Sr. Pera martes, 7 de abril de 2015

Esta semana quiero dar salida a una entrada muy breve que quería explicar para los que están empezando en esto de la conducción espirituosa. Sin aburriros con las nociones básicas teóricas que ya hemos explicado 10 veces, y que encontrarás otras 100 en otros sitios (y mejor que aquí casi seguro), hay otras cosas elementales menos conocidas, y que suponen una gran diferencia entre rodar con decencia y empezar a rodar rápido de verdad.



Entre los copilotajes que hicimos a los primerizos en nuestra anterior tanda del Jarama, y otras cosas que hemos visto recientemente con amigos que rodaban por primera vez en circuito, hemos detectado algunas cosas sencillas en las que casi todos caemos cuando aprendemos, y que suponen bastante diferencia, casi como el principio del camino a empezar a rodar rápido, a mejorar, y a construir unos tiempos serios. Y es que son cosas que no se nos ocurren normalmente cuando queremos correr, pero de una lógica tan sencilla y aplastante, que en cuanto las veáis no las olvidaréis.

Antes de empezar, recordemos que son nociones básicas para el principiante que quiere mejorar. Los expertos verán mil objeciones en cada cosa que digamos ahora, y tendrán razón, porque hay mil situaciones extrañas que justifican no hacer lo que vamos a explicar. Pero con los ejemplos que vamos a poner se entiende perfectamente lo que queremos decir, y por qué. Ya sabemos que no es lo mismo conducir un Porsche 964 Turbo que un Golf GTi, y queda claro el tipo de público al que se dirigen estas indicaciones...

(No son exactamente el tipo de coches al que nos referimos en estas nociones básicas... Por cierto, foto de 8000vueltas.com)

Vamos al lío:

1.- Lo primero, y más obvio, EL TIEMPO DE REACCIÓN: El tiempo que pasa entre que dejas de acelerar y empiezas a frenar es tiempo que pierdes. Ok, hay salvedades en trazadas complicadas y en coches que se comportan raro, pero voy a dar la explicación más sencilla para ver la importancia de esto (que además es algo que nos pasa siempre que montamos con un amigo para explicarle esto en un circuito): Tu vas por la recta del Jarama a fondo con un coche normal-majete, y pongamos que llegas a final de recta a 200 kmh. Y te digo que en el cartel de 200 m (por ejemplo) comiences a frenar a fondo. No te digo que al llegar al cartel de 200 m sueltes el acelerador, para cómodamente empezar a frenar. NO. Te digo que en el cartel de 200 m ya estés con el pie empezando a pisar el freno. Es un error muy sutil, y muy común. Piensa que si tardas un segundo (no es descabellado) desde el cartel de 200 m y vas a 200 kmh, ese tiempo muerto sin frenar supone unos 55 metros perdidos. Es decir, no estás frenando en el cartel de 200m sino ya pasado el de 150. Y cuando llegues a la curva te deberían faltar 55 metros de frenada para entrar como se supone. Y eso es bastante.


Al hilo de esto, llegamos al segundo apunte:


2.- APURAR: Otra obviedad como una casa. Ya sabemos la famosa frase (atribuida a distintos pilotos famosos en función de quién ponga la fotito cutre de facebook), de que esto consiste en acelerar al máximo hasta que irremediablemente tengas que frenar al máximo, para volver a acelerar a fondo lo antes posible. Una vez más, los expertos pondrán mil salvedades, en función de trazadas complicadas, coches en los que hay que pisar los pedales con tiento, etc. Pero nos entendemos... Siempre que tengamos en cuenta que debemos tener un margen de seguridad para imprevistos (hablamos de gente que no está compitiendo), debemos extender al máximo el tiempo en que aceleramos, y empezar a frenar lo más tarde posible y con la mayor fuerza que podamos.

