Sr. Pera viernes, 14 de septiembre de 2012

Enhorabuena, tras leerte todos los blogs de internet, gran parte de los foros, y tragarte el 90% de los episodios de Top Gear sin entender ni el 10% de los chistes, te has comprado un coche deportivo en condiciones. Y ahora... ¿Qué?



Pues ahora corres el peligro de que tu vida empiece a tomar otros rumbos inciertos, y tienes las mismas posibilidades de que cambie a mejor, como de convertirte en el perfecto gilipollas. Y todo es una cuestión de confundir los conceptos, siempre los malditos conceptos. Por eso vamos a sentar unas bases de los fenómenos que te puedes encontrar ahora, y cuál debe ser tu actitud ante ellos, para no convertirte en el tipo de persona que siempre has odiado.


- ¿Qué has comprado? Lo primero y esencial es ser conscientes de que lo que has comprado es un coche, nada más y nada menos que un coche. Nos gustan los coches, y más los deportivos, y es de suponer que has adquirido uno que a muchos nos gusta o nos resulta interesante, que te permite correr más que la mayoría de los usuarios de la vía, y que en muchos casos provoca la admiración de los que te rodean. Pero fíjate bien en un detalle: Lo que has comprado es un coche.

- ¿Qué NO has comprado? Un estatus de vida social, porque si antes eras un looser redomado y un plasta, el hecho de que tu nuevo coche corra más que el anterior no te convierte en alguien socialmente significativo. No has comprado un palacio en el centro de París, tampoco. Puede que hayas comprado un coche caro, sin duda, y que con eso impresiones a algunos infelices de tu entorno, pero lo normal es que al 99% de la gente con sentido común le importe 3 pelotas el dinero que te has gastado o te has dejado de gastar.
Y tampoco has comprado un carnet especial para gente con derecho a todo. No. Te recuerdo que sigues estando obligado a comportarte como un ser civilizado, a pedir las cosas por favor, y a dar las gracias. Complejos de inferioridad mal reprimidos no, por favor.



Ok, ahora entiendes que lo que tienes es un coche que te debería hacer feliz conduciendo como te gusta, a disfrutar de la experiencia, y llenar tus sentidos de emociones que un turismo generalista no puede proporcionar. Pero cuidado, porque en algunas ocasiones te vas a encontrar en situaciones en que te veas enormemente tentado de actuar como un idiota, de hacer el ridículo o de mear fuera del tiesto. Vamos a ello:


Tu primera provocación: Desde que conduces la pedazo de bestia que crees que tienes todo el mundo se ha apartado de tu camino, pero esta vez te encuentras con un enano peleón que te quiere plantar cara. Vete acostumbrando, ahora ya no eres uno de ellos, ahora eres el objetivo notorio al que todos quieren vencer para ponerse la medallita, el elefante que todos quieren cazar. Y te recomiendo que si cedes a la provocación, lo hagas siempre con un buen rollo y ánimo lúdico más que notable, porque puede que tu rival sea sólo un iluso, o puede que debajo del capot guarde unos cuantos secretos, que también tenga más y mejores manos que tú, y hagas un ridículo espantoso. Ser la risión de YouTube es bastante sencillo hoy en día, no te la juegues.



-Llegar a las quedadas: Ahora ya no llegas a las quedadas por la puerta de atrás, ahora tienes un coche serio y juegas un papel protagonista. Pero aquí, como en todas partes, la humildad es algo muy necesario. Por los motivos de siempre, porque muchos de los que te miran desde coches mucho peores te pueden dar sopas con ondas en cualquier momento, porque probablemente otros coches de la quedada sean bastante mejores que el tuyo aunque no lo quieras ver, y porque no hay nada que provoque más animadversión que un prepotente que se cree la polla por tener un coche determinado. Recuerda: Sigues siendo una persona medio normal, compórtate.

Bajarte del coche y mirar al infinito como si estuvieras en una peli de serie B es un drama horrible. Poner posturita añadida se castiga con pena de privación de amigos. Tal cual. No hay nadie que caiga mejor a la gente que un tío que es majete, humilde y campechano, y que trae un cochazo, y te lo enseña sin pretensiones de fardar. Igualmente, no hay nadie que caiga peor a la gente que un farfollas que se cree más duro, más molón y mejor ser humano por tener un coche determinado. Y no te confundas, no es envidia que provocas a los demás. La gente que vale la pena tiene valor en sí misma, y disfrutan su coche, su ropa y hasta su barco. Los que no valen la pena buscan valor añadido con accesorios tipo coche, ropa y barco...

