Sr. Pera martes, 5 de julio de 2011

Aunque sabemos que este tema va a levantar ampollas entre puristas y quemados, quiero crear este debate por ser bastante más interesante ahora que en otras épocas recientes. A todos nos gustan los clásicos y recordar batallitas, pero, ¿Realmente el automovilismo vivió mejores momentos antes que ahora?



Nosotros siempre nos hemos definido como puretas de los coches clásicos, y hemos proclamado mil veces aquello de "los deportivos auténticos ya no existen, el mundo se acaba, bla bla bla" del que tanto se habla en otros blogs porque vende bien. Es fácil rajar de los momentos actuales y hablar de lo míticos que eran aquellos coches, pero, en serio: ¿Lo eran de verdad?

Lo que queremos valorar principalmente es todo lo que nos gusta en un coche deportivo: Su eficacia deportiva por una parte, y su diversión al volante por otra, si bien otros factores como la fiabilidad, la economía (consumo y mantenimiento principalmente), o la practicidad también son valorables en algunos extremos.

Lo primero que a todos nos llama la atención, es la diferencia de pesos: Un coche medio hace 20 ó 30 años pesaba unos 1.000 Kg, los utilitarios bastante menos, y las grandes berlinas algo más. En cambio ahora es extrañísimo encontrar coches que se acerquen a los 1.000 Kg. Los utilitarios ya pasan de los 1.100 Kg (un Peugeot 405 bastante espacioso pesaba 1.040) y los deportivos retozan por encima de los 1.400 Kg como si nada (Un Evo 6 pesaba menos de 1.300 kg). Aquí claramente ganan los tiempos pasados. No es de recibo que lo que las revistas y muchos blogs llaman "utilitarios" y que en muchos casos hablan de ellos como "auténticos karts", pesan más que un M3 e30. Chiste de mal gusto...

(Mi ex-Miata y el Clio RS de Sr.Coco)

Pero si pensamos en los chasis, que son realmente el alma del coche, las comparaciones son más complejas. En algunos casos, los chasis de antes eran más eficaces aunque menos sofisticados, con suspensiones dinependientes en el eje trasero, y demás, mientras que últimamente se han ido perdiendo en favor del espacio, la habitabilidad y el confort (para que luego en muchos sitios alaben que el Civic Type-R ha ganado maletero, en vez de decir que ha perdido su eje trasero). Pero también es cierto que en muchos coches modernos con pretensiones deportivas, los chasis ahora están mucho mejor elaborados, son más punteros, y ofrecen un compromiso entre confort y eficacia que antes no se conocía. Y ese progreso haciendo chásis modernos bien diseñados, en gran parte amortigua los defectos del aumento de peso.

Y si hablamos de un apartado donde indudablemente se ha ganado mucho terreno, tenemos que hablar sobre los frenos. Los frenos en los coches de hace décadas eran en la mayoría de los casos un desastre. Le pese a quien le pese, era impensable hace 25 años montar equipos de frenos serios de verdad. Por ejemplo, en los deportivos japoneses de los 90, el gran problema ha sido siempre los frenos. NSX, 300ZX, S14, S13, 3000GT, RX7: Todos ellos tenían un enorme potencial deportivo, y todos ellos pecaban de una frenada horrorosa. Aunque llevaran unas pinzas Brembo de 4 pistones delante, por algún motivo terminaban por calentarse demasiado a la tercera frenada fuerte, o no mordían bien, etc. En cambio ver ahora cómo frenan los MX-5, los 350Z, los Clios Sport, o incluso los M3 (que siempre han pecado de frenos escasos), es una maravilla. Nos gustaría que se desterrase de una vez el tema de los frenos traseros de tambor, pero parece que aún quedan tambores para rato en muchas marcas...

(El Seat 1430 Especial del Sr.Coco, con motor 1.800 y color azul marica-ilusión)

Motores: A todos nos gusta la carburación, pero seamos honestos, los motores de inyección electrónica son mucho más fáciles y amables de conducir, se salen menos de punto, son más fiables, y de paso consumen menos (no solemos hablar de consumos porque nos gusta correr, pero consumir a lo tonto a nadie le gusta). Es conocido el dicho de que "los motores carburación tienen dos días buenos: cuando los compras y cuando los vendes". Para mi gusto, y por simple comodidad, la inyección electrónica es un gran invento, y por parte del Sr.Coco, tiene demostrado que son más potenciables que los carburados. Pero es cierto que los carburadores tienen un regustillo más auténtico, parece que corren más, y suenan de maravilla. ¿Compensa?


