Sr. Pera jueves, 12 de marzo de 2015

¿Cansado de que en el mundo de los coches cada dos por tres te encuentres a gente que da problemas y terminas metido en discusiones de niño de 6 años? ¿Harto de que cada vez más gente se tome como algo personal (a vida o muerte casi) un tema que no es más que una afición para pasarlo bien? ¿No entiendes por qué hay gente que deposita su ego en su coche y todo lo que se relaciona con él? Entonces ven y danos un abrazo.

(¿Qué significa esta foto en esta entrada? Nada. A ver de qué pones fotos tú cuando estás hablando de este tema... iba a poner fotos de peces, o de unos atardeceres preciosos, pero me mola más esta.)


No quiero dedicar mucho tiempo ni esfuerzo a esta cuestión, porque no lo merece. Y para colmo de males, me parece casi delictivo haceros perder vuestro valioso tiempo en leer sobre esta cuestión. Pero es un hecho innegable que se repite siempre, en todas partes, cuando hablamos de esta pasión que sentimos por el motor: Lo que para la mayoría debería ser una afición divertida, que nos une, y con la que compartimos buenos ratos, para unos cuantos es una cuestión de ego, de autorrealización personal, y en la que se concentran y desconcentran todos sus fantasmas del pasado. ¿Qué coño pasa con la gente? Pues no lo sé, pero me hago una idea.

De esta cuestión vamos a eliminar a las personas que sí viven de esto, porque como es lógico, cuando el pan está en juego, el panorama cambia enormemente, y las motivaciones también. Aquí vamos a hablar de la gente que estamos aquí por puro amor al arte, porque nos gustan los coches, y en la mayoría de los casos, no vivimos de ello.

(Foto que no viene a cuento. Nos dejaron para probar un 635Csi, estaba mojado, y aunque no llevaba autoblocante lo pasamos fenomenal.)

Pongamos un ejemplo: Tú un día consigues llevar a un evento un coche chulísimo (porque te lo han dejado, porque es de tu padre, porque lo has alquilado, porque lo has robado, me da igual), y automáticamente hay gente que te retira la palabra. ¿Por qué? ¿Qué perjuicio les has producido para que te retiren su favor sin más? Pues si analizas las variables de la situación todo queda bastante claro: No has tenido relación con ellos desde que todo iba bien, y tenías un trato cordial con ellos, no has dejado de darle el pésame por la supuesta muerte de toda su familia, si es que eso ha sucedido (es un buen motivo para enfadarse, supongo), ni le has dicho nada que pueda ofenderle... Lo único que ha cambiado es que la última vez no traías ese coche, y hoy sí. Es decir, se ha enfadado porque has traído un coche muy chulo (normalmente más chulo que el suyo, al menos a juicio de la mayoría). Y para ser más precisos: Se ha enfadado porque has traído un coche que mola más que el suyo, al que considera el paradigma de la alucinancia. Y entonces te preguntas "¿Hay alguien ahí arriba? ¿No hay nadie a los mandos de la nave o qué?".

Pongamos otro ejemplo: Un día publicas en un foro, o en redes sociales, o donde sea, que en las últimas tandas hiciste un tiempo de X segundos. Y notas que desde entonces hay uno o dos personajes que estuvieron allí contigo y ya no te hablan, o que cuando lo hacen parecen tener un tonillo de rencor. ¿Qué coño les pica que no puedan rascarse ellos solitos? ¿Tal vez les he arruinado su negocio diario y les he dejado en la indigencia? ¿Han echado a su madre del trabajo por mi culpa? ¿Estuve hace poco en su casa y miccioné en su armario sin acordarme? (true story, aunque no era yo...). No. Entonces piensas en el acontecimiento que coincide con la ruptura de vuestra relación cordial: Publiqué un tiempo en circuito, con mi coche. Hummm, ¿Puede ser que él hiciera un tiempo peor con su coche? Te vas acercando al quid de la cuestión... Y efectivamente, el motivo del cabreo es que has mancillado sus aires de piloto invencible a tiempo parcial. ¿Vive de ello? ¿Es algo de verdadera importancia en su vida? Pues no, pero por algún motivo le ha sentado como si lo fuera, y ahora te odia. La próxima vez mide tus palabras, no vayas a chafar la megalomanía de alguno...