Los tiempos muertos entre acelerar y frenar, donde no sean imprescindibles, están prohibidos si queremos hacer un buen tiempo: Cada instante que cedes para frenar antes y con menos fuerza, es tiempo (y distancia) que podrías seguir acelerando. Cada momento que haces el remolón entre soltar el acelerador y pisar el freno es tiempo (y distancia) que podrías ahorrar. Cada trozo de pista que no aprovechas (distancia libre que dejas hasta el vértice, por ejemplo) es una trazada que podías haber hecho más rápido... Así con todo. Y cuando estamos empezando pensamos que tampoco es para tanto, y que la diferencia no es tan notable a nuestro nivel actual... Pero es en esa suma de pequeñas diferencias donde bajas dos segundos por vuelta sin darte cuenta, simplemente arañando décimas de aquí y allá. Y en seguida ves que la gente con la que sueles rodar en tu mismo ritmo se va quedando atrás, y que vas cogiendo a otros que antes rodaban más rápido que tú... Y la cosa va mejorando... y le coges el gusto.


Zanjo este tema recordando que debemos dejar un margen de seguridad, para evitar un imprevisto, esquivar un coche entrompado, salvar un error de cálculo que no esperábamos, o cualquier cosa. No estamos compitiendo, pero estamos conduciendo rápido, y vamos a hacerlo bien.

3.- MIRAR LEJOS: Al novato normalmente le parece una tontería, y casi nunca lo hacemos cuando estamos empezando, pero es un clásico en la formación de pilotos. Si miras lejos, las trazadas salen mejor como por arte de magia, el cerebro las traza de la forma más fluida posible, y de forma casi milagrosa verás que has colocado el coche exactamente en el punto al que estabas mirando. Pero NO TE QUEDES MIRANDO AL MISMO PUNTO CUANDO TE APROXIMES A ÉL, sigue mirando lejos, y a medida que vayas avanzando sigue mirando más lejos, más lejos, y así constantemente.

Los que han ido a algún circuito de prácticas a hacer drift, se habrán dado cuenta de que si vas mirando al vértice de la curva, llevas el coche de lado hasta allí con naturalidad, si al acercarte miras ahora a la salida de la curva, la cruzada continuará fácilmente hasta la salida de la curva, y en cambio, si te quedas mirando a ese punto a medida que te aproximas a él más y más, al final te acabas entrompando por mirar a donde ya estás. Del mismo modo que si te quedas mirando a un fotógrafo en el borde de la pista, te lo llevas puesto ("si lo miras te lo comes" se suele decir). Con esto es igual. Si miras lejos, trazas mejor, compones mejor la curva en tu cabeza inconscientemente, y vas colocando el coche por donde toca, con menos esfuerzo.


Insisto, a muchos les parece una tontería, pero no lo es tanto.


Hoy no quiero aburriros más. Nosotros no nos dedicamos a dar clases de pilotaje, ni lo haremos nunca, porque no somos pilotos, ni instructores, y hay gente que se dedica profesionalmente a ello y son mucho mucho mejores que nosotros en eso. Hay webs, blogs y foros donde se explican nociones de pilotaje mejor que aquí, en mil sitios. Sólo queremos que hoy aprendáis estas 3 cositas básicas, porque nos ha parecido detectarlas en muchos de los amigos con los que hemos corrido recientemente, y se habla poco de ello generalmente. Si llegas a un curso de pilotaje con las nociones básicas aprendidas, y estas 3 cosas también, lo aprovecharás mejor, y partiendo de un punto más avanzado, llegarás más lejos. Si vas por libre, y en las próximas tandas pones en práctica estas 3 cositas, verás que tus tiempos por vuelta bajan escandalosamente. Si te esmeras en ponerlas en práctica, verás que todo lo nuevo que vayas aprendiendo sobre pilotaje y conducción te cunde mucho más, le sacas más partido, y de paso disfrutas más.