Y en cuanto a conducción, a emociones, a sensación de pilotaje: La peligrosidad de muchos clásicos nos da una extraordinaria sensación de velocidad, y una diversión sin igual. Aún recuerdo el viaje de 400m a la gasolinera con el Sr.Coco abordo del Seat 1430 Especial, como una de las sensaciones más intensas de mi vida: Circulando a 60 kmh pero pensando que tras cualquier curva te espera la muerte. Frenadas in extremis para detener el coche 100m antes de un cruce, el bamboleo de la carrocería al pasar por las rotondas, y el sonido de rabia desatada de su motor 1.800 carburado hacen que te emociones como un niño cuando en realidad vas circulando a la mitad de velocidad que cuando pasas normalmente con el Clio Sport o el Nissan S14. Pero honestamente: Queremos eso? Quiero decir, después de la novedad de los primeros días con un coche así, ¿queremos ese tipo de diversión a costa de una eficacia mucho menor, una seguridad inexistente (el cinturón de seguridad va sujeto con un mosquetón a una argolla central en la consola...), y un gasto de mantenimiento y consumo exajerado? Como tercer coche, sin duda es algo inolvidable, pero si comparamos pros y contras a día de hoy con coches relativamente similares, que nos aporten sensaciones deportivas y practicidad a partes iguales, la decisión es complicada.

(Nuestra inolvidable visita a Brands Hatch de la mano de Caterham, claro ejemplo de coche que mola para de vez en cuando, pero del que puedes acabar frito a diario con sus mil incomodidades)

Con mi Miata del año 90, recuerdo que al principio todo era maravilloso, todo te llamaba la atención, y las incomodidades eran "la aventura de tener un roadster auténtico". A los dos meses estaba negro de subir y bajar las ventanillas con la manivela, de tener que desenroscar la larguísima antena cada día, de no tener aire acondicionado en los días de sol (elige si quieres el sol en tu cabeza o el sol sobre tu capota de vinilo negro), de tener que cerrar con la llave ambas puertas, y un larguísimo etcétera, y eso que era un coche relativamente "actual", con inyección, y hecho al modo más contemporáneo de hacer los coches...

Y en cuanto a eficacia pura y dura, salvo honrosas excepciones, se trataba de coches mucho menos eficaces. Vale que los coches actuales pesan más, y son más burgueses, pero seamos justos: También tienen chasis más evolucionados, ruedas más anchas, mayor estabilidad y mayor agarre, motores más potentes y frenos más decentes. Han perdido esa sensación inigualable de que aquello iba a hacer explosión al pasar de 4.000 rpm, superando velocidades por encima de los... (espera espera espera) 90 kmh!! Nos parece una tontería, pero, ¿Tú has ido en un 850 a más de 90 kmh? Eso separaba a los niños de los hombres, y con los coches de hoy parece que hay mucho niño y poco hombre: "Ay, que no tiene control de tracción, es muy peligroso cuando llueve", desgraciado, es un coche de 90cv de tracción delantera... "Uy, es que yo sin dirección asistida no quiero coches, que me canso los brazos", pues verás qué divertido será aparcar un Lamborghini clásico, con esos ruedones monstruosos girando sobre parado...

(Poder ser más rápido que nadie, sin renunciar a un interior cómodo, es algo que el GTR sabe hacer muy bien)

No hablemos de la moda de derrapar. Aquí muchos se piensan que los coches de antes, como eran trasera y sin ayudas, ibas cruzando siempre. Pero no. El feeling de conducción de esos coches suele ser impreciso, la dirección muchas veces no funcionaba con la corrección actual (ese tornillo sin fin maravilloso de los Seat clásicos), sin autoblocantes, y con un control bastante escasito. Cruzar coches clásicos y hacerlo con decencia no es nada fácil, al menos sin ponerle las chucherías modernas que hay disponibles: Autoblocantes, suspensiones roscadas, etc. No me sirve que veas vídeos de rallyes antiguos, porque esos coches llevaban piezas que distan mucho mucho del MG B que tú te ibas a comprar por 6.000 euros, no me vengas con mandangas.