Aquí hago un último apunte: No hay nada mejor que demostrar que eres una persona normal comentando las virtudes y defectos de tu coche, y con honestidad decir que es una maravilla de aparato, pero falla un poco de aquí y peca un poco de esto o lo otro. Por el contrario, pregonar que tu coche es sublime en todo, y decir a todo el mundo el dinero que te ha costado, lo que te has gastado en esto y aquello, además de ser una horterada, y de paso una mentira en el 90% de las ocasiones, sigue provocando el rechazo de la gente (que no la envidia, insisto, no confundir). Recordemos que "la alucinancia no tiene precio, y la atractividad tampoco".

(Cada uno de los aquí presentes estamos a mil jodidas millas de tener la pose de Sean Connery. Así que no lo intenemos.)


- Pose al volante: En medio del tráfico la gente te mira, al fin y al cabo eres tú el tío que conduce esa maravilla que los demás codician en cierto modo. Parecer una persona normal que disfruta de la suerte de tener ese deportivo es crucial. Es decir, aun a riesgo de ser pesado me veo en la obligación de insistir: Ser normal es algo bueno, ser un gilipollas es algo malo. Poner cara de perdonar vidas, de mirar al horizonte como si fueras la portada de un disco noventero (casi te ves en blanco y negro), y ejecutar poses de películas chungas es como llevar un cartel que dice "esto es lo único de valor que hay en mi vida".



- Relaciones entre tu coche y tus seres queridos: Mucha gente no le deja el coche ni a su padre (o especialmente a su padre), otros gustan de obligar a todo el mundo a que conduzca su coche. Eso son gustos personales más o menos justificados, cada uno es cada uno y tiene sus razones. Pero lo que no cabe comprender es que si hay necesidad de que otra persona conduzca tu coche, no se lo permitas. Si hay una emergencia en tu casa y alguien necesita coger tu coche y no estás allí, es de humanidad y sentido común dejárselo aunque no te haga ni pizca de gracia (true story). Igualmente, si te hace feliz que la gente conduzca tu coche y pruebe lo bien que va, es buena cosa ofrecerlo, pero no OBLIGAR a los demás porque, puede que no lo entiendas, pero a algunas personas en algunos momentos no les apetece conducir el coche de otro, por muy cósmico que sea. Naturalidad por favor, naturalidad. Recuerda: Seamos normales, seamos normales, seamos normales...


- Coches mejores que el tuyo: Los hay, convéncete, y muchos. Además ahora BMW ha sacado un Serie 5 con un montón de iniciales y siglas (se les va de las manos ya el asunto), con un motor diesel de más de 380 cv y un par descomunal (tiene 3 turbos...), perfecto para enseñar humildad a la mayoría de los que se creen seres superiores, porque al parecer corre como el infierno a pesar de llevar un motor de calefactor. Aún así, siempre hay coches mejores que el tuyo, más caros, más exclusivos, y más míticos. Siempre. ¡Siempre! Por eso es tan importante ser humilde, por eso es imprescindible ser una persona normal. Porque cada vez que tú alardeas de ser el mejor, hay alguien que no sospechas, con infinito dinero, que está a punto de aparecer con un coche que se caga la perra. Y entonces si eres normal, disfrutas de la situación, le enseñas tu coche y él te enseña el suyo, y os hacéis amiguitos. En cambio, si eres idiota, te vas a tu casa cabreado porque han estropeado tu momento, e incluso puede que te convenzas de que ese coche en realidad es peor que el tuyo (por una serie de motivos subjetivos que sólo tú comprendes, normalmente apoyados en algún vídeo inverosímil de YouTube).



- Espejismos: Puede que empieces a pensar que tu coche es algo que no es, y empiezas a ver espejismos sobre su imagen. La imagen que proyectas comienza a ser muy distinta a la que tú crees, y todo parece que da vueltas.

Puede que empieces a pensar que tu deportivo es una mierda porque no es tanto como esperabas. Y en realidad no lo es, lo que pasa es que no es infinito, y puede que te haya dado sopas con ondas alguno con mejores manos y más caballos. Es normal. No llores. En realidad nuestros coches no son ni tan rápidos ni tan lentos como nos pensamos en los momentos de euforia, igual que uno nunca es tan guapo como en su foto de Facebook, ni tan feo como en la de su DNI. Las cosas son lo que son, ni más ni menos.

