Sr. Pera miércoles, 26 de enero de 2011

Pagani desvela oficialmente su nuevo hiper mega deportivo, llamado Huayra (impronunciable para muchas lenguas), y viene a sustituir al legendario Zonda. Por suerte para algunos y desgracia para otros, el Huayra muestra un diseño continuísta con su predecesor, tanto por dentro como por fuera. Como es evidente que a corto-medio plazo no vamos a poder probar uno para vosotros (ni para nosotros), vamos a tantear simplemente por lo que se desvela de las fotos y la nota de prensa, pues a parte de cifras monstruosas, estamos ante uno de los coches con el frontal más feo de la historia del automóvil.


(Suponemos que la explicación a este morro será la aerodinámica...)

Horacio Pagani, argentino de nacimiento, es el responsable de esta "nueva" marca de superdeportivos afincada en Italia. Tiene bastante mérito haber despuntado en tan poco tiempo. Existen cientos de pequeños fabricantes artesanales de superdeportivos en el mundo, que realizan máquinas exquisitas, y no podemos compararlas en exclusividad, potencia y tecnología porque todas suelen ofrecer lo máximo. Pagani podría haber permanecido en el saco de los Noble, Koenigsegg, Gumpert o Vector, pero en cambio ha destacado sobre todos ellos y ha sido capaz de darse a conocer en todo el mundo como un fabricante exclusivo, pero de prestigio y fama mundial. Sus coches presiden posters, aparecen en videojuegos de éxito, programas de tv, y comparativas de revistas. Incluso en Madrid hemos visto algunos pocos por la calle, cosa impensable en España tratándose de un fabricante de pequeñas series.

(Un chasis tubular como el que os explicamos en link de aqui debajo, y una suspensión por triangulación como la que os explicaremos en nuestro apartado sobre el Formula SAE).

Como sabemos, se trata de monstruosidades de 700 Cv, que se construyen sobre un chasis tubular sofisticado, con un motor Mercedes-Benz AMG V12 preparado por Pagani, y una carrocería de carbono. El resultado es un peso ridículo (muy inferior a los Ferrari y Lamborghini similares) y unas prestaciones de infarto. Ahora el nuevo Huayra cambia su motor 7.0 Mercedes V12, por un 6.0 V12 también Mercedes... pero biturbo. Los 730 cv del propulsor no parecen mostrar una ganancia asombrosa, en cambio según nos dicen, la brutalidad de su par motor, asusta. Y por eso baja de 3,5 segundos en el 0-100kmh. Ah, la velocidad punta se acerca mucho a los 400 kmh.

(Qué elegancia, qué señorío, qué maravillaaaaaaaaa...XD)

Por desgracia, el Pagani Zonda era un coche bastante hortera, lleno de cormaditos, pulidos y detalles más propios del tuning que de un fabricante de coches artesanales mega caros. Y tambien por desgracia, el nuevo Huayra repite este tipo de diseño con materiales estratosféricos y calidades insuperables, pero de diseño y aspecto desastroso (ver foto de arriba, por favor). Sobre el diseño del nuevo frontal, con la calandra delantera más "innovadora" de lo que somos capaces de asimilar, no queremos opinar ahora (lo hicimos en la entradilla).

(Y aquí nos ponemos serios, porque este chasis, esta suspensión, y este motor, no son para bromear)

Al menos es uno de los deportivos exóticos más salvajes de la actualidad, brutalmente caro, brutalmente rápido, y brutalmente cuidado en todos sus detalles (quien lo ha visto abierto en vivo sabe a lo que me refiero). El diseño no lo es todo (o casi).