(Foto que no viene a cuento. Pero me lo invento: Tener un coche barato que corre no te salva del odio de estas personas, porque el día que les pongas en aprietos con tu caldero... conocerás toda su furia!)

Tras mucho pensarlo, y encontrarnos con estos fenómenos en repetidas ocasiones (durante ya muchos años), observamos que no es un estropicio aislado de un tipo de gente, sino que esta actitud desequilibrada se da entre la gente de muchos tipos, ricos y pobres, quemados y posturitas... en todos los ambientes relacionados con los coches parece haber gente así.

Nosotros conocemos a algunos, por supuesto, e incluso hemos tenido tentaciones de convertirnos en ellos en alguna ocasión concreta... Y por eso creo que podemos dar alguna pauta para entenderlos mejor:

El motivo principal es que proyectan su personalidad sobre su coche, y aunque eso lo solemos hacer todos en mayor o menor medida, el problema viene cuando a esa proyección se suman los complejos (de superioridad y de inferioridad sobre todo), y se deposita en ello sus esperanzas en la vida, o sus ilusiones más básicas. Y claro, eso no es bueno. Si tú estás con un amigo comiendo pipas en un banco, y haces la gracia de cogerle dos o tres y tirarlas al suelo, no te parecería razonable que dejara de hablarte. No es propio de una persona medianamente formada que el motivo de su enfado sea que le has tirado al suelo unas pipas en las que había depositado sus ilusiones, o que tuviera la esperanza de que esas pipas fueran las mejores del barrio, que la gente cuando le viese comiendo esas pipas pensara "miradle, es Juan Trompeta, ojalá yo algún día tuviese unas pipas como esas". Del mismo modo, no tiene sentido que si tú te sientas a su lado a charlar y sacas una bolsa de pipas de mejor marca, o más grande, él se pique contigo y te trate con rencor, porque estás dejando en evidencia su bolsa de pipas, porque su bolsa de pipas habla de él, y su bolsa de pipas era motivo de admiración para todos los que os rodean. Y ahora tú le has robado el respeto y la admiración de los que os rodean, con tu flamante puta bolsa de Pipas Facundo, mientras tu cara se llena de estupefacción y vergüenza ajena a partes iguales. ¡Es que lo escribo y me cabreo! ¡No tiene una mierda de sentido nada, pero es lo mismo con los coches!

(Foto que no viene a cuento, mi coche, mi novia de copi, yo conduciendo, y el Jarama de noche. Romántico, ¿verdad...?)

No importa nada más, lo importante son las pipas, o tu puto coche, sí, en el que te has dejado media vida ahorrando, y muchas horas de esfuerzo, pero que al final, te guste o no, es un coche. No es tu mujer, no es tu trabajo, no es tu casa ni es tu plan de pensiones, no es tu futuro, no es tu formación, no es tu matrimonio ni son tus hijos, no es la necesidad grave que tiene un conocido tuyo que lo está pasando realmente mal, no es tu salud, no es una enfermedad, ni la capacidad de poder mover los brazos, no es tu sustento económico (más bien lo contrario, por cierto), y a pesar de todo, te empeñas en perder la calma, la amistad, el trato y la educación con personas que no tienen la culpa de nada. ¿Vale la pena una amistad o la educación, o la tranquilidad, o no tratar bien a la gente porque otro tiene un coche mejor que el tuyo, o uno peor pero lo conduce mejor que tú, o simplemente cae mejor a la gente porque cuenta mejores chistes con su coche? Tú mismo.

Y lo dice alguien como yo, que ama los coches con locura, que se pasa horas y horas dedicado a cosas de coches por amor al arte, y que ha dedicado hasta ahora la mayor parte de su esfuerzo y su maltrecha economía a mejorar coches viejos por el que la gente no daría un duro. Y lo más gracioso, es que yo tengo un coche de hace 15 años que me ha costado 2.400 euros, con menos de 200 cv, y todavía te encuentras con gente que se cabrea contigo por tener este coche. Tocate los cojones mariloli.

De ahí a conductas como que te rayen un coche cuando no estás, que te pongan a parir a tus espaldas, que se inventen rumores, que le digan a otros cosas que has dicho de ellos que nunca fueron verdad, y otras muchas lindezas, hay un paso que hemos visto traspasar muchas veces. Todas esas conductas, además, demuestran una cobardía colosal.