Puede que padezcas del fenómeno contrario, y te creas que la aceleración y el empuje de tu motor sacrosanto son insuperables. Y nada más lejos de la realidad. Hay coches que suenan impresionantes pero no corren nada. Ojito con eso, una cosa es la sensación de velocidad que percibes y otra es la distancia que recorres por unidad de tiempo...

(El Simca multicolor, abanderado de la democracia: Se merienda a todos por igual, no discrimina entre marcas, años ni potencia.)

Puede que te confundas y pienses que tu coche es el deportivo más glorioso de la historia de la automoción. Como lo normal es que los presentes no tengamos un Ferrari 250 GTO, ni un 288 GTO, la realidad es que tu coche seguramente sea mítico y mola un montón, pero igual de míticos y de molones hay otros miles por ahí sueltos, cada uno con su cosa especial. Si tu coche es mítico porque con él ganaba mundiales Ari Vatanen, con el de aquel chico los ganaba Ayrton Senna, el de ese otro es el coche que conducía Elvis, y en el mío nació Hitler. Y ninguno nos creemos demasiado especiales por ello.

O en muchos casos pasa que tu deportivo parece tener horas bajas y momentos excelsos, y te desesperas porque piensas que deja de tirar por momentos. En la mayoría de estos casos lo que sucede es que tienes momentos inspiradores en que conduces con especial tiento, y vas realmente rápido, y otras veces entras en "modo manco" y no eres capaz de tirar el coche a fondo por miedo a darte una estupenda galleta (instinto de conservación). El problema no es del coche, es tuyo. Vuelvo al punto de antes, ni tanto ni tan calvo, uno tiene días buenos y días malos, no pasa nada, joder...



Vamos resumiendo: Que en tu mano está elegir entre los dos extremos, ser una persona encantadora con la que da gusto quedar, y a la que invitas encantado a cualquier plan, independientemente de que su coche sea mejor o peor; o ser el pesado al que la gente está deseando partir en un tramo con cualquier coche que tenga a mano. Y en nuestra breve pero intensa experiencia conduciendo coches deportivos casi de todo tipo (hasta sin carrozar XD), te ponemos dos ejemplos reales para que elijas el tipo de rol que quieres interpretar en esta vida:

1.- Voy conduciendo un coche de unos 300 cv por una carretera retorcida, y se me acerca por detrás un coche pequeño y peleón de exactamente 120 cv, que entre su escaso peso y las manos de su conductor, era capaz de ir al mismo ritmo que yo, y a veces algo más. Le dejo paso y él no me adelanta, se queda a mi zaga, con una cierta distancia, y me va copiando el ritmo, vamos disfrutando durante unos kilómetros, y al final cuando nos separamos, nos saludamos mutuamente y nos vamos por nuestro camino.

2.- Ahora soy yo el que va conduciendo por la misma carretera un coche pequeño y ligero, de exactamente 103 cv. Me arrimo al coche que me precede, que tiene unos 280 cv. Se pica, empieza a apretar más, y yo lógicamente le voy siguiendo como puedo, quedando atrás en las rectas y recuperando en las curvas. Él empieza a cerrar cada vez más trazadas, mirando siempre por el espejo, y finalmente en una recta me dedica un bonito corte de manga pegando el estrujón que termina por alejarle de todo un peligro de 100 caballazos. Medalla para el caballero.


¿Quién quieres ser? ¿El que tiene un coche más potente y/o mejor pero que disfruta corriendo con la gente o el que puede estar orgulloso de haber humillado a un coche con 200 cv menos que encima le iba pisando los talones? 

Seamos normales. Seamos normales. Seamos normales. Seamos normales. Seamos normales. Seamos normales. Seamos normales. Seamos normales....

_______________________________________________________________________________

PD: Ojo, todo esto no lo he escrito pensando en personas concretas, son comportamientos que he visto durante años en personajes sueltos de aquí y de allá. El desencadenante tal vez haya sido uno de vosotros, que me escribía un mail lamentando que por tener un deportivo de lujo no podía disfrutar de los planes con la gente, porque el que no era ultra elitista resultaba ser un farfollas, y el que no, un oportunista. Lo importante es que nos quedemos con el mensaje, y seamos normales.

