Sr. Pera viernes, 4 de octubre de 2013

Continuamos nuestra doble entrada sobre el curso de rallyes que hicimos recientemente en las instalaciones de Rally Center cerca de Madrid. Esta vez nos centraremos en los coches utilizados para los cursos, los Golf GTi, el Lancer Evo de Gr.A, la escuela en general, y otras consideraciones. Otro puñado de tierra y polvo a la cara de todo el mundo!




Como ya dijimos, se trata de una actividad de bajo coste para divertirse haciendo el oso con coches ajenos, aprender algo nuevo, y sobre todo, una experiencia "refrescante" (intelectualmente hablando, claro), donde NADA tiene que ver con el drift, las tandas de circuito o los tramos de montaña. 

En la anterior entrega desmenuzamos las actividades que formaban parte del curso básico, el RallyExperience. Ahora nos vamos a centrar en otros aspectos más de fondo, como los Golf GTi que se usan para estas actividades, el Lancer Evolution de Gr.A con especificaciones de tierra en el que nos dieron unas vueltas siderales, y unas pinceladas sobre la escuela en cuestión, con lo que nos ha parecido desde nuestro sencillo punto de vista.



El Golf GTI (mk3).- Es un coche de tracción delantera con la preparación justa y necesaria para moverse con decencia en pistas de tierra, y servir de coche escuela para manazas como nosotros. Por eso viene con una jaula antivuelco completa, backets, arneses, volante desplazado, radio (walkie), suspensiones para tierra, y ruedas de tierra (tacos), escape, y algunas otras cosas básicas. Su motor tiene unos 120-130 cv, es sabido por todos que estos bichos son duros como una pared de hormigón, y en líneas generales tiene exactamente el comportamiento que se espera de un coche tirando a ligero, tracción delantera, y con un setup pensado para hacer el oso fuera del asfalto con eficacia y sin sustos.

En líneas generales, como resulta predecible y es bastante facilito de manejar, son perfectos para usarlos en cursos básicos y que la gente aprenda lo esencial del barro y la tierra sin complicaciones sobre el coche en sí, no hace extraños, y las reacciones que te ofrece son las que te tienen que explicar para los ejercicios. Si aceleras fuerte se va de morro, si ahuecas repentinamente desliza de atrás. Si lo  haces bien el coche responde bien, y si lo haces mal el coche no entrará por donde tiene que entrar. Así de simple y así de sencillo. 


Su respuesta es bastante de bajos y medios, arriba tiene poquito, así que resulta recomendable llevar un estilo de conducción "TDi", de no subirlo de vueltas, y aprovechar el par motor todo lo posible. En realidad acabas haciendo la mayor parte del trabajo con el acelerador en modo on-off, pero cuando toca hacer vueltas completas a la pista grande, y meter hierros, no hace falta pasar de 4.500 rpm para sacarle partido.

A nosotros nos hubiera gustado que tuviese más motor, porque aunque es divertido de sobra y puedes hacer mil florituras cuando coges el ritmo, es verdad que anda poquito. Esto no lo puedes decir muy alto, porque cualquier monitor te puede decir "¿Anda poquito?" y te da un repaso con ese mismo coche que te deja helado. Aún así, te da más que de sobra para entrar pasado en mil sitios, para llevarte los conos puestos, y para hacer las vueltas finales con una buena dosis de "uy uy uy" y de "ojo ojo ojoooo" en algunos puntos.


(Atado ahí dentro, listo para la acción de verdad)

Mitsubishi Lancer Evolution Gr.A (tierra).- El director de RallyCenter, y campeón nacional de tierra, Oscar Fuertes, nos dio unas vueltas en el Evo 9 que tienen para estos menesteres. Fue su antiguo coche de carreras, y ahora tiene otro mejor y más nuevo. Lo hemos visto pasar al principio a un ritmo un poco insólito, y ahora nos van a demostrar lo que puede hacer en un terreno lleno de baches y donde TODO resbala cosa mala...