Y si tienes un medidor de tiempos decente, mucho mejor. Nosotros ya hablamos hace poco del famoso Harry's Laptimer de iOS y Android, aunque hay mucho más, e igual de buenos, caros y baratos, fáciles y complicados. Con ellos, y un poco de tiempo trasteando el día siguiente en tu casa, analizando tus tiempos, sectores, vídeos onboard, inercias, velocidades en cada punto por cada vuelta, verás muchas cosas que puedes mejorar la próxima vez, dónde has perdido tiempo, qué puntos se te resisten, etc. Y cuando te quieras dar cuenta, acabas envenenado mejorando tu técnica, ajustando el setup del coche para ir mejor en estos sitios, cambiando presiones...! La mejor mejora para el rendimiento tu coche es aprender a conducirlo mejor!

10 comentarios:

Sr Guayaba dijo...

Toda la razon, tipicas cosas que haces sin darte cuenta... Que por ahí lo explican mejor???? Wtf en forocoches o asi no? Jajajajajaj notese la ironía

Delco Octane dijo...

De esos tres, para mi el más importante es el de mirar lejos. Mientras los otros se van corrigiendo según rodamos cada vez más, si no tratamos de mirar lo más lejos posible para anticiparnos, es muy dificil trazar bien y rápido. Donde pones el ojo, pones el coche amijos.

Sr.Kiwi dijo...

Correcto, esto son cosas que al final inconscientemente acabas haciendo, pero es mejor darte cuenta de ello y forzarte a hacerlas.

Apunto dos cosas rápidas, si se me permite (si lo estáis leyendo es que se me permite...): los puntos 1 y 2 los junto diciendo que, en circuito, cuando no aceleras frenas, es decir, el pie derecho SIEMPRE pisando un pedal, así eliminamos esos "tiempos de reacción" y apuramos, porque si te quedas corto en la frenada sabes que puedes mantener más el pie en el gas, y si te "compras una parcela" es que te has pasado de optimista, y esto lo vas ajustando con las vueltas hasta dar con el punto óptimo de cambio de pedal... Hay quien dice que en circuito los pedales son "ON/OFF", y yo lo apoyo con matices; es así a la hora del cambio de gas a freno, pero al revés para mí personalmente no, ya que suelo perder tracción (y mi coche es muy puñetero y le da por mirar al lado contrario), así que el paso de freno a gas, el gas suave hasta que aprendas en que puntos puedes y en que puntos no sacar el pie por debajo del coche.
Y el punto 3, yo lo explico con el "punto de fuga", si ves que el punto se acerca la curva se cierra y debes bajar la velocidad, y si ves que se aleja puedes aumentarla; en cambios de rasante puede ser que el punto se acerque y puedas seguir aumentando velocidad (por ejemplo en la rampa de Pegaso), pero eso en circuito en 2 vueltas te lo aprendes

Esto, junto con una trazada bien hecha, te hace ir bien rápido y seguro.

PD. Estoy a la espera de ver algún vídeo de esos del Harry's, que nos dejasteis con la miel en los labios...

Kimi dijo...

Me parece una buena clase teórica, jejeje. Y yo añadiría un punto más. Practicar. Al final, conducir no es muy diferente de jugar al fútbol, al tenis o a la videoconsola. Te pueden ir diciendo trucos pero es básico entrenar. Yo intento entrar a circuitos al menos 3 o 4 veces al año. Y entre medias, alguna que otra subida a la sierra. Entrenar, entrenar y entrenar. Nadie nace aprendido. Si cualquiera de nosotros hubiera pasado las horas en un circuito que Fernando Alonso, no creo que fuera a ser campeón del mundo de Fórmula Uno, pero desde luego sí un buen piloto.

Así que ya sabéis: ¡¡A entrenar como locos!!

Victor Culebras dijo...

Sñr Kiwi aquí te dejo la mía en las pasadas tandas del 28 de marzo (eso si nocturna 😂)
http://youtu.be/5BqZW3jWqG4

Ander Arribillaga dijo...

completamente de acuerdo con los tres puntos. creo que el tercero es quizás el que más cuesta en un principio, pero creo que "obligándote" a hacerlo y a base de entrenamientos es una de esas cosas que marcan mucha diferencia una vez lo "dominas".