37 comentarios:

Manuel Avendaño dijo...

Cuanta verdad; y por lo general no necesitas comprar un deportivo para asumir una u otra postura, como todo en la vida, las pasiones son para disfrutarlas y no para ponerlas en la cara de los demás.

Que gran artículo, igual cada quien sabrá cual es esa máquina con la cual se podría acabar el mundo y él sobreviviría junto con ella... pero no por eso debe ser la de todos.

P.D.: Ya quisiera yo tener una millonésima parte del porte de Sean Connery

Davidnp2 dijo...

Justamente ayer ví a un hombre bastante mayor en un Maserati GranTurismo que me dedicó una mirada de infinito desprecio al parar a su lado en un semáforo. Me acordé de toda su familia mientras le dedicaba una amable sonrisa y me tiré un rato odiando a la gente que por tener un coche caro se cree mejor que los demás. Así que la entrada me viene al pelo! Jaja

Un saludo a todos y ya sabéis, sed normales!

crosser dijo...

Davidnp2:
Nada mejor como un Gt Turbo, para reirte de esa gente jajajajajajaja

Yo creo que por mucho que intentes ser uno u otro, eso viene con la personalidad de cada uno, y le saldrá natural actuar de forma a su conducta, aunque tenga ramalazos de personalidad.

Sergio dijo...

Luego me lo leo, junto a un cafetito bueno, que tiene buena pinta.

...

Sr.Limón dijo...

Felicidades, un artículo genial.

Yo creo que nunca olvidaré al tio del Maserati Gran Turismo azul. Llevaba el escape cambiado y entre lo guapo del coche y el escandalo que armaba, me quede mirando con una cara de bobo bastante notable.
Total que al verme mirandole, me saluda amablemente y le pega un buen acelerón para mi deleite, con llamarada en retención incluida. ¡Una pasada!

Detalles así te hacen querer ser mejor persona.

Samuel dijo...

Totalmente de acuerdo en todo, siempre digo que conduciendo se acentúa la personalidad de cada uno, especialmente los defectos como la mala educación, la prepotencia, la soberbia, etc.

Yo tengo muy claro que el día que pueda permitirme el coche de mis sueños lo disfrutaré al máximo e intentaré que las demás personas lo disfruten también sin creerme más que nadie por tener un coche en especial.

Me gustan mucho las explicaciones que dais a través de ejemplos reales que nos hacen poner a todos los pies en el suelo y ver que somos personas y no animales, nos debemos comportar como tal. A los que no sepan comportarse ni mirarlos, da igual el coche que tengan, tú lo disfrutarás el doble aun teniendo la ínfima parte de CV o que haya costado 10 veces menos.

Saludos a todos.

ELCULEBRAS dijo...

Madre mia que risa al leerlo,la verdad me han venido muchas caras al leerlo jajaja.(Incluida la mia).Hay que tener mucho cuidado por que nunca se sabe donde puedes estar mañana...sin ir mas lejos yo pase de ir en un 350z a ir en un zx y no de nissan precisamente... jajajajajajaja.

PD:Un consejo.

Si se hace una kdd en el mitico tramo del rallye manzanares....no llevaros un CL500 xD

ELCULEBRAS dijo...

Por cierto hay dos tipos de clientes de deportivos...

1 los que se lo compran por lo que hace sentir de cara a los demas (lo que vulgarmente se suele llamar para vacilar)

2 Los que se lo compran por lo que les hace sentir el conducirlo.(Son los que menos y mas si hablamos de gama alta).

Es asi de jodida la realidad..pero dios da pan a quien no tiene hambre.Pero...es lo que toca...os aseguro que el anterior dueño del z06 de la prueba...no lo disfruto en dos años lo que el sñr pera y cia xD lo disfrutaron el tiempo de la prueba...La verdad se de 2343234 casos de gente que se compra el coche por lo que te hace paracer de cara a los demas y es que quien se compra un maseratti no es por lo que tiene bajo el capo etc... lo hacen por que ya han tenido un mercedes,bmw etc..y pasan a ese coche por tener algo distinto...

Brice dijo...

Muy bien escrito si señor, me uno a el Blog, lo llevo leyendo un tiempo y tengo el placer de conocer a alguno de los creadores y son grandes personas. Mucho ánimo aqui y en el taller!

Polancio dijo...