(El propietario de este Mini Cooper salvaje con el techo rebajado es un piloto conocido por muchos, para nosotros un auténtico crack)

En resumen, que no me aclaro del todo. Por una parte los deportivos clásicos ofrecen unas sensaciones mucho más intensas, y emoción al volante circulando más despacio, mientras que con los actuales lo que conseguimos es mucha más velocidad y eficacia sin que notes esa velocidad. La seguridad manda, el confort y las ventas también, y eso hace que los coches vayan siendo más grandes, más pesados, y menos vivaces que antes. Habrá quien disfrute con eso de ir muy deprisa sin inmutarse (porque luego puedes ir al bar y decir a los tertulianos que te has puesto a 250), y quien prefiere conducir a 80 kmh pero sintiéndose en el filo de la navaja, y bajándose con temblor de manos y piernas. Yo personalmente no quiero ni lo uno ni lo otro, y pienso que un término medio sería perfecto, que coches deportivos de los años 80 y 90 andan a medio camino de ambos extremos, y que cada ocasión tiene su coche ideal.

Ahí queda el debate, que cada uno, desde el respeto, diga lo que piensa y lo que siente.

18 comentarios:

Sr. Pera dijo...

He querido hacer un poco de abogado del diablo defendiendo a los coches modernos, pero es cierto que aunque nos gustan y los vemos con cariño, pueden ser un auténtico coñazo en comparación con un coche moderno molón.
En cierto modo creo que son lo típico que nos gusta para los demás, pero no para uno mismo. Es como "Sí, qué pasada el Triumph Spitfire, pero cómpratelo tú, que yo no lo quiero mantener."

JaS dijo...

Otro amante de los clasicos por aqui. No creo que sea cuestion de mejor o peor, sino diferente. Yo tengo la sensacion que los de antes los conducias tu y ahora "casi van solos". La electronica esta muy bien, pero como empiece a dar por saco...

Por cierto, no sabia que contabais con un "catorcetreinta". Ya soy fan del Sr. Coco XD

LaChivile dijo...

La verdad es que tenéis razon: no se sabe lo que se tiene hasta que se pierde y eso nos pasa con los coches de ahora, con todo lo que traen. Pero coño, cómo suena un buen 1.8 o 2.0 de la SEAT o de los Escort RS traseras...

Sr. Fruta de la Pasión dijo...

Siempre es de sabios buscar un punto intermedio... desde luego hay que tenerlos como 2 floreros para conducir a fuego un 1430 con su septimo motor, aunque vayas mucho más despacio e incomodo que en un M5, no obstante, más que buscar en la pregunta de "¿cualquier tiempo pasado fue mejor? hay que buscar en el corazón y el cerebro de cada apasionado del motor.

Me explico: conducir un 350z con ese maravilloso motor atmosférico de sonido celestial, cuero y buenos frenos es una sensación maravillosa. Pero para mi es un coche sin alma, antaño, los coches, crujian, eran incomodos, sonaban, eran calurosos, se estropeaban (claro que con una simple media se arreglaban) pero tienen ese punto de nostalgia, te hacen sacar una sonrisa sabiendo que lo que ves es un superviviente, un abuelo peleón con pedigree.
Para mi, la inmensa mayoría de los coches tienen en si mismos, vida... recuerdo con mucho cariño mi primer coche, un twingo wind granate, todos decían que era horrible, lento, cutre... pero para mi es y ha sido el mejor coche del mundo, con unos recuerdos maravillosos y lloré cuando este año se lo llevaron al desguace. Si tengo otros que son más bonitos y corren más pero no tienen su alma de luchador tras 17 años de batalla.

En definitiva, cada coche es un mundo sea de ahora o de principios del siglo XX pero los hay con alma y los hay grises y sosos, hechos sin amor ninguno. Lo importante es que a cada uno le sepa sonsacar una pequeña sonrisa.

Mr. Peach dijo...

A mi me gusta que me por saco mi clasico, me pongo de mala leche cada vez que le falla algo y tengo que volverlo ha arreglar, pero en dias como estos en los que voy a tomar una caña a la costa... miro a los 3 coches que hay en la familia... y a no ser que llueva, me llevo el clasico... es un punto de locura que no se puede explicar, me seguira sangrando euros, pero es lo que me mola.

Si, los modernos son mejores, pero llegara un dia en que adoraremos los coches de hoy como clasicos que serán en un futuro. Sentimiento

Sr. Pera dijo...

Sr. Fruta de la Pasión: Si hablas de un señor que nace en el tramo más peligroso de España, y que se sube al 1430 para darle largas a los Leones de la copa que están entrenando, sí, los tiene como dos floreros de grandes. Estoy de acuerdo en lo del cariño que se les coge a los coches propios, siempre serán especiales por lo que vivimos en ellos, y qué le voy a contar a usted, que conoce mi pequeño Miguelito y sus grandes hazañas...