(Foto de un coche muy chulo que hicimos en el taller, y que muchos conocéis. Tampoco viene a cuento, pero también mola.)

¿Y todo ese follón por un coche? Bueno, quien dice un coche, dice un blog, dice un tiempo en circuito, dice una reputación en un foro, dice el caer bien a la gente, o simplemente estar en un sitio concreto en un momento determinado. Todo ello, como veréis, cuestiones de vital importancia en la vida de un hombre... La vida de un hombre que cree que con su coche va a comprar la admiración de los demás, y que el afecto comprado con un puto coche es algo sólido sobre lo que construir su vida y relacionarte con la gente. Ya no es un pringado del que se ríen en la oficina, o en clase, porque tiene un cochazo, o porque tiene unas dotes de pilotaje invencibles. Eso le convierte en alguien al que todos debemos admirar, y por supuesto le permite tratar a los demás como seres inferiores. Bueno, de hecho, yo suelo pensar que la gente con más y mejores coches son mejores personas, necesariamente, las admiro y me encantaría no tener a mi novia, a mi familia, ni a mis amigos, por cambiarme con él, y tener su puto coche a costa de todo lo demás. Porque eso es lo importante en la vida. Con eso llegas lejos de verdad. Hay que joderse.

Pero tenemos buenas noticias: Todo esto, que da bastante pena, y que es sin duda lo peor de nuestra afición, tiene un lado muy muy muy bueno. Porque es una manera de suprimir gente que no te aporta nada en tu vida, de forma automática. Ellos mismo se irán de tu vida dando un portazo, y si tienes las cosas claras y la conciencia tranquila, tú no te preocupes, que gente así no te va a hacer ningún bien, y si la necesitas algún día la puedes encontrar a punta'pala. Te dará pena perder una amistad, pero pronto verás que era un poco ficción, y el hueco lo llenará gente que sí vale la pena de verdad, y que le da a las cosas la importancia que tienen, que te aprecia por lo que eres, y no por lo que tienes, y te respeta por lo mismo, que no quieren que seas su admirador o su discípulo, sino un amigo con el que compartir los buenos ratos que nos da esta afición.

Nosotros ya no nos preocupamos de esas cuestiones. Ahora tenemos a Aitor, con 6 años, que forma parte del equipo y se va a encargar a partir de ahora de las discusiones con este tipo de personas, de forma que se entiendan al mismo nivel de conversación, motivaciones y madurez. Para todos los demás, que son mayoría, todo nuestro afecto y respeto.

(Nuestro interlocutor para este tipo de discusiones. ¿Peleas de niños de 7 años? Toma, habla con Aitor.)

PD: No he escrito esto porque nos haya pasado nada recientemente con nadie, a ver si alguno se va a mosquear por una tontería. Enemigos nos salen todas las semanas por chorradas y ni nos damos cuenta de la mitad, o nos enteramos de rebote y nos entra la risa. Sigamos pasándolo bien, y usemos esta pasión para unirnos, no para dividirnos.

18 comentarios:

Rodri Mu Riv dijo...

Es la diferencia entre crecer juntos y ponernos la zancadilla... aunque no hay forma mas barata de deshacerse de alguien que no te aporta nada

Delco Octane dijo...

Esto es resultado de un ego desmedido, sin más. Yo siempre intento evitar a ese tipo de gente, que por cierto te la puedes encontrar en todos los tipos de ámbito. A estos individuos nunca les está demás una cura de humildad y si se quieren enfadar, que se jodan.
En la vida es muy importante tener claro un par de cosas: Si se te da bien hacer algo, siempre habrá alguien mejor que tú en eso. Si tienes algo que crees que es lo mejor de lo mejor, siempre habrá otro que lo tenga aún mejor. Es importante sentirse orgulloso de lo que uno tiene pero sin que esto te ciegue y te impida tener los pies en la tierra.
Como dice mi madre, el que se pica, ajos come.

bruno candel dijo...

Este caso ya lo tengo vivido varias veces con la tipica charla de coches en la que se miden los caballos y los euros por cv como si se midieran las p***as... y como mi coche es bastante humilde mi respuesta suele ser la misma... mi coche tiene 4 ruedas, chapa, motor y volante igual que el tuyo.... yo no veo tantas diferencias.. si necesitas presumir de cv o pasta que te ha costado el coche entonces tienes un problema...

juan zapata moreno dijo...