Hace poco tuve un pequeño pique con un tipo en un golf GTI en una zona de curvas, y al acabarse el tramito, entrar en un pueblo e ir cada uno por su lado, nos saludamos amablemente. Supongo que me podria haber humillado por coche y porque no soy Kovalainen, pero opto por disfrutar sanamente un ratillo, que de eso se trata.
Sin comparacion con el tipico imbecil que se vuelve loco y acaba por adelantar en raya continua para devolverte el adelantamiento que le hiciste previamente cuando el iba a ritmo normal y tu ibas rapidillo. En esas situaciones cuesta respirar hondo y mo hacer el imbecil.

Sr. Aceituna dijo...

Buen artículo, leyéndolo también me ha venido a la memoria un encuentro que tuve con un chico en un GT-R y al que intenté seguir lo mejor que pude para detenernos a hablar un par de kilómetros más adelante en un polígono, de momento no he tenido malas experiencias con ningún otro conductor (toquemos madera).

P.D. Seguro que no has escrito el artículo pensando en nadie? me suena de algo eso de "no deja el coche ni a su padre" XDDDDD

leb77 dijo...

Muy buena entrada, sí señor!
Yo, con dos crías pequeñas, no me prodigo en quedadas(escaso tiempo libre), pero soy consciente de que mi golf GTI del 90 totalmente de serie no es la "ultimate machine"... Es un vehículo que me costó mil euros, y con el que solo aspiro a irme a dar un paseo de vez en cuando yendo "ligero". Se que no soy Sebastián Loeb, y que tengo muchos "chococrispis" que comer todavía, pero la sonrisa que se me pone cuando lo meto en una curva un poco fuerte y lo saco cruzado, no me la quita nadie... Y los piques... para la playstation!
Salud y octanos!
Luis

Sr. Pera dijo...

Debo insistir e insisto, en que no me he referido a nadie que conozca, sino a casos que me han contado por email, y especialmente a uno que me ha contactado esta semana quejándose de este tipo de problemas.
Seamos normales.

Sr. 859 dijo...

Farfollas los hay con 599'es como el que el otro dia conocí que en un minuto y en solo dos frases metió las palabras dinero y ferrari... farfollas los hay con 320 pelados que van de algo y ademas se lo creen mirandote por encima, y farfollas los hay hasta con "sleepers" interesantes.

¡Adoro el término farfollas! Y segun acabo de ver la acepcion oficial viene a decir: "Cosa de mucha apariencia y de poca entidad"
Voy a tener que recogerla para mi vocabulario despectivo favorito! XD

Pero si hay algo peor que un farfollas, para mi es el "falso modesto". Es ese cretino que va de tio normal pero siempre esta haciendose de menos para luego en el momento escojido quedar por encima del resto... incluso ningunear su propio coche o hacerlo pasar por menos de lo que el sabe que es y llegado el momento oportuno poder dilapidar al personal logrando "un impacto" de mayor entidad y/o repercusion... y por supuesto todo ello a sabiendas y con dolo. Lo dicho, el falso modesto o cretino.

Bujeless dijo...

Muy, muy grande. Me ha encantado, pero tambien me ha hecho reflexionar si sería igual de autocritico y antifarfollas (sí que es verdad que mola la palabreja) con un F40...Creo que sería fácil caer en la falsa modestia, como dice el Sr.859. Tiene que ser complicado ser humilde si tienes algo para lo que no estás preparado.
Los coches han de ir de la mano contigo, a veces la mejor puesta a punto es el equilibrio entre tu juguete y tu persona.
Me acordaré toda la vida de un tio con un sti preparadete que para justificarse me dijo "con una buena polla, también se folla" xD. No paraba de decir la frase/delicatessen, pero entre esto y lo majete que era (siendo yo un pringao para él) consiguió que no me acuerde ahora del color del coche y sí de lo a gusto que te sientes cuando alguien te da la bienvenida a un peldaño más alto.

Sergio dijo...

Lo que no es NORMAL es lo vuestro... que no paráis de alegrarnos la vista con vuestros buenos relatos, ya sean pruebas de coches, consejos, tutoriales o videos cañeros en una nave "llenatrastos". Seguid así!!! ;)

Creo que todos los que aquí estamos y os seguimos somos de la misma opinión y nos alegramos de compartir nuestra afición con quien humildemente la comparte con nosotros. Los elitismos, snobismos y gilipollismos (en realidad todos se concentran en los últimos) están de más. Ya se darán cuenta, ya.