Sr. Pera dijo...

Sí, en realidad la parte 1 y la parte 2 se podrían resumir en una sola, pero el tema del punto de frenada me ha parecido bastante importante, porque nos pasa a todos al principio, y como digo, es un margen de error que no percibimos y que supone muchos muchos metros perdidos como no lo hagamos bien. Imaginad mi cara de pánico cuando voy de copiloto en un coche con un chaval, a 200 kmh, le digo que frene aquí, y veo cómo se fuma 50 metros de pista sin frenar... XDDD

Lo de mirar lejos, es un clásico, pero es verdad que se dice poco así en público. Es una putada cuando estás empezando a esforzarte por hacerlo y la mitad de las curvas son ciegas... ¿A dónde miras lejos si sólo ves la entrada de la curva a 20 metros y nada de lo que viene después? Ahí ya entran los trucos lógicos de cada uno, casi siempre se podía ver seguri la pista antes de llegar a la loma de esa curva ciega, y por supuesto, en 3 vueltas al circuito ya te lo sabes y te imaginas visualmente por dónde va lo negro después.

Sobre entrenar: Es la mayor clave de todas, y se nota más de lo que nadie se imagina, pero esto ya se ha dicho en mil sitios por activa y por pasiva. Amigos nuestros que son dioses del pilotaje, por alguna cuestión se han pasado un año entero sin rodar, y cuando vuelven a pista alucinas viendo lo que han perdido (que también "quien tuvo retuvo", y en dos tardes vuelven a recuperar casi todo).

Por eso siempre decimos que cada vuelta suma, SIEMPRE SUMA, aprendes, y aunque sea inconscientemente, mejoras. Sobre todo en novatos, hay una progresión super acusada desde la primera vez que ruedan a la segunda, y luego en la tercera, la cuarta un poco menos, y así a medida que vamos mejorando.

Por eso esto engancha tanto, porque la primera vez lo pasas bien, pero la segunda meas colonia viendo cómo has mejorado sin darte cuenta, y la tercera te ves haciendo tiempos decentes, de esos que te dicen "ostras, es muy buen tiempo", la cuarta te enganchas al ritmo de gente que no te esperabas... Y ya estás envenenado! XD

Sr.Lolomoto dijo...

Gracias por los apuntes, la verdad que engancha mucho, sólo entré en circuito el dia de la tanda nocturna y estoy deseando volver aunque me encontraba mas perdido que la vergüenza de una striper, y por la noche sin conocer el circuito tooodas las curvas me resultaban ciegas, o el que estaba ciego era yo porque via menos que un mejillón asi que tomo nota para la próxima vez poder rodar con mas confianza y fluidez y disfrutar asi mas del momento.
Salu2 a to2.

Sr.Kiwi dijo...

@Sr.Lolomoto, El Jarama no es famoso por la visibilidad de sus curvas, más bien por lo contrario... Además, gracias al vídeo que enlaza el Sr.Victor Culebras (muy bueno por cierto), he visto que hay zonas sin focos ya que de noche no he rodado nunca, y en un circuito así es algo que acojona y mucho... Yo mismo, que he rodado muchas veces en él con la moto, cuando voy las 2 primeras tandas las hago de menos a más y sin pasar nunca el 70% de mi capacidad (patosidad más bien) hasta estar seguro, y sólo voy al 100% un par de vueltas en las tandas intermedias, hay que jugar lo justo en un sitio así que las escapatorias no son amplias... En un circuito así te diviertes mucho sin ir "a to rabo" todo el tiempo...

ARTURO RS dijo...

No se trata solo de mirar lejos, si no de mirar al punto donde quieres ir, por eso la gente inexperta se cierra tanto en las curvas por que solo miran el interior, en un curso de conduccion lo primero que enseñan es a saber mirar. Cuando ya tienes el coche metido en la curva ya hay que mirar el punto de la salida hacia donde quieres dirigir el coche y ante sincluso de estar en el ya hay qu emirar al siguiente punto.

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?