Brutal la comparación con las pipas, lo peor es que es así...que al final en un blog de coches tengas que acabar hablando de que lo peor que tiene esta afición es la gente es muy triste...pero no tienes mas que entrar en algunos foros y sin moverte de tu casa lo compruebas...sigo felicitandos por el grandisimo blog que tenéis, sois unos grandes!

Ander Arribillaga dijo...

es una pena lo de esta gente, pero como bien dice Delco Octane, esto pasa en todos los ámbitos. yo creo que tienen un problema de inseguridad, y que cuando alguien es mejor en algo en lo que se supone que destaca, pues le pica porque ya no destaca. no sé, yo lo veo así XD

Keitux1980 dijo...

Solo puedo decir que es un placer leer este blog hasta cuando no se habla de coche. Ni puto caso a las cosas que no son importante

Orazio dijo...

Este tipo de comportamientos creo que no son propios de un aficionado "auténtico", sino de alguien que proyecta sus carencias yendo de "machote guay" en cualquier campo, y que le ha dado por los coches como podía haberle dado por las canicas, o las pipas... Lo más valioso en este mundillo es la PASION, y esta no depende ni del dinero que se tenga, ni de la absurda escalada de caballos, ni del ruido que haga tu coche, sino de otro tipo de cosas que rápidamente sabemos detectar quienes tenemos esa PASIÓN, para así separar el trigo de la paja y quedarnos con la gente que de verdad vale la pena por su PASIÓN, y no por su coche, su pasta u otras chorradas de ese tipo.

Al verdadero apasionado se la pelan los caballos de tu buga, le importa un bledo si tu escape peta más, si no te gusta su coche, si te enfadas porque el suyo es más molón, o si eres el más rápido de tu portal...

Al verdadero apasionado lo único que le importa es disfrutar de los coches, sean clásicos o modernos, azules o rosas, rápidos o lentos, propulsión o tracción, y tendrá sus preferencias pero sin despreciar las de los demás. No necesita medirse en caballaje, ni en pasta, ni en piezas, ni siquiera en tiempos por vuelta, porque sabe que es AUTÉNTICO, su PASIÓN es de verdad y se basa sólo en eso. Pasión por el mundo del motor y RESPETO por todo lo que esto significa...

Miguel dijo...

Me parece un artículo muy interesante. Pero también me gustaría que se hiciese incapié en los casos contrarios; es decir, esa gente que tiene un coche "mejor" o mas potente, o que costó 20.000 euros mas que el tuyo, o que simplemente es mas singular o atípico que tu Peugeot 206 o tu Ford Fiesta y que te mira por encima del hombro a tu coche sin modificar (aún) por cualquier razón; a esas concentraciones, eventos, tandas en las que se ningunea al tipo con un coche poco potente que quiere simplemente compartir unas palabras con propietarios de coches mas caros que el suyo o a "clubs" de conductores que ningunean coches mas baratos sin saber que la pasión por el automóvil está por encima de su coche que aún no ha modificado (quizá porque no tenga tiempo, quizá porque no tenga dinero, quizá ambas cosas, quizá su coche potente esté en el taller o quien sabe que razón) y que, las ganas de conducir, de apretar el acelerador, de compartir palabras y experiencias con otros conductores o rodar en pista, aunque su coche con suspensión de serie y neumaticos 195/65/15 no ganen en tiempo por vuelta en la cola, son superiores al coche que tenga el resto.

De igual forma que "el coche poco potente" (no sabría como bautizarlo) no debería odiar al "coche potente", el segundo también debería mostrarse en infinidad de ocasiones mas amable y accesible con el primero, algo también poco frecuente ya que "quieren juntarse sólo con los de su clase social".

nachetetm dijo...

Hay mucha gente así, y como bien se comenta en el texto lo pueden hacer por un coche, por un novio/a, por que seas más guapo/a.... da igual, la gente envidiosa tiene que amargarse la vida envidiando a alguien, es superior a sus fuerzas. Dicho esto, y habiendo vivido en tres países diferentes, puedo comentar que si bien la envidia es universal, España es un punto negro donde las fuerzas envidiosas universales confluyen con gran intensidad.

noara08 dijo...