En fin, ahora os contaré un par de casos que reflejan esta situación. Los dos sucedidos en el curro (trabajo en la recepción de un hotel).

El primero de ellos me alegro muchísimo pues empaticé con el cliente de una manera muy natural y agradable. A lo que voy. Hace un par de años, este cliente que os comento trajo un precioso Ferrari 365 GT negro, del 67 creo recordar, para el enlace de su hija. Una vez subió del garaje y dirijirse a mi por el garaje le di la enhorabuena por el coche y me lo agradeció. 1 hora después seguíamos hablando de coches, clásicos sobretodo. Menos mal que no tenía mucho curro, je je, pero a él le tuvieron que llamar la atención sus familiares :P. Al día siguiente me esperó a propósito y continuamos la conversación. Le invité a ver el zarrio, que lo tenía guardado allí por unos días y me lo agradeció. Era la clase y amabilidad en persona, a parte de ser más majo que las pesetas: muy llano y accesible.

El otro caso, de 180º, fue con otro cliente que vino en un F430, según él, comprado a un jeque y edición única... Poco contaré acerca de él: salió haciendo rueda y, por listo, casi se da en la curva con uno aparcado (había llovido).

Yo tengo unos valores que me inculcaron desde crío y creo son básicos: respeto y humildad.

Un saludete!


El del Sprint oscuro que a ver si le lava, leñe.

Javier Grimal dijo...

Joder que buena entrada! Felicidades.
Me recuerda la última experiencia que tuve aquí en la ciudad alemana que vivo. El típico hijo de rico, con GTR blanco, que cada vez que atraviesa la vía principal se hace notar. Ya sabéis cualquiera que tenga internet como suena esa máquina del infierno, y más si aceleras a fondo... es un coche que se oye en varios códigos postales.
La otra cara de la moneda fue el dia que vi venir hacia mi un Supra Turbo negro, precioso, con una postura increíble sobre el asfalto. Y lo único que se me ocurrió fue levantar el pulgar desde la acera al conductor, en señal de admiración a su coche y a su actitud. Sobretodo a su actitud, pues éste no se hacía notar. Nadie sabía que se acercaba semejante máquina. Y él me respondió con un saludo y una sonrisa. Gente decente hay, pero hay que buscarla. Siempre aparece.

Sergio dijo...

Esos gestos molan y te llenan de complicidad, aunque no os conozcáis y menos os volváis a ver en la vida.

Recuerdo aquella vez, camino San Agustín de Guadalix, cuando entrando en la A1 me crucé con un Impreza STI azul precioso, bajísimo y que sonaba a gloria (es lo que tiene ir en un zarrio sin AA con las ventanillas bajadas. Nos saludamos con el brazo de manera instintiva como si fueramos colegas de toda la vida.

ELCULEBRAS dijo...

Y porcierto recordar que ya podríamos tener los conductores de coches el mismo buen rollo que los moteros.Siempre si te cruzas con otra moto en finde nos saludamos o con largas o las mítica V's.Sin tener en cuenta que siempre se ayuda al progimo.Se reconoce lo bonita que es la moto de los demás y sobretodo se respeta a los mayores xD

Anónimo dijo...

@Sr.Pera

Muy de acuerdo en que la imagen que proyectamos en los demás es pocas veces correspondida.
Aunque , a veces ,el problema es nuestro por no ponernos en situación. Queramos o no, hay momentos (igual que el vestir) en los que es posible que nuestra montura hable demasiado de nosotros y diga cosas que no queremos decir. Hay ocasiones en que , aunque no sea culpa nuestra, es mejor no ir provocando...

Presentarse en la boda de alguien con un coche deportivo de imagen evidente puede quedar fuera de lugar (aun con nuestras mejores intenciones) , al igual que puede serlo el sacarlo únicamente para ir al súper.
Los propietarios tenemos la responsabilidad de actuar con normalidad y de no provocar a otras personas , si, pero también de entender que ese tipo de vehículos tienen un contexto en su utilización y que , lo exótico de verlos en situaciones cotidianas, puede excitar/exaltar los ánimos (para bien o para mal) de personas no acostumbradas a ese ambiente. Es ahí cuando tenemos que cargarnos de paciencia y no salirnos de tiesto porque, en cierto modo, nosotros mismos nos lo hemos buscado.