LaChivile y JaS: Tienen ustedes que escuchar el motor del Seat 1430 del Sr.Coco (o de cualquier 1430), es como un V8 carburación dando saltitos de lado a lado. Un show...

Sr. Pera dijo...

Mr.Peach (gran nombre): Es cierto que el gusto por los clásicos es una "locura" irracional de la que somos culpables, pero es cierto que te hace sentir muy especial, es sólo el ambiente que te rodea, la magia que tienen. Es cierto que nuestros mirarán a nuestros coches de ahora y dirán "mi padre tuvo uno de esos y no veas cómo molaba".

Yo ahora tengo un Peugeot 309 1.4 de 1990, que más que "clásico" es "viejo", pero mi padre tuvo uno igual cuando yo era enano, y ya rezuma la magia de coche viejo que nos gusta, su sentir al arrancar, el olor a tapicería, los botones bruscos... hasta tengo amigos que dicen que les encanta el coche y que tiene bastante clase!! No te digo nada con un MG B, o un E-Type lo que puede pasar...

Pero lo cierto es que son un gusto ocasional, un uso diario en un coche de esos es un coñazo insoportable, a parte de un gasto absurdo por estar machacando un coche que no vas a poder reparar o sustituir fácilmente.

Miguel Ángel dijo...

Yo soy más de coches clásicos. ¿Porque? Simplemente el sonido de los motores es mucho mejor ahora esta la moda de que los motores no suenen y los coches deportivos estan hechos para que cuando vayas pasando despiertes a toda la comunidad de vecinos.

Por otra parte a mi me gusta el tema del drift y los mejores coches para ello son los deportivos de los 90 que con las correspondientes modificaciones son la leche aunque claro cuando los modificas en cierto modo les quitas su esencia de coche clásico pero a cambio ganas mucho en diversión en las curvas y las puedes coger volando.

Por último el atractivo de estos cohes están en su precio de adquisición que por 3 perras te compras un pepinaco que peta todo lo que vea en contra tiene el mantenimiento pero claro algo tenía que tener. Bueno lo dejo ya aquí que acabo ocupando todo el blog xd, xd.

Samer dijo...

Yo la verdad es que me alegro de que me gusten todo tipo de coches, porque hay cada pelea cada vez que sale este tema...

Los coches clásicos tienen crujidos, grillos, carburación, chasis de goma (no hay más que recordar el del Lancia Delta Integrale, un chicle), pero aún con todo eso los disfrutas. Será que tienen cosas buenas. Evidentemente hay un mundo de diferencia con los modernos con los que, como bien decís, uno se puede poner a 200 sin despeinarse y con todo tipo de seguridad. Hay que valorar lo bueno de cada coche y quedarse con eso. Al final, todos somos unos apasionados de los coches y no le vamos a hacer ascos a nada, porque va en contra de nuestra naturaleza. Cualquier coche tiene un detalle que nos enamora.

juan_blade89 dijo...

Mi experiencia con un clio de la primera generación con 19 años de antigüedad es que era un coche escuela.

Transferia el peso en cada aceleracion, frenada y curva. Por supuesto sin ABS ni con 215 de ruedas.

Era un coche que si le querias pisar tenias que tener los 6 sentidos en la carretera. En una rotonda si acelerabas muy rapido se te iba de morro y si por un casual frenabas y girabas muy brusco a continuacion te tropeaba como los autenticos profesionales. Por su puesto esto en lluvia era multiplicado por 3.

Eso era la autentica diversion y no la gente que me pasaba por la autovia porque se creian superior a mi por pasarme a mas de 140 (techo del coche).

Ese coche si que tendria que ser para autoescuelas deportivas.

Saludos!!!!

Miguel Ángel dijo...

En realidad es que hay coches viejos y clásicos. Los clásicos suelen ser interesantes. Por el contrario loso coches viejos normalmente suelen gustar pocos a lo mejor tienes uno porque te recuerda al que tenía tu padre de pequeño y tal pero en lo general no es que interesen mucho. Otro encanto de muchos coches clásicos es la no presencia de agresividad en su diseño es decir ese pasar inadvertido pero a la hora de la verdad resulta que tiene unas prestaciones de infarto.

Ahora la tendencia es todo lo contrario se le pretende dar a todos los coches una apariencia deportiva y a lo mejor resulta que un coche que parece buenecillo acaba viéndose que es una pena. En lo personal me gusta ese estilo de coche que no parece gran cosa pero luego si dan fuerte y no el parecer un coche muy bueno y no tener ni 100 cvs.