Nos metemos en la cabina tras salvar la jaula, notablemente más completita que la de los Golf, y mientras nos ponemos el arnés Oscar nos explica las cosas básicas que lleva el coche. Se trata del conocido motor 4G63 de la saga Lancer Evolution, pero con stroker kit a 2.2 litros, además de infinidad de cambios que hacen necesario su uso con Panta (combustible de alto octanaje). En función del uso que le quieran dar al coche (cursos, amigos, vips, demos, on-fire...) se selecciona un mapa de motor distinto, con potencias desde los 400-420 cv hasta más de 500 cv. En este momento un fallo logístico hizo que trajeran gasolina de 98 octanos en lugar de Panta, así que el motor tampoco se puede apretar todo lo deseable hoy. Abundancia de relojes indican temperaturas y presiones diversas. Especial atención sobre el reloj de presión de aceite del diferencial central, que gira como loco desde que el coche se pone en movimiento... Además nos explica que dicho diferencial central lleva también 4 mapas, los 3 más o menos convencionales, y un cuarto para el caso de romper una transmisión... Ojito que el tema va en serio.

Se arrima al borde de la pista, comprueba que efectivamente no hay ni un alma, y aquello sale escarbando el suelo con violencia. Pero mientras digo esto y apenas pasan escasísimos segundos, el Evo se ha comido casi toda la recta, vamos en cuarta a fondo, y nos acercamos a una chicane de conos, que evidentemente no da tiempo a pasar... ¡Pero sí! ¡Sí pasa! Sigue acelerando a fondo los escasos metros que nos llevan a las curvas de final de recta, en bajada, repletas de baches, y por supuesto, de tierra y polvo. Como vamos a más de 100 kmh y ves que la curva ya está delante del morro del coche, piensas que bueno, la vida ha molado, han sido 29 años sólo, pero muy bien vividos! He tenido mis momentos buenos! Dejo este mundo de la mejor forma posible! Entonces Oscar mete volante con decisión, y sin dar crédito a lo que veo, el morro del coche entra en la curva como si fuera una pista de asfalto seco.  - QUE - BROMA - ES - ESTA -. Se supone que en este circuito las ruedas no agarran, y menos a esas velocidades absurdas... Y no hablo de tracción integral super maravillosa, hablo de entrar en la curva frenando y colocando el peso en su sitio... SURREALISTA. Y no hemos hecho más que empezar!


En el resto de curvas que se van enlazando la velocidad ya os imagináis que es muy muy elevada, que estamos hablando de un coche de competición preparado para tierra, que lo conduce un campeón nacional de tierra, y que se trata de un circuito de tierra donde este señor ha podido completar miles de vueltas...! Lo que no sé es ni por qué lleva el casco puesto, si esto no le supone ningún riesgo! Los cambios de dirección son rápidos pero muy progesivos, sin latigazos, desliza con un total control, y lo más sorprendente es que los baches no existen, haciendo que el Evo parezca que flota sobre la pista. Ves llegar esa rodera enorme a más de 90 kmh, pones cara de "uyuyuyuyyyy" y el coche pasa por encima como si no hubiera desnivel. Y entonces entiendes aún menos qué esta pasando aquí.

Finalmente llegamos a una parte rápida del circuito, con una curva amplia y ancha, y entonces sí que ves el verdadero poderío de este coche y su preparación: Salimos de la curva anterior abriendo gas a fondísimo, y mientras se cruza y coge ángulo no para de ganar de velocidad con mucha mucha rapidez! Y lo vives en un momento largo e intenso, ves peeeerfectamente cómo la tracción trabaja aquí y allá para permitir a Oscar controlar con facilidad el coche, que sigue avanzando de lado, pero ya a velocidades escandalosas, y parece que nunca se acaba el chorretón de empuje y tracción del Lancer. Este es uno de esos momentos que se te queda grabado a fuego, cuando compruebas con tus propios ojos que lo imposible se hace real, que si te dicen los parámetros antes de subir (a fondo en cuarta, suelo de tierra con piedras y baches, tírate a una curva jodida) respondes "nos damos la galleta definitiva", y aquí lo tienes ante ti, como una insultante prueba de tu ignorancia. En tu cara.

(Ahí detrás hay un Evo de carreras. Ultimamente me estoy aficionando a las fotos donde las nubes tapan los coches...)

