macarras y vayamos haciendo el bestia todo el rato, pero clavando la conducción de un conductor normal, al final el consumo que sale es bastante bajo, como corresponde a motores que en realidad están muy bien afinados, como demuestran sus potencias y par específicos.

Andresito dijo...

Yo he ido de copi en ese coche en Ascari... y va muyyy bien; el propietario tenía buenas manos y el paso de las 5000 vueltas, era como cuando llegas a una fiesta en la que te está esperando todo el mundo. A mi me dio muy buena impresion .

Jorge dijo...

Este video lo dice todo del Clio 182, aunque hablen del modelo Trophy es increíble lo que puede hacer un Clio. https://www.youtube.com/watch?v=BTTI-aMKn60

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?