Me estoy dando cuenta que desde que os sigo,me estoy haciendo más maduro y mejor persona...Que sana es la fruta y su glucosa...
Yo personalmente cuando veo un trasto bonito y preparado con alguna chuchería no tengo reparo en decírselo, o si me veo uno en la carretera un gesto amable con el deo y todos tan felices,yo por verlo y el por qué se lo halla visto...un saludo a todos.

Sr.Kiwi dijo...

Por razones como la descrita en esta entrada, cuando alguien que no conozco o no tengo confianza me pregunta "¿qué coche tienes?" contesto "un Toyota de esos pequeños, de 2 plazas..." o "un kadett con 26 años y 247.000km que he reparado yo mismo..."; así evito envidias y gilipolleces de esas... Los que me conocen saben que mi mr2 lo compré por pasión, como la moto, y con eso me vale...
En ese sentido en el mundo de la moto hay más camaradería, o un menor porcentaje de idiotas de esos... Un saludo a toda la frutería.

Kimi dijo...

Yo creo que este tema trasciende de los que les gustan los coches y va más allá. Llega hasta cualquier usuario normal. En nuestra sociedad, el coche, es un elemento más que te identifica, te representa, e incluso que te define. Y eso es así para todos. Incluídos nosotros mismos. Sin saber quién va dentro, no nos imaginamos al mismo conductor si vemos pasar un Seat León FR TDI amarillo con las lunas tintadas, o si vemos pasar un Jaguar XJ verde oscuro. Por tanto, en parte, todos estamos alienados de tal forma que nos importa lo que nuestro coche dice de nosotros.

El problema viene cuando no eres capaz de generar una personalidad más allá de la que tú has intentado crear por los objetos que posees. Es en ese momento cuando un menosprecio (ya sea real o imaginario) sobre un objeto, te lleva a sentirlo como propio. Si te acercas a mí y me dices que mi coche es una mierda, probablemente responda con un sencillo "pues muy bien, a mí me gusta". Si se acercan a mí y me dicen "eres un mierda", lo más probable es que mi reacción sea completamente diferente, bastante más brusca y sobre todo, cabreado. ¿Por qué? Porque mi coche me encanta, pero es un coche. Lo que la gente opine de él, es algo que no altera mi dignidad. Sin embargo, si la ofensa es sobre mi persona, me duele o me enoja.

Por eso, cuando tu coche te respresenta, te define, corres el riesgo de que su estatus se convierta en el tuyo, y es probable que tengas todas las de perder. Porque si bien las personas son todas iguales, los objetos no. Siempre habrá un coche mejor, otro que haga mejores tiempos, otro más moderno e incluso alguno peor, que hace peores tiempos, que es más antiguo, pero cae mejor o llama más la atención.

Ese tipo de gente venera a su coche. Lo ama por encima de todas las cosas. Porque necesita preservar aquello que le sirve para construir aquello de lo que carece: personalidad.

Un saludo,

Kimi.

cheigs dijo...

Eso de enfadarse alguien por comprarme un coche X me pasó un un jefe hace muchos años...

Anónimo dijo...

Hola. Os llevo leyendo como un año o así y nunca me había decidido a comentar nada, pero creo que es el momento. A mí siempre me ha pasado lo mismo con los coches desde que tengo uso de razón. Cuando por fin me saqué el carnet y pude conducir el coche de mi padre(un cordoba tdi 130cv, no muy FW, pero es lo que hay), los propietarios barriobajeros de algunos coches me insultaban llamandome maricón porque yo los había adelantado. Y cuando no estoy al volante, se meten con mi aspecto fisico. Aprendí que aquella gentuza(no tienen otro nombre), la quería bien lejos, pero salen de debajo de las piedras y tengo una solución para eso: NO HACERLES NI P**O CASO. P.D: Seguid así, que me alegráis las tardes un montón. Un saludo

Luis_e92 dijo...

Muy buenas. Me he sentido plenamente identificado, sobretodo con el primer ejemplo. Esto de vivir en un pueblo de no más de 20.000 almas y comprarte un 325i e92 (estricto de serie, y sin pack M para colmo) es como hacer la selección natural automática de la gente a la que quieres en tu vida y la que no. La envidia, la ignorancia o yo que coño sé, pero para la gente que piensa en los coches como "electrodomésticos" ya no te mira igual. Conclusión, ni caso, que la gente te quiere de verdad, te querrá igual vayas con triciclo o un Aventador. Un saludo!