El primero en probar aquello fue el Sr.Coco, que como muchos sabéis es un hombre que nunca se asombra por nada, que todo lo mira friamente, y cuya mayor expresión de júbilo es "bueno no está mal, no?". Yo los veía pasar muy deprisa desde el parking, y mientras la carrocería trazaba las curvas con suavidad, las ruedas no paraban de botar, rebotar y escarbar en el suelo como locas. La suspensión trabaja frenética junto a los diferenciales, y la nube de polvo que se levanta es colosal. Cuando paran para cederme el puesto a mi, le pregunto qué tal ha ido, y su cara era de sorpresa, mientras decía "tronco esto no es posible, no sé cómo lo hace, no tiene sentido...". Yo que le conozco bien, escucho eso y me hago idea del tamaño de la sorpresa que se lleva uno ahí subido... Me acomodo, me pongo el casco de carbono que me han dejado con la radio, los arneses, el micro, y el resto de la experiencia ya lo acabáis de leer.

(Aquí venía despacito para no matarme a pedradas)

Escuela: RallyCenter lleva relativamente pocos años funcionando, y tras una actividad más variada en un principio, decidieron centrarse en lo que realmente es su punto fuerte y que casi nadie ofrece: Los rallyes de tierra. Tiene bastante sentido si uno tiene un poco de olfato comercial, porque quien mucho abarca poco aprieta, y si tienes una punta de lanza como es esta baza, y unas instalaciones decentes donde hacer esto, lo mejor es explotarlo a tope y ser los mejores en algo concreto que te diferencia. Ellos lo saben, nosotros lo sabemos, y por eso precisamente sus cursos van escalonados por niveles, para que si intentas saltarte uno notes que te has perdido algo que ahora necesitas para esta prueba, pero que cuando terminas de hacerlo dices "joder se tiene que acabar ahora que empezaba a cogerle el aire y a ser rápido?". 


A nuestro juicio, tanto esta gente como lo que tienen montado resultan un descubrimiento. Te podrá llamar la atención o no, podrás pasarlo más o menos bien, pero desde luego nos ha gustado que su propuesta está muy bien planteada: Las instalaciones están cerca de Madrid (a 80 km, técnicamente es Segovia) y tienen otras en Cataluña, y son más que decentes para todos los niveles. Los coches están bien, los mantienen, y tienen suficientes unidades para darle rotación al asunto y que haya unos cuantos operativos y otros en taller reparando-revisando. 

Además tienen formación para pilotos profesionales, tienen proyectos bastante ambiciosos, y su "Objetivo Monte Carlo", en el que hicieron selección de un piloto novato para formarle y llevarle a correr el Rallye de Monte Carlo no les podía haber salido mejor (quedaron en el puesto 9 de su grupo el primer año, y en puesto 5 al año siguiente), preparando otro tinglado similar para la próxima temporada, del que no han querido soltar prenda, pero aseguran que va a ser igual de divertido... (pues si nos van a picar así, nosotros preparamos a Thunder Bacon para las 24 Horas de Le Mans 2014 a ver si repetimos la victoria de Guadix... XD)

Me llama mucho la atención que el personal que lo atiende, desde el chaval que coloca los conos y da informaciones por radio, hasta el instructor de tu grupo (que suelen ser más "senior") vienen todos del mundo de la competición, y son unos absolutos calcinados como pocos he visto en cosas de estas. Gente que se viene el viernes hasta las mil de la noche para preparar los cursos del sábado, se van a dormir a Madrid para muy muy de madrugada volver al circuito a montar todo, que comen un kilo de tierra por día, que disfrutan de esto como enanos, y que hablan el mismo lenguaje que tú y que yo. Te das cuenta de que son enfermos como tú cuando se ponen hablar contigo de cualquier cosa, acabas hablando de coches, ves que se le enciende la cara, y no paráis de contar una anécdota tras otra entre risas y paridas. Muy gratamente sorprendido con ese ambiente, la verdad. A veces en España hay actividades o negocios de motor donde parece que algunos les dan asco los coches, y aquí se respira justo lo contrario.