@ ELCULEBRAS

Yo compré un Maserati 3200 GT al poco de salir y puedo decirle que lo hice porque quería un coche ``con carácter y cierta pureza´´ en una carrocería que no diese tanto el cante como la de un Ferrari...

Era un coche suave para un uso ``amable´´ pero que te podía dar el susto si querías/conduces sin respetarlo (solo control de tracción, patada de dos turbos , pérdidas de motricidad, dirección poco comunicativa y una puesta a punto que no acompañaba ). Bastante entretenido y con ``carácter´´ , la única pega era pasar por el taller...

``Sr.Espada´´

Anónimo dijo...

Mención especial merece la actitud de algunos miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (que también son personas, al fin y al cabo) que aprovechan su condición para darnos el alto con dudosas intenciones... Sin intención de generalizar y respetando a los muchos profesionales que hacen correctamente su labor, me permito exponer algunas experiencias particulares.

En mi caso , he tenido un par de ``problemas´´:

1º (y más frecuente) Me dan el alto por practicar ``conducción temeraria´´ amparándose en que el fuerte sonido de mi coche al aproximarse a la zona donde estaban situados , lleva a concluir que conducía a una velocidad excesiva.

La realidad del asunto es que simplemente hacía una reducción fuerte.
Me han puesto un par de multas por exceso de velocidad y tal como me paran saco el billete por la ventanilla acompañando mi carnet... Uno reconoce cuando infringe las normas.

2º Te dan el alto para pedirte la documentación con una sonrisa de oreja a oreja de lo más sospechosa...

En estas circunstancias no te ponen problemas y la única intención es echarle un vistazo al coche ``en profunidad´´, hacerte alguna preguntilla y dejarte continuar la marcha.
Lo asumes y te acostumbras , eso si, tienes que resignarte a no usar el coche en días en que ``vas con el tiempo justo´´. Una lástima.

3º (y menos frecuente) Algún conductor ``humillado´´ da aviso de que un coche de tus características (a veces también da tu matrícula) ha realizado una maniobra peligrosa a gran velocidad y que va circulando ``muy fuerte , sin respetar las distancias...etc´´.

La realidad del asunto es que , como todos sabréis, hay personas que se resisten a abandonar el carril izquierdo (a pesar de que el derecho esté vacío).
Algunos sujetos de esta índole, se sienten ofendidos si les das (respetando la distancia) un aviso lumínico indicándoles tu intención de adelantarles.
En caso de insistir, algunos incluso frenan para tratar de ``molestarte´´ y otros empiezan a acelerar a tu par cuando se echan por fin a la derecha.

En alguna ocasión, tras adelantarles, te siguen para volver a adelantarte y quedarse de nuevo en el carril izquierdo.
Ante esta peligrosa actitud y, a pesar de infringir los límites de velocidad establecidos , opté por adelantarlos y dejarlos atrás (saliendo en el primer desvío que encontré, para luego volver a incorporarme a la vía y circular con la tranquilidad de no volver a ver al tipo).
Estos sujetos, frustrados, llaman a la Guardia Civil para dar el aviso y , antes de llegar a tu destino, te toca charlar con ellos en algún control realizado ``ad hoc´´ para ti solito.


En todas estas situaciones (normalmente te pillan solo) , hay que armarse de paciencia y colaborar amablemente so pena de agravar , aun más, la ``verdad formal´´ de los Sres. Agentes.

Encantado de saludarles.

``Sr.Espada´´.

p.d:En mi experiencia desde el otro lado, yo diría que al conductor de un coche ``con pretensiones´´ se le pide la ardua tarea de actuar con normalidad a pesar de sufrir situaciones que constantemente la sobrepasan.

speeedy dijo...

Si señor! el otro dia con mi hdi 90cv me piqe con un ibiza de 80, el tio me metio un repaso tal, qe se paro a fumar un piti y despues me volvio a pillar (tal cual) y me paso exactamente lo mismo qe dijisteis vosotros, cuando lo vi por el retrovisor de nuevo le di paso, se qedo ahi detras y despues nos saludamos amablemente... increible forma de cnducir!
Y al dia sigiente iba a entrar en una rotonda y mi sorpresa fue ver un m3 e30 haciendo rotonding. Me paré, bajé del coche y le di un fuerte aplauso el me dió luces y me dedicó un corte

Con buena gente da gusto!!