Anónimo dijo...

Excelente articulo con el que me e sentído muy identificado.Os leo desde hace años y eso me ayudo a decidirme,por lo que me e comprado un bmw de hace 15 putos años, invirtiendo todo lo que tenia para asi tener el coche de mis sueños (porcierto,primer coche a mi nombre) y me e encontrado con que gente que consideraba amigos,me han dejado de lado y criticado a mis espaldas (y de paso inventando como para escribir una novela...) en fin, por lo menos me libro de gentuza ;)

Carles20vt dijo...

Totalmente de acuerdo con todos, sobretodo con @Kimi.

Es cierto que esto no solo se da en los coches, se da en varios sectores. Desde la informática... cuando fui uno de los pioneros del Overclock... había cada pique en foros y chats (IRC, que tiempos xD) tan estúpidos e inmaduros como los que describís aquí.

Me gusta ver que detrás de este blog hay gente preparada, no en coches, si no en la vida. Madura vaya... Y esto se denota en varias entradas con opiniones que van a encajar mas o menos con lo que piensas, pero que suelen ser poco egoblogs.

Ya sois varios que habéis insinuado que el problema es la falta de valores, inmadurez, fragilidad emocional, falta de seguridad, etc que afecta a nuestra sociedad como uno de los peores cánceres en la sociedad, proyectando toda esa frustración en objetos. Sea un coche, un reloj, ropa, una casa, un trabajo, etc... todo es apariencia. Hay que hacer ver que estas en un estatus social X, que todo te va bien siempre, que estas por encima de los que antes eras como ellos (aunque estés peor que ellos realmente), estar constantemente proyectando una imagen de ti plastificada y artificial (Hola Facebook e Instagram?), y un largo etc...

¡La verdad es muy simple! Hay que ser feliz con lo que se tiene, mirar atrás de donde se parte y a donde se está actualmente, intentar compartir y ayudar. Esto aplicado en nuestro mundillo es simple... Puedes soñar con un M3 E30, pero no puedes tenerlo... no por ello odias al que si que lo tiene. Tienes tu SWIFT GTi y te lo pasas pipa con él, valoras lo positivo que tiene, lo negativo, eres consciente de ello y punto. Sabes que si algún día realmente puedes, vas a cambiar de juguete por otro con el que experimentar nuevas experiencias, nuevos retos, y que ese va a tener cosas mejor y peor que tu juguete predecesor. No por ello cuando tengas la oportunidad de ver, tocar incluso probar un M3 vayas a hablar pestes por envidia, o si viene en una quedada y lo mira mas pues no ser tu uno de ellos... incluso podría ser que el dueño del M3 venga a ver tu pequeño GTi por que siempre le gustó, le encanta la simplicidad y facilidad de todo, lo poco que ocupa en un carril, etc etc etc!!! Allí podrás distinguir quien es un falso enamorado de los hierros ya que lo tiene X por imagen/estatus, a quien lo es de verdad por que le gusta cualquier cosa que vaya con motor y 4 ruedas.

Ahora... si estas frustrado, inseguro, te sientes una mierda en tu intimidad, etc. No vayas a hipotecarte por un p*** hierrajo, comer sopas de sobre a escondidas para pagar sus reparaciones, ni solo sacarlo de paseo en quedadas para lucir... ya que solo en tu imaginación serás mas seguro, mas molón, mejor que todos... y cuando alguien te diga algo que te baje por segundos a la realidad lo hundas en la miseria. Es mas efectivo, barato, mejor en general para ti y para tu entorno que vayas a un psicólogo ;) Es muy probable que seas mas feliz y seguro igual sin tener nunca el M3...

Saludos y perdón por el tochaco, pero yo también estoy cansado de ver personajes de estos... y me enciendo xD

Anónimo dijo...

Acabáis de quitarme un peso de encima, de verdad.

Descripción de los hechos:

- Caldero humilla a TSI de 170cv.
- Caldero humilla a TFSI de 240cv.
- Caldero sigue sin problemas a un alemán de 300cv.
- Dejo de hablarte y llamarte.

Publicar un comentario

¿Alguna objeción, súplica o ruego?