Yo personalmente he pasado una mañana muy divertida, y algunas cosas sí que he aprendido, el tema de la tierra me resultaba totalmente ajeno más allá de hacer el mongolo y acabar en una cuneta; Pero es justo reconocer que el curso básico es muy básico, y a poco que vengas de tener unas cuantas tandas, trompos y sustos a tus espaldas, muchas cosas se te van a quedar pequeñas. El curso inmediatamente superior tiene una pinta muy interesante pero no lo hemos catado. Por lo que nos han explicado que suele hacerse en él, pienso que hay algunas técnicas del curso básico que sería muy bueno llegar conociendo al siguiente para aprovechar mejor, y si te lo saltas, igual no pasa nada, o igual lo disfrutas un poco menos porque te toca aprender a colocar el coche para construir otra maniobra sobre ello... No lo sé. Me ha dado esa sensación. Desde luego si tienes un nivel más bajito, en el básico te van a enseñar desde cero, vas a tener diversión para rato, tiene miga si se quiere hacer bien, y más de uno que va de fitipaldi va a acabar trompeando como un Ken Block cualquiera.


¿Lo mejor? Que es para todo el mundo, que no te arruina, y sobre todo, que es algo completamente distinto al resto de actividades típicas, y que incluso teniendo experiencia sobre asfalto resulta impactante ver cómo aquí la mitad de lo que sabes no te sirve, y te toca aprender a conducir otra vez para hacer muchas cosas que parecían fáciles. Que el personal, monitores e instructores son unos auténticos quemados que aman este deporte desde dentro, y se nota que quieren hacerlo muy bien porque es lo que les gusta.

¿Lo peor? Hmmmm, bueno ya lo hemos ido diciendo también... En realidad son cosas que más que defectos son las que nos hubieran gustado a nosotros, y que entendemos que no pueden ser tan fáciles ni tan recomendables. Nos hubiera gustado que los coches tuvieran más motor, y que ya puestos a pedir, fueran propulsión (tracción trasera), pero es cierto que si metes a 10 novatos en una pista de tierra con un e30 soldado, lo mismo ni llegan a los conos sin darse la vuelta... Bueno, eso y que siempre se te queda la sensación de que cuando te marchas es cuando realmente empezabas a ir bien, y quieres más. Ejercicio tras ejercicio! (esto en realidad no tengo muy claro si es algo malo o en realidad es bueno, me hago un lío).



En resumen.- Si quieres empezar con actividades de motor, sin invertir en tu coche, o el drift con coche alquilado te resulta un poco violento para empezar, este plan es muy sencillito, tiene miga, y se pasa bien. Incluso si ya has hecho un par de cursos antes, o alguna tandilla, no te vas a aburrir, porque la tierra es otro mundo (esa frase da para infinitos chistes, todos ellos nefastos), tiene otras normas, y te va a suponer un reto. Si estás más curtidito en estos temas, pregunta por un curso de más nivel, donde te den caña, te exijan, y aprovecha todo lo que puedas porque el tiempo vuela y cada segundo en pista es un segundo para aprender y disfrutar... Nosotros siempre hemos sido de asfalto, y desde hace un tiempo nos desfogamos enormemente con el drift, y saliendo de paso por tramos de montaña, pero esto de la tierra te abre otro mundo de posibilidades donde las cosas no son lo que parecen, donde todo es muy sucio (eso mola mucho, somos niños al fin y al cabo), y donde hay que ser muy muy fino para hacerlo bien. 

Y como no os deis prisa, el polvo se convierte en barro... (eso tampoco sabemos si es bueno o malo... casi parece más tentador!)

11 comentarios:

Anónimo dijo...

pile, y sonrisa de oreja a oreja con el bicho

delarco r21t dijo...

Qué bíen contáis las cosas, ****!! Es como si hubiera estado subido yo!!

Me habéis picado, un amigo ya lo ha hecho y le gustó mucho también.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Muy buena entrada, por unos momentos mientras estás leyendo parece que vas montado en el Evo sufriendo las inercias y viendo pasar curva tras curva de manera "sobrenatural".

Me encantan estas lecturas para un viernes!!!