Sr. Marron dijo...

Al principio yo andaba un poco asqueado con lo de no tener elevalunas, ni cierre centralizado, ni direccion asistida, ni na de ná en el clio. Pero despues de mas de dos años conduciendolo cada dia y arreglandolo cada vez que se ha roto que no han sido pocas, ya he aprendido a convivir con ello y incluso a cogerle cariño.

Cada vez que lo tengo parado unos dias por algun motivo, luego, al volver a sentarme en el baket, darle arranque y escuchar ese glorioso sonido, agarrar el volante desplazado... uuuff me siento el tio mas feliz del mundo!

Miguel Ángel dijo...

Otra cosa que también añadiría yo es que la virtud está en el término medio es decir a mi parecer los deportivos de los 90 vienen muy bien tienen lo básico pero sin pasarse con ``sobreelectrónica´´ como lso coches modernos que acabas viendo que la mayoría del peso es a base de meterle electrónica innecesaria. En lo personal con que un coche tenga cierre centralizado, alarma, abs y dirección asistida y aire acondicionado va bien equipado. Todo lo demás es excedente como eso de ahora de que aparquen solos tsss dentro de nada también se conducirán solo si sequimos así. Es más soy de lso que opina que un coche con el simple aire acondicionado ya va bien que respecto a lo dicho a lo del abs y tal es simplemente comodidad ya los coches modernos pasan de dar comodidad a hacer que el coche vaya demasiado ``automático´´.

Mr. Peach dijo...

Creo que entre todos hemos llegado a una especie de punto en comun; si los modernos corren mas, se estropean menos y nuestra espalda no se resiente tanto, pero... todo eso no nos interesa, a nosotros nos interesa s-e-n-t-i-r, aunque sea a 70 km/h nada mas, coger esa curva y notar como el coche se valancea y has de mantener ese volante espartano bien agarrado ya que no existe las ayudas externas... a eso se reduce todo sentir.

Y una de las cosas mas gloriosas es apagar el motor dando un pequeño aceleron, quedarte con todo el mundo ya que pareces un macarra, pero no lo eres, tu tienes tus razones, tu sabes el porqué, pero ese que va en el Astrilla OPC no sabe porque lo haces, drisfruta, estas en la gloria.

Sr. Pera dijo...

Que gran debate se ha organizado, me encanta!!
Veo que el punto común, como dice Mr.Peach, es que nos gustan los clásicos por sus emociones a menor velocidad, pero para uso ocasional.

Yo abogo por un término medio, que consiste en coches de los 80-90 con determinadas comodidades (como dice Miguel Ángel), y meterles las mejoras actuales que podamos para disfrutarlos más, y corregir sus defectos: Suspensiones roscadas, diferenciales buenos, ruedas en condiciones, etc.

Yo con un E30 que lleve un buen LSD, unas buenas suspensiones, unos frenos decentes, y unas llantas bonitas, soy más que feliz. Si encima le pones el motor del E36 con culata multiválvulas, ya es la combinación perfecta por 4 perras... Es la misma filosofía que sigue AutoFarm con los 911 clásicos, pero actualizados con piezas más modernas, para hacerlos más eficaces, utilizables, fiables, y demás, sin perder su enorme encanto. Pienso que ahí está la clave.

Mr. Peach dijo...

Viendo el siguiente video a mas de uno se le despejan las dudas de si coches clasicos o coches modernos:

http://vimeo.com/25800809

(via autoblog)

Anónimo dijo...

Sin duda me quedo con los viejos, las reparaciones cuestan un cero menos (1000€-100€) y no se averian con facilidad. Lo digo por experiencia propia con coches de principios de los 90

Carles20vt dijo...

Mi opinión está ya reflejada aquí por algunos de vosotros. Coches intermedios para seguir sintiendo pero con un mínimo de comodidades para ser "soportables" si hay que cogerlos mas a menudo. Coches de '80-'90 ideales.

Yo las veces que he cogido un coche actual siempre me da la sensación que son "plasticos con ruedas". La verdad es que no "cansa" conducirlos, son dóciles, fáciles, domesticados... y para moverte al día día, o vacaciones con colegas, son ideales para su tarea. Pero para disfrutar de nuestra pasión... 0!!!! Me aburren. Vaya, me quitas mi hierro noventero y me das un trasto nuevo con prestaciones similares y creo que me aburriría bastante. Cosa que muchos de mis amigos no entenderían!

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?