PD: me olvidaba! SOIS LOS MEJORES!

Anónimo dijo...

Realidad.zip !

Gracias por decir las cosas tan claras

Un saludo

El Mallorquín

****** dijo...

Amen ¡¡¡

Sr. Pera dijo...

Pues me alegro mucho de que se haya entendido tan bien el mensaje!

Sr.Espada: Conocía algunas de las prácticas que sufren los propietarios de deportivos de alta gama, pero esa concretamente de poner una denuncia falsa a la policía me parece lo último. Es de cobardes, de envidiosos y de amargados. Tú piensa que te llevas un disgusto durante un rato, pero al que te la hace le toca la desgracia de vivir consigo mismo el resto de su vida.

Lo de parar un coche para verlo ya lo he vivido algunas veces. Me pararon con un Morgan de un conocido para verlo, y se notaba a la legua.

Brice: Encantado de tenerte por aquí. Por cierto, no es que conozcas a uno de los dos, es que nos conoces a los dos! Haz memoria... (o pregunta a Montes directamente, jajajaja)

Rafa600 dijo...

Esto me ha recordado a un pique que tuve una vez con un Mini conduciendo yo mi 600. Eso que lo veo a lo lejos y me digo, voy a por el. Lo conducía un señor mayor.Me pongo a su par, nos sonreimos mutuamente,nos damos la señal y gas a fondo (todo lo fondo que da un coche de 600kg y 31cv). Total, me sacó unos metros y despues se esperó a que me pusiese a su par. Nos saludamos, nos despedimos con una sonrisa y cada cual por su camino. Da gusto encontrarse con gente asi

Miguel Ángel dijo...

Pues sí, teneis mucha razón. El tener un coche mejor que el resto no significa que haya que ser un estúpido porque, entonces, te conviertes en un incordio para todos y acabarás con el coche como única compañia.

Anónimo dijo...

Alguna vez que he conducido un coche molon, algún mercedes antiguo o similar, no he sabido que hacer cuando la gente te mira, así que me he puesto colorado y he intentado la pose ochentera del infinito. ¿Cual es la reacción adecuada? No puedes saludar a todo el que se queda mirando...

Anónimo dijo...

Se os ha olvidado lo mas importante de todo:

Al hablar con los demás, decir "me sobra el dinero" entre frase y frase". Asi seguro que te ganas el aprecio y simpatía de los demás.

También es recomendable decir cosas como "la tracción delantera es para pobres".

Exito social garantizado...

El Stigo

Macarronazo dijo...

Muy buena entrada tío. Enhorabuena.

Isuzu dijo...

Buen artículo, me ha arrancado una sonrisa.-
No hay nada mas bonito en el anónimato que da el volante que compartir 300 kms con un coche desconocido detrás o delante, ir separados por no mas de 50 metros haciando tramos de curvas por pantanos y de montaña, y cuando te adelanta en la autovía hacerte un saludo con la mano, simplemente porque los dos coches son de la misma marca.
Lo que al final te da la afinidad con las personas es simplemente la educación.-

A seguir bien. Saludos

Jorge Azcoitia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Azcoitia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Azcoitia dijo...

Es una pena que esta entrada, que no es otra cosa que una bofetada de humildad y educación para todos, no le llegará nunca a quien más la necesita. Una verdadera pena...

Desde luego, yo empezaría a hacer copias en papel y a repartirlo en las quedadas de todos los clubs y foros de coches del país. Y si fuera el mío, haría compulsorio leérselo y firmarlo antes de entrar en mi foro/Club.

Anónimo dijo...

el simca multicolor, sensaciones debe dar unas pocas
http://www.youtube.com/watch?v=Wq9AlCKEnAc

/OFFTOPIC

Anónimo dijo...

La idea hubiera quedado clara con un parrafo, repite todo el rato lo misma idea y para colmo lo echa todo a perder al final cuando en un ataque de hipocresia dice usted "y yo lógicamente le voy siguiendo como puedo" osea que usted es el primero que se pica con el coche de delante y encima tiene el valor de dar clases morales, seamos normales no?

Sr. Pera dijo...

Lo siento si le ha molestado, normalmente este artículo suele gustar cuando se entiende, pero me demuestra que no lo ha comprendido, al menos el final. Como para dejarlo en un párrafo...
La próxima vez lo itentaré como usted, sin signos de puntuación.

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?