Un saludo


Xule

RallyCenter dijo...

Amigos de FuelWasters, nos alegra mucho que os gustase lo que hacemos, porque intentamos poner toda la pasión que nos ha dado este deporte. Esperamos veros a muchos de aquí por la escuela, tenéis que probar la tierra con nuestro enfoque, prometemos no defraudar.

De nuevo, gracias.

Sr.Clementina dijo...

Grandeees, estaba esperando ya la segunda entrada!

Sr. Pera dijo...

Gracias chavales!!! La verdad es que no puedo dejar de animar a todo el mundo a que se mueva y practique actividades de motor, y esta de los rallyes resulta muy original y muy bien llevada!

RallyCenter: Un placer haberos conocido y un honor que comentéis por aquí! Seguimos intrigados con el programa del año que viene!!

Ander Arribillaga dijo...

me encanta que nos informéis de actividades de este tipo, sobre todo si son "low cost". y cómo me gusta el evo, es increíble todo lo que puede hacer, yo los he visto en algún rallysprint llegando a una "paella", horquilla o como queráis llamarlo a unas velocidades que la primera vez pensé "éste se mata", pero no, frena en el último metro, da la curva como si nada y sale disparado. increíble. el día en que me lo pueda permitir... puff (lo dejo que me pongo malo sólo de pensarlo).

muy buena entrada, muy entretenida. por cierto, qué gran verdad la de "cualquier monitor te puede decir "¿Anda poquito?" y te da un repaso con ese mismo coche que te deja helado." es la leche que alguien conozca la zona (circuito, tramo o lo que sea) como la palma de su mano y tiene habilidad, te puede destrozar con culquier "chatarra" (sobre todo si le da confianza) y darte una cura de humildad que siempre viene bien XD.

Sr. Lechuga dijo...

Sólo vosotros podríais hacer que se me pusieran los pelos de punta leyendo una experiencia como la que relatáis. Como siempre suele ocurrir la mayoría de eventos y ofertas de este tipo se encuentra de Madrid para arriba. Algo a tener en cuenta como negocio ahora que lo pienso.

Mientras tanto y a falta de tener un coche para hacer el ganso, y sin miedo a quedarme sin herramienta de trabajo, me conformo con alguna alegría de vez en cuando. Y con unas tandas de karts con amigos.

Javier Grimal dijo...

Muy buena esta serie de 2 entradas, joder.

Lo dicho, las cositas low cost hay que promocionarlas, que la gente que hace las cosas bien y para todo el mundo, se merece todo el éxito posible.
El ir con un "pro" en su propio coche y en un sitio que conoce, no tiene comparación.
Yo espero ansioso la ocasión de que mi actual jefe me de una vuelta en el ring, que tras saber que llevó el ring-taxi por trabajo, y que participó en numerosas pruebas en la variante Norte, no puedo contenerme.
Tampoco ayudan los testimonios de mi encargado: "lo vas a pasar mal, nunca frena donde tú lo harías...".
Jajaja.

GRANDES.

Sr.Kiwi dijo...

Cada vez más convencido de que lo voy a hacer... Lo del nivel, en mi caso que estoy por debajo de amateur no me preocupa, se que voy a aprender... incluso con la moto, que llevo a mis espaldas muchos cursos (más de 10 y sólo 2 días de tandas libres), si cuando sale algo no varía mucho el precio del curso lo elijo, siempre se aprende algo nuevo y "la liebre" ayuda a ir más confiado...
El barro tiene que ser divertido igualmente, aunque pienso que lo más divertido tiene que ser mojado pero sin barro
En cuanto convenza a 1 sólo amigo lo hago, vamos que si lo hago...

Anónimo dijo...

la frase de que son gente a la cual REAALMENTE le gustan los coches es para enmarcarla, anda que los que estamos por aqui no nos habremos cruzado con gente que "sabe de coches" y no conocen ni la diferencia tracción-propulsión, o ir a negocios y que te traten fatal por falta de interes al trabajo bien hecho.
Qué ganas de probar la experiencia rally, de aqui a algún tiempo seguro que cae, que las frutas necesitamos vitamina!!!